Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Shiba Inu: la criptomoneda canina que acecha a Dogecoin

6 min

Tras Dogecoin otros perros de aspecto adorable han ido llegando al mercado de las crypto para reventar los precios con sus proyectos.


Si te decimos “perro” y “criptomonedas” seguramente Dogecoin será lo primero que se te venga a la cabeza. Es normal, esta divisa inspirada en la famosa raza de can fue la primera que probó la efectividad de los animales para atraer a inversores en el mercado descentralizado.

Sin embargo, con el paso de los años han ido apareciendo tras muchas alternativas similares. Hoy se habla tanto del proyecto de Billy Markus como de parientes tipo Doge Killer (LEASH), Kishu Inu (KISHU), EtherBone (ETHNB) o Dogelon Mars (ELON).

De entre todos estos perros, el que está llamando más la atención en 2021 es Shiba Inu (SHIB). Y es que, al margen de otros fenómenos increíbles del pasado, esta criptomoneda ha crecido en menos de doce meses más de un 2200%. Sí, sí, tal y como lo estás leyendo.

Si te hubiera dado por invertir 1000 euros el pasado enero en este token, ahora tendrías una cartera de más de 17.000 euros. Imagina cuánto dinero han hecho los inversores con más capital que se dedican únicamente a las criptomonedas.

Este crecimiento, salpimentado por la inestabilidad del mercado tradicional, la crisis de los semiconductores y otros factores externos, ha generado un FOMO imparable. Es decir, que los pequeños inversores han ido llegando por el “miedo a quedarse fuera”.

Hay algunos expertos que consideran a SHIBA un cúmulo de especulaciones más, y que pronostican su vuelta a la normalidad tarde o temprano. Lo asombroso es que su rally ya va para el año y no tiene pinta de que vaya a terminar pronto.

Por eso otros tantos se posicionan justo en el lado contrario. “Hay que darse cuenta de que lo que estamos viendo es el movimiento masivo de nuevos inversores en su entrada al mundo de las criptomonedas”, señala Ben Caselin, responsable de investigación en AAX.

En Cointelegraph llegan a afirmar que podría terminar incluso sobrepasando a Bitcoin si el efecto rebote en las altcoin por su repunte termina siendo lo suficientemente importante (ahora está por encima de los 60.000 dólares).

Por todo ello, en este artículo queremos ponernos al día con este fenómeno. ¿Qué es Shiba Inu? ¿Cómo funciona? ¿Ofrece algo realmente diferente en el mercado de las criptomonedas? Saca el collar y la bolsa de cacas y sigue leyendo.

shiba inu coinmarketcap

¿Qué es Shiba Inu?: un fenómeno imparable

Es el único nombre capaz de hacer pararse a la gente por la calle y de torcer los cuellos de miles de inversores al mismo tiempo. Todo lo que tiene de adorable la raza de perro japonesa lo tiene de temible la criptomoneda de moda.

Shiba Inu tiene su origen en agosto de 2020, cuando un ingeniero que se hace llamar “Ryoshi” decidió dar un paso al frente para competir directamente contra Dogecoin. De hecho, en su propia web oficial se autoproclaman como “asesinos de Doge”.

"Tenemos la capacidad de superar el valor de Dogecoin exponencialmente sin llegar a cruzar la marca de 0,01 dólares", recoge el "woofpaper" (vaya jueguito de palabras) de SHIB alojado en el sitio oficial del proyecto.

Sin llegar a las manos, formalmente Shiba Inu dice ser “un token meme descentralizado que ha evolucionado en un ecosistema vibrante”. Dejando de lado su propósito su origen, no ha habido otra campaña de promoción como la suya.

Al igual que otras divisas de corte humorístico, SHIB contó con la ayuda tanto de la prensa especializada (que la publicitó desde el amarillismo), como de dos grandes personalidades del mundillo: Elon Musk y sus tuits, y Vitalik Buterin.

La presencia del fundador de Ethereum aquí podría llegar a sorprenderte, pero lo cierto es que no hay duda de su interés por el proyecto. ¿Por qué? Bueno, Shiba Inu echó a andar con un increíble suministro de cerca de 1 cuatrillón de divisas. Hasta ahí todo bien.

El caso es que poco después de su creación los desarrolladores enviaron más de la mitad del circulante (más de 505 trillones de SHIB) a la dirección del mismísimo Buterin. Vaya casualidad ¿eh?

Nuestro fundador, Ryoshi, bloqueó el 50% en Uniswap, y luego ‘quemó’ la otra mitad al cofundador de Ethereum, Buterin, para su custodia”, justifican los desarrolladores en el sitio.

Todo ello ha disparado el valor de la criptomoneda hasta límites insospechados. ¿Qué hay de su objetivo? Para Caselin no es otra cosa sino un “fenómeno social” que tiene poco interés por añadir valor real a la industria de la descentralización.

Protocolo y algortimos de Shiba Inu: para qué sirve esta criptomoneda

En este apartado no hay mucho que mencionar. Tanto su protocolo de consenso como sus recompensas y demás variables blockchain son idénticas a las que utiliza Ethereum. En ese sentido se mina mucho más rápido que el bitcoin y goza de una mayor seguridad general.

Entre sus datos técnicos los responsables, eso sí, afirman que están trabajando para migrar hacia una red operada por PoS. Lo que no deja de evidenciar un conformismo sospechoso.

Dicha falta de originalidad a la hora de proponer algo nuevo para el ecosistema descentralizado (recordemos que cada altcoin llega con una promesa de futuro) es lo que hay llevado a pensar que se trata tan solo de un cúmulo de acciones en social media bien coordinadas.

Aún así el impacto de Shiba Inu en la comunidad no es inocuo. Los desarrolladores cultivan día tras día a la ShibArmy, una comunidad de “talentosos individuos” encargados de generar todo tipo de piezas artísticas sobre esta raza de perro.

Hablamos de una incubadora que ha llevado a Ryoshi a lanzar su propia propuesta de NFT con gran resultado. “Ayudamos a los inversores a encontrar las herramientas que necesitan para dar vida a su inspiración y perspectivas únicas”, señalan en la web.

Esta es otra forma de animar a otros a salir de los límites y las normas preconcebidas y experimentar lo que significa formar parte de nuestro movimiento descentralizado”. Sin tantas estridencias, Shiba Inu sirve para intercambiar otras criptomonedas. Vamos, para ganar dinero y especular.

A parte de eso, los desarrolladores también han pensado en un componente solidario. ¿Entre tanto meme? ¿De verdad? Sí. Se dedica un porcentaje de cada compra de SHIB a Amazon Smile, que canaliza en la Shiba Inu Rescue Association; una ONG que ayuda a centros de acogida de canes.

¿Dónde puedo comprar Shiba Inu?

Actualmente SHIB cotiza tanto en Binance como en Gate.io, OKEx, Huobi y otros exchanges conocidos. Por lo que no deberías encontrar ningún problema de compatibilidad. Entre los rumores también se menciona un intercambiador propio de Shiba Inu, pero aún no hay nada.

Debes saber que al comprar SHIB estarás metiendo el pie en ShibaSwap, el ecosistema cerrado de criptomonedas de perros en el que podrás generar (dig), almacenar (bury) o intercambiar (swap) estos tokens mediante un “sofisticado e innovador sistema de rendimientos pasivos”.

La plataforma además te dará un acceso más rápido y sencillo a los NFT temáticos de la ShibArmy, así como a otras herramientas interesantes para no perderse ni una novedad del fenómeno.

Shiba Inu tiene actualmente un precio de 0,00028 USD y un volumen de negocio de 1,4 billones de dólares. Se posiciona en el número 19 de la lista de CoinMarketCap con una capitalización de mercado de 11 billones de dólares. Casi nada.

SUSCRÍBETE

Al hacer “click” en la casilla “¡Síguenos!” usted autoriza el tratamiento de sus datos por XFERA MÓVILES, S.A.U. (YOIGO) con la finalidad de proporcionarle la información solicitada de recepción del boletín de Yoigo. Puede ejercitar sus derechos escribiendo a priva[email protected] Más información en nuestra política de privacidad.

LO + TOP

RELACIONADOS