Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Qué es SushiSwap: la criptomoneda nigiri hija de UniSwap

El éxito de Uniswap como DEX ha dado vida a todo un fenómeno liderado por SushiSwap y la descentralización ambientada en la cultura japonesa.


¿Comerse una pizza margarita o una barbacoa? En 2018 Hayden Adams combinó los mejores ingredientes que tenía para cocinar el exchange Uniswap. El invento funcionó a niveles increíbles. Lo que él no se esperaba es que le saliera un imitador otaku.

Dos años después de comenzar a trotar el unicornio, entró en escena SushiSwap, otro DEX con la misma apariencia, que prometía replicar el éxito de UniSwap y añadirle unas cuantas mejoras bastante jugosas. Era la pizza barbacoa, el nigiri de las criptomonedas.

Si no tienes ni idea de qué hablamos, es mejor que antes refresques el tema de la descentralización. Un exchange (DEX) no es más que una plataforma en la que se pueden intercambiar criptomonedas (token) de forma descentralizada. Es decir, vender y comprar sin intermediarios.

Los exchanges tradicionales están bastante centralizados y justo por eso son tan especiales UniSwap y SushiSwap; ambos por utilizar lo que se conoce como protocolo AMM —mucho más automatizado—, y el segundo por ofrecer incentivos más precisos.

Pero bueno, basta de cháchara. En este post queremos explicarte qué es SushiSwap, si se come, si está más rico con soja o si es mejor que te compres un perro o te montes un huerto. Chill, que solo hablamos de criptomonedas.

Origen de SushiSwap: la copia que terminó superando a la original

Todo comenzó un 24 de agosto de 2020. UniSwap llevaba casi dos años petándolo y los DEX parecían imbatibles. Ese día un anónimo que se hacía llamar Chef Nomi publicó el siguiente tuit (el mensaje que prendió el mercado).

Este individuo (seguramente un friki crypto o un desarrollador) anunciaba que había copiado al completo todo el código fuente de UniSwap para crear un nuevo token. Ojo, no era algo ilegal porque este otro DEX se mueve con un Open Source (WTFLP), como el resto de divisas.

Había nacido SushiSwap y también había comenzado la polémica. En esencia, este proyecto era idéntico al de UNI, con la única diferencia de que tenía un token distinto: SUSHI. Claro que el DEX era fácil de utilizar, pero es que no aportaba nada nuevo al mercado. ¿O sí?

¿Merece la pena SushiSwap?

En apenas 20 días la idea de Nomi conseguía atraer 1300 millones de dólares de TVL (valor bloqueado dentro de la plataforma). El token, SUSHI, pasaba de no valer nada a cotizar por encima de los 10 dólares durante el mes de septiembre. ¿Qué estaba pasando?

SushiSwap claro que era un plagio y claro que podía estar funcionando como un esquema Ponzi, pero su secreto no era el propio DEX. La clave estaba en SUSHI, una criptomoneda mejorada que fomentaba a los inversores a hacer yield farming ¡Voilà!

Esto no es otra cosa que apalancarse en distintas divisas para generar rendimientos. Es decir, comprar mucha criptomoneda, retenerla para que suba y volver a soltarla. El DEX de Nomi no solo animaba a hacerlo, sino que también recompensaba.

El truco estaba en que el protocolo recompensaba a los poseedores de SUSHI en los pools de lending/borrowing. Lo ganado se invertía en la gobernanza de la plataforma para transformarlo en los tokens que se quisieran. Muchos veían ahí un letrero gigante que decía: ESTAFA.

Nomi se forró y además literalmente. El 11 de septiembre de 2020 se puso el paracaídas y saltó del avión con nada menos que 14 millones de dólares. Sí, sí, hizo un exit como la copa de un pino y se largó con toda la pasta. Pasó el DEX a una empresa llamada FTX, y chao.

Y aquí es cuando llega el plot twist. A diferencia de lo que estamos viendo con los NFT, Nomi decidió devolver todo el dinero e ingresarlo en la tesorería de SushiSwap. ¿Arrepentimiento? No se sabe, pero consiguió apagar el incendio que había hundido SUSHI al dólar por token.

Así funciona SushiSwap: el nigiri por dentro

A grandes rasgos SushiSwap es un DEX con protocolo AMM. Eso quiere decir que permite el intercambio de criptomonedas, pero que lo hace siguiendo reglas descentralizadas. Deja a los algoritmos que trabajen con el conocido como CPMM (Constant Market Maker).

¿Qué hace de gasolina? Obviamente, los Smart Contracts. Al fin y al cabo no dejamos de hablar de una blockchain construida sobre la arquitectura de Ethereum. El usuario hace liquidity pools (bloquea divisas), gana SLP (Sushi Liquidity Pool), otro token, y paga comisiones.

Así ganan todos; los usuarios y los desarrolladores. Por cada operación —compraventa—, SushiSwap se lleva un 0,3% de comisión y transforma otro 0,25% de ese otro porcentaje en la recompensa de SLP que luego reparte a los participantes. Ojo porque las comisiones se pueden sumar.

Sin tener perspectiva ni estar muy ducho en las criptomonedas, te interesa saber que los tokens SUSHI y SLP son únicos de SushiSwap y que en Uniswap solo se ejecutan órdenes de mercado, mientras que en esta otra DEX se permiten las órdenes límite.

Si estás dudando de qué exchange elegir, te puede interesar esta, no por la posibilidad de intercambiar monedas, sino por participar en pools y hacer staking para elevar tu poder en la gobernanza del AMM. Ah, y porque es multichain y está operativa en Polygon, Binance y Fantom.

Cómo ganar dinero en SushiSwap

Ya lo hemos comentado pero no está de más repetirlo. El secreto de SushiSwap es el yield farming, y en este caso lo encontramos presente de tres maneras distintas.

  • Liquidity Pool: compras o vendes un token dentro de la plataforma y pagas una comisión del 0,25% que se divide entre los proveedores. El resto de usuarios del DEX se llevan un 0,05% distribuido de forma masiva.
  • Yield Farming: haces staking y yield farming mediante la herramienta SushiBar. Bloqueas los tokens y los metes en un sistema de préstamos para recibir a cambio xSUSHI. La idea es retener las criptomonedas para que aumenten de valor mediante la escasez.
  • Préstamos: a través de Kashi, la primera dApp desarrollada sobre BentoBox, ejecutas préstamos. Bajo este sistema la demanda de apalancamiento (compra) aumenta el endeudamiento, y por tanto tus rendimientos dependen de la cantidad de usuarios demandando.
  • NFT: SushiSwap ya está preparando el lanzamiento de Shoyu, una plataforma de compraventa de NFT integrada con sus propios mecanismos y protocolos descentralizados. Más incentivos para los usuarios.
  • DeFi: Onsen es una plataforma de financiación para proyectos DeFi. Incluye las propuestas dentro de un mercado interno para que los usuarios poseedores de SUSHI puedan respaldar y alimentar todas estas propuestas. Es una suerte de crowdfunding.
image.png

Los token SUSHI se crean a un ritmo de 100 criptomonedas por bloque. Actualmente cada divisa vale 3,43 dólares con un volumen de comercio en las últimas 24 horas de 197.842 millones de USD.

Posiciona en el número 136 de CoinMarketCap con una capitalización de mercado de 437 millones de dólares. El suministro circulante es de 127 millones de SUSHI; cifra que encontrará su límite en los 250 millones.

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS