Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Qué diferencias tienen Windows 10 y Windows 11 en PC

Microsoft sigue actualizando su famoso Sistema Operativo con pequeños cambios estéticos y funcionales que no siempre son muy visibles.


¿Quieres actualizar esto? ¿Deseas actualizar eso otro? Oye ¿hace cuánto tiempo no me actualizas? ¿Te suena? Tanto las apps del móvil como los programas del ordenador reclaman insistentemente su nueva versión. Sabemos que las actualizaciones son muy necesarias para protegerse de los ciberataques, así como para prevenir errores y bugs repentinos. Hasta ahí todo ok. Cuando Microsoft anunció el pasado agosto que Windows 11 estaba al caer para Pc, los usuarios de Windows 10 desconfiaron. ¿Realmente tienen diferencias notables o no merece la pena dar el paso?

La insistencia de los cambios y el historial de la compañía en lo que a actualizaciones se refiere les precede. ¿Quién no ha sufrido fallos inesperados en su PC después de ceder a las actualizaciones? Las incompatibilidades de drivers y otros componentes darían para un libro.

En este artículo vamos a contrastar las diferencias de Windows 10 y 11 para que puedas hacerte una idea de si realmente merece la pena actualizar ya el ordenador.

La primera diferencia entre Windows 10 y 11: lo que entra por los ojos

Windows XP ya cometió el error de no ser muy visual. En ese sentido podemos decir que Microsoft ha sabido enmendar su error para estar a la altura de sus competidores. Windows 10 ya es un sistema operativo muy potente en cuanto a diseño, pero es que Windows 11 va un paso más allá. Esta nueva versión modifica por completo la apariencia de todos los iconos de la home para hacerse más grandes y sencillos.

Se nota que han priorizado la experiencia de UX: te gustarán más o menos, pero son intuitivos y fáciles de utilizar. Además, ofrece más opciones de personalización: nuevos wallpapers y una barra de tareas centrada por defecto que se despliega para mostrar widgets y demás opciones.

No obstante, si estos cambios no van contigo, puedes dejar la apariencia que tenías con Windows 10.

diseño windows 11

Respecto a su programa predilecto de mensjería, Teams ha ganado la batalla a Skpye y ocupa en Windows 11 un espacio preferente con acceso directo.

Windows 11: más Apple y menos Microsoft

El principal competidor de Microsoft es Apple que, será más o menos fácil de utilizar, pero se ha ganado a pulso - y a imagen de marca - ser objetivamente más atractivo. La parte visual es muy importante en Windows 11, que quiere dejar de ser el patito feo de una vez por todos.

Y no lo hace solo con los iconos de las aplicaciones, sino que va más allá y transforma todos los detalles visuales que aparecen en pantalla. Podemos resumirlo en dos grandes aspectos: ventanas flotantes y bordes redondeados. Microsoft se despide de sus esquinas para rendirse a las curvas marcadas por Apple.

windows 11

La interconectividad en Windows 11

Windows 10 ya era bastante flexible en cuanto a código. Basta echar un vistazo a todos los adornos que han conseguido los aficionados a la programación durante estos últimos años. Pues bien: Windows 11 lo mejora todavía más.

Eso sí: habrá que esperar un poquito para verlo volar. En 2022 está prevista una actualización del nuevo sistema operativo que incluya nuevas compatibilidades con apps de Android. La novedad se suma al hecho de que ya se podía instalar Linux en Windows 10.

Y la cosa no termina ahí. Windows 11 también incorpora mejoras en el servicio de Xbox con funcionalidades como Direct Storage o HD. Como te podrás imaginar, esto va asociado a una nueva y mejorada tienda de Microsoft.

tienda windows 11

Ciberseguridad en Windows 10 y Windows 11

Desde un punto de vista de la ciberseguridad, es muy interesante actualizar a Windows 11. No te alarmes: si dispones de un buen antivirus y sigues las recomendaciones de prevención que indican los fabricantes, no deberías de tener ningún problema con tu Windows 10. Sin embargo, Windows 11 hace un gran esfuerzo por mejorar las barreras desplegadas a nivel de software.

El nuevo sistema operativo de Microsoft incluye funcionalidades que antes eran opcionales o directamente no estaban disponibles: el aislamiento basado en hardware (VBS), la integridad de código para el hypervisor (HVCI), o el secure boot, son algunas de ellas. No es tan importante saber cómo funcionan, como que van a reducir las probabilidades de que un hacker te haga el lío.

seguridad panel de control Windows 11

Rendimiento: el punto que te convencerá

Efectivamente: Windows 11 es más rápido que Windows 10. El nuevo sistema operativo gestiona los procesos apoyándose fuertemente en la memoria. Eso quiere decir que todo lo que ocurre en segundo plano ya no perjudica ni resta recursos a lo que demandan los programas abiertos en primer plano.

Tal y como explican desde Digitaltrends, eso quiere decir que, por ejemplo, Windows 11 es capaz de ejecutar Excel sin dificultades a pesar de tener una carga en el procesador del 90%. Estos beneficios se reflejan también en animaciones, reinicio y modo suspensión. “Según Microsoft, con la función de pestañas para dormir, puedes ahorrar 32% para memoria y 37% para uso del procesador. La última de las mejoras de rendimiento cubre las huellas de disco y las cachés del navegador”.

¿Merece la pena actualizar a Windows 11?

Esta es la gran pregunta. Nuestra recomendación es que esperes un poco más. A mediados de 2022 la compañía ya lo tendrá totalmente implementado y será el sistema operativo con el que salgan los ordenadores de las tiendas, por lo que ya estará funcionando a todo tren. Si te animas a dar el paso antes, es posible que encuentres una versión de Windows 11 que está lejos de dar todo su potencial.

No obstante, te interesará actualizar de Windows 10 a Windows 11 si:

  • Te apetece un cambio visual. Como te hemos mostrado, la apariencia de Windows 11 es mucho más atractiva y fluida.
  • Quieres más seguridad. Actualizar el sistema operativo te ayuda a lidiar con virus y evita que tenas que formatear el PC cada dos por tres.
  • Cumples con los requisitos. Sí, Windows 11 no es para cualquiera. Revisa si cumples con los requerimientos en esta tabla:

APARTADOS

ESPECIFICACIONES

PROCESADOR

1 GB o más, con dos o más núcleos en un motor de 64 bits

RAM

4 GB

ALMACENAMIENTO

64 GB o más

FIRMWARE

UEFI, compatible con Arranque seguro

TPM

Módulo de plataforma segura en versión 2.0

PANTALLA

Resolución HD (720p) o superior de más de 9 pulgadas en diagonal con canal de 8 bits por color

TARJETA GRÁFICA

Compatible con DirectX 12 o posterior, con controlador WDDM 2.0

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS