Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Curiosidades de Windows 11: el nuevo SO de Microsoft

11 min

La compañía se prepara para darle un suspiro a Windows 10 con una nueva versión que promete introducir cambios importantes.


¡Por fin! Han tenido que pasar más de cinco años para que el equipo de desarrollo de Microsoft diera el paso que millones de usuarios esperaban. El próximo 5 de octubre de 2021 Windows 11 ya será toda una realidad.

La compañía anunció la llegada de la nueva actualización el pasado junio, y durante el verano ha dejado vía libre a su testeo para aquellos usuarios más atrevidos. Sí, ya es posible instalarse la nueva versión, aunque eso implica asumir muchos riesgos.

Y es que aunque la presentación estuvo repleta de sorpresas y demostraciones sorprendentes, a nivel práctico Windows 11 todavía no ha salido completamente del horno. Eso sí, ya sabemos qué aspecto tendrá y cómo sabrá cuando lo haga en las próximas semanas.

Hablamos de semanas y no meses porque aunque las filtraciones de Windows Latest lo adelantaban a octubre o noviembre, y otros como Zac Bowden se atrevían a apuntar al 19 de octubre, la marca ya ha dictado sentencia.

Así, a lo largo del próximo año prácticamente todos los equipos vendidos en las tiendas de electrónica ya vendrán con el Sistema Operativo instalado, y que los demás podrán dar el salto siempre y cuando cumplan con los requisitos mínimos.

¿Qué necesito para instalar Windows 11?: todas las especificaciones mínimas

A diferencia de otras ocasiones, ahora la firma se pondrá más dura con los usuarios que quieran dar el paso a Windows 11. No tendrás problemas si has comprado tu equipo en los últimos cinco años, pero la cosa cambia para ordenadores más antiguos.

No nos inventamos nada. Entre los requisitos mínimos hay una china bien grande y dolorosa: el soporte TPM 2.0 y la compatibilidad con Secure Boot. Lo que tiene que ver con la RAM o l CPU siempre se puede subsanar, pero esto otro no tanto.

Vayamos primero a echar un vistazo a la lista completa de especificaciones. ¿Está tu ordenador listo para la actualización? Si no es así todavía tienes tiempo para cambiar de equipo o para comprar los componentes que te faltan.

  • Procesador: 1 GB o más, con dos o más núcleos en un motor de 64 bits.
  • RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento: 64 GB o más.
  • Firmware del sistema: UEFI, compatible con Arranque seguro.
  • TPM: Módulo de plataforma segura en versión 2.0.
  • Tarjeta gráfica: Compatible con DirectX 12 o posterior, con controlador WDDM 2.0.
  • Pantalla: Resolución HD (720p) o superior de más de 9 pulgadas en diagonal con canal de 8 bits por color.
  • Conexión a Internet y cuentas de Microsoft: como es habitual, para completar la configuración inicial del dispositivo y realizar actualizaciones posteriores se requiere de conexión.

Lo demás ya son cosas obvias que no están intrínsecamente relacionadas con Windows 11. Necesitarás un módem compatible con 5G si quieres esa velocidad, un monitor HDR para tal tecnología, o una unidad flash USB para BitLocker To Go en Windows Pro, entre otras cosas.

Si tienes alguna duda específica siempre puedes acudir a la web oficial de Microsoft donde se lista con pelos y señales todo lo necesario en la ejecución e instalación del Sistema Operativo. ¿Qué pasa con lo que hemos mencionado más arriba?

No podrás actualizar a Windows 11 en estos casos

Si tu ordenador es anterior a 2016 ya puedes ir olvidándote de actualizar. Fue a partir de ese año cuando se hizo obligatoria la implementación del TPM 2.0; un sistema de microchip que cifra y protege la información.

Si no estás seguro de qué año es tu equipo, puedes conocer en pocos segundos la compatibilidad. Solo tienes que entrar en “Ejecutar” desde la barra de búsqueda o con el atajo “Windows + R”. Ahí escribe el comando tpm.msc.

tpm Windows

En la parte inferior derecha de la pantalla deberías ver que el sistema está equipado con la versión 2.0. De lo contrario te tocará gastarte unos cientos de euros en un ordenador nuevo. Siempre y cuando quieras cambiar a Windows 11, claro.

Eso sí, en Amazon es posible comprar módulos TPM a buen precio, pero tendrás que saber cómo instalarlo. Lo de comprobar si tu ordenador lleva el componente aunque sea anterior a 2016 siempre es interesante porque hay muchas excepciones que pasan el filtro.

En lo que respecta a Secure Boot, este es un modo de arranque seguro del Firmware UEFI que se hizo obligatorio en Windows 8. Todo lo anterior quedará fuera del último lanzamiento de la compañía.

Principales novedades de Windows 11

Más potente —y fluido— mucho más racional y funcional, y sí, también notablemente más bonito. Hace ya tiempo que quedó atrás la época en la que el SO de Microsoft era el hazmerreír de los más techies por su aspecto tosco y anacrónico.

Windows 10 ya era bastante moderno en ese sentido, y Windows 11 lo será multiplicado en varios órdenes. Y es que con este cambio la compañía se arriesga y mucho. Cambia iconografía emblemática, mueve cosas de sitio y le da un empaque completamente distinto al sistema.

Para no hacerte muy pesado la lectura de todas las novedades, las vamos a listar en puntos más o menos resumidos. Ya habrá tiempo de trastear a fondo con todo lo que viene nuevo en la actualización.

Adiós a la barra de tareas tradicional

Windows 11 estrena lo que la firma ha denominado como Fluent Design. Esto es mucho más que un simple anglicismo. Supone un cambio radical en aspectos que creíamos inamovibles para el Sistema Operativo.

Y eso incluye, claro, a la barra de tareas. Esta pierde su localización habitual y pasa a ocupar la parte central inferior de la pantalla. Tanto el botón de Windows como el resto de accesos directos ahora se situarán en una posición similar a la de macOS.

barra tareas windows 11

Si no te convence, siempre podrás cambiarlo a su disposición original navegando entre las opciones de toda la vida que se desplegarán al hacer clic derecho sobre la barra. Pero la cosa no acaba ahí.

Pulsas sobre el botón de Windows y ¿qué te encuentras? La ventana de acceso ahora tiene forma rectangular y muestra los iconos en un orden completamente distinto; en la parte superior los pineados y en la inferior las recomendaciones (últimas abiertas).

La barra de búsqueda funcionará igual que en Windows 10 y te irá mostrando los resultados de forma dinámica a medida que vayas escribiendo. Ah, y desaparecen los Live Titles que nos acompañaban desde Windows 8. Dudamos que alguien los vaya a echar de menos.

Ventanas flotantes y bordes redondeados

Uno de los aspectos en los que más ha trabajado Microsoft con esta actualización es en los detalles visuales. Lo que hace que una experiencia sea agradable no son los efectos especiales ni las grandes novedades, sino el cuidado por lo pequeño y conciso.

Si ahora Windows 11 se parece más que nunca a la competencia eso es porque ha abandonado su enfoque utilitario para dejarse llevar —ligeramente— por el hedonismo estético. Eso se puede ver rápidamente nada más arrancar el sistema en dos frentes:

  • Ventanas flotantes: las ventanas que parte de la barra de tareas ya no se muestran como extensiones de la misma. Ahora flotan sobre el escritorio, dejando más espacio a su alrededor.
  • Bordes redondeados: ¿es Navidad? Sí, la compañía al fin ha escuchado a los usuarios eliminando esos feos bordes de anteriores versiones. Ahora las ventanas están acabadas en unos suaves y redondeados bordes que las hacen más estéticas.
diseño windows 11

Nuevos iconos

Modificar iconos clásicos siempre es complicado. Y si no nos crees puedes hacer la prueba tú mismo. Descárgate un pack de personalización en Android o personaliza las apps con los Atajos de iOS. Si te pasas de la raya te costará encontrar cosas como la cámara o la agenda.

Microsoft, sin embargo, ha conseguido alcanzar un equilibrio perfecto. Los iconos son distintos pero al mismo tiempo iguales. Es decir, que se les reconoce por sus colores y formas, pero no mantienen el empaque antiguo.

Algunos de ellos ya se les había podido ver tanto en Windows 10x como en la última etapa del propio Windows 10; otros serán completamente nuevos. En general son algo más coloridos y simples. Vamos, que confluyen y se funden casi de forma natural.

iconos Windows 11

La moda del multitasking llega a Windows 11

¿Has soñado alguna vez con poder hacer varias cosas a la vez? No hablamos de estar todo el rato minimizando y abriendo ventanas. Sino de trabajar como un auténtico programador o hacker que tiene varias pantallas.

Todo eso lo podrás hacer en un solo monitor gracias a la nueva tecnología Snap Layouts de la actualización. El multitasking ya existía en Windows 10 pero ahora es mucho más evidente y funcional.

Ya no solo podrás enfrentar una ventana con otra para moverte por las dos al mismo tiempo; ahora tendrás la posibilidad de repartir la pantalla en secciones como si fuera una tarta. Las ventanas adquirirán formas de mitades, tercios y cuartos para adaptarse.

multiasking windows 11

Si das con la configuración ideal para ti no tendrás que memorizarla cada vez que inicies sesión. Snap Groups recordará el orden de ventanas para ofrecértelo de forma automática y que siempre trabajes de la misma forma.

Y por si esto no fuera ya suficiente, Microsoft pone la puntilla de la fluidez con los escritorios virtuales; espacios en los que podrás aglutinar comandos y accesos sin saturar el principal.

Vuelven los widgets

Aparecieron, causaron polémica y desaparecieron sin dejar rastro. Ajá, no estaban completamente muertos. Microsoft recupera los widgets en Windows 11 pero ya no se parecen mucho a lo que conocíamos hasta ahora.

Son menos intrusivos, están mejor implementados, y lo más importante de todo, funcionan en sincronía con algoritmos de Inteligencia Artificial. ¿Recuerdas cómo funcionaba el feed de noticias en Windows 10? Eso se traslada ahora a todos los widgets.

Dicho en cristiano: el software se adaptará a tus hábitos e intereses para mostrarte siempre las herramientas más útiles en cada caso. Si no los quieres utilizar, no habrá más que ignorarlos sin mucha más complicación.

widget windows 11

Adiós Skype, hola Teams

La presencia de Skype en el Sistema Operativo de Microsoft es casi tan antigua como el primer iPhone. El programa de videoconferencias venía siempre preinstalado como principal apuesta de la compañía para la comunicación P2P.

Pues sorprendentemente Windows 11 rompe la tradición y deja a este famoso programa en un segundo plano. Lo que vendrá preinstalado con la actualización será en cambio Microsoft Teams, que ocupa el espacio vacío como verdadero protagonista.

En realidad no nos sorprende tanto después de ver el empujón que ha vivido esta herramienta durante la pandemia, y las funciones que ya integra de videoconferencia y chat. Es un todo en uno mucho más completo y funcional.

teams Windows 11

Microsoft Store se renueva: ahora más cerca que nunca de Android

No nos vamos a engañar. La tienda de Microsoft no era lo que se dice “agradable”. La intentabas evitar siempre que podías, y solo pasabas por ella cuando no te quedaba más remedio.

Con Windows 11 la cosa cambia y bastante. Microsoft Store se renueva dando un paso de gigantes tanto es aspecto como en funcionalidades y compatibilidades. Esto pasa por unos puntos clave que te dejamos a continuación:

  • Compatibilidad con más tecnologías para desarrolladores: PWA, UPW, EXE, MSI, Win32 y otras.
  • Pasarelas de pago propias: los desarrolladores podrán crear sus propias pasarelas para quedarse con los beneficios íntegros de las descargas. Esto no pasa en ninguna otra tienda virtual.
  • Más categorías: las películas, la música, las apps y los juegos están mejor separados e identificados. Las animaciones son más fluidas y vistosas, haciendo atractivo a un contenido que antes no siempre lo era.
  • Soporte nativo para Android: Sí, sí, tal y como lo oyes. Ahora podrás ejecutar apps del móvil en el PC como si fueran propias de este último. Es algo que ya estaba disponible en Chrome pero que ahora gana empaque con el SO.
Microsoft-Store Windows 11

Política de actualizaciones de Windows 11

Cuántas veces habrás oído eso de “no actualices el ordenador que se te va a petar”. Las actualizaciones de Microsoft no tienen lo que se dice una buena fama, y por eso esta noticia es quizás la más importante de todas.

Y es que Windows 11 solo se actualizará una vez al año. Se acabó lo de las notificaciones periódicas que te obligaban a reiniciar el sistema cada dos por tres. La compañía además ha confirmado que las versiones a instalar serán un 40% más pequeñas que antes.

¿Cuándo llegará la primera actualización? La verdad es que depende. Está previsto que la implementación de Windows 11 sea gradual y que para mediados de 2022 ya esté más o menos establecido. Es en ese momento cuando podría llegar el aviso.

Pero antes de eso habrá que probarlo desde un primer momento. Queda muy poco para que el nuevo Sistema Operativo salga al escenario y no podemos esperar a catarlo.

¿Conseguirá por fin consumar la revolución prometida? En Bloygo estaremos al tanto.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS