Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Qué es Tether: la stablecoin más famosa de las criptomonedas

6 min

En el mercado de las criptomonedas también existen ciertos remansos de paz para el ahorro que huyen de la volatilidad y la especulación.


Es el esperanto digital y el oro de las criptomonedas. Tether no está donde está solo por ser una de las stablecoins más antiguas del mercado, sino porque ha sabido colocarse en una posición privilegiada.

Para entender su éxito hay que prestar atención a dos características de este mundo: por un lado, que la mayoría de las divisas no se pueden adquirir directamente con dinero fiduciario (dólares, euros, etc), y por otro, que los valores son en general muy volátiles.

¿Qué pinta en todo eso el llamado USDT? Tether permite hacer de llave de paso para la compra de casi cualquier moneda y se puede conseguir directamente con dinero de “la calle”. Además, hace las veces de valor refugio.

Durante los periodos de inestabilidad financiera, los inversores suelen recurrir al oro para proteger su capital, porque este es estable en el tiempo y no depende de la ley de la oferta y la demanda.

Comprar oro no reporta beneficios a ningún plazo, pero tampoco implica riesgo alguno. Ese es precisamente el papel que cumplen las stablecoins en el mercado de las criptomonedas; no están sujetas a procesos de minería y por tanto no oscilan en el tiempo.

Ahora bien, si Tether es así ¿por qué entonces hay otras stablecoins? En el mundo real solo conocemos un metal precioso que hace las veces de valor refugio. Si al USDT le han salido competidoras es porque en los últimos años no ha demostrado ser precisamente transparente.

Si te interesa esta divisa y no quieres correr riesgos, sigue leyendo para conocer de dónde viene y hacia dónde va la quinta criptomoneda más importante del mercado.

El nacimiento de Tether

Todo está y siempre ha estado en el mismo concepto del Bitcoin. La filosofía Open Source y modular que imprimió Satoshi Nakamoto (y quienes estaban detrás del pseudónimo) permitió a otros ingenieros idear nuevas propuestas de valor.

En 2012, JR Willett, a quien hoy se le conoce como “el inventor de las ICO”, publicó un documento en el que demostraba la posibilidad de crear nuevas criptomonedas. Y vaya que si existía.

En esa época el ingeniero estaba trabajando en Mastercoin, una blockchain que servía como protocolo de comunicaciones para Bitcoin. La idea era permitir la ejecución de otros tokens sobre la divisa reina a través de capas.

Esto, que hoy está de sobra asumido, suponía toda una revolución por aquel entonces. Sobre ella aparecería en 2014 el proyecto Realcoin, una idea que aprovechaba el potencial de la red y que colocaba tanto a Willett como a Brock Pierce y Craig Sellars a las puertas del éxito.

La nueva moneda partía del protocolo Omni Layer, una evolución del trabajo de la Fundación Mastercoin que iba mucho más allá de la premisa inicial: la capa permitía realizar operaciones con representaciones de activos.

Es decir, que se podían generar, intercambiar, pagar y hasta canjear cualquier divisa haciendo apuestas en un plano simulado. Pero siempre sobre la tecnología propia del Bitcoin. En noviembre de 2014 Realcoin pasaría a llamarse Tether.

Nacía tanto la USDT que todos conocen, como sus hermanas stablecoins: la EuroTether (EURT) y la YenTether (YENT). Cada una, paritaria con una de las divisas fiduciarias de referencia.

¿Cómo funciona Tether?

El protocolo Omni permite a Tether solaparse sobre cualquier blockchain para operar mediante tokens representativos y aprovecharse de las ventajas que necesite en cada momento.

Hasta la fecha la divisa se ejecuta, obviamente sobre Bitcoin, pero también sobre Ethereum, TRON, Liquidity Network y EOS. Estas redes, que sí poseen sistemas de minado para generar monedas, alimentan al USDT, que carece de dicho motor.

Su funcionamiento es bien sencillo. El inversor introduce dólares en la cuenta bancaria de Tether Limited., y esta genera los USDT correspondientes a esa cantidad (se crean manteniendo la relación 1:1).

Si quiere recuperar el dinero, solo tendrá que volver a depositar los tokens en las mismas cuentas para canjearlos. Al hacer esto, la compañía destruye las divisas USDT para evitar que se produzca un aumento de la oferta y que disminuya la capitalización.

¿Por qué exactamente Tether?

Estable, paritaria y universal; esos fueron los tres rasgos que impulsaron a Tether hacia el olimpo de las criptomonedas. Bueno, y también que en 2017 dio el salto también a la red Ethereum como token ERC20.

Eso le dio el impulso que le faltaba para convertirse en la moneda de referencia que es hoy para el mundo del trading. Se calcula que entorno al 80% del comercio con Bitcoin está operado mediante ella.

¿Por qué tanto interés general? Dejando de lado su estabilidad como valor refugio y su flexibilidad de intercambio, Tether posee otras muchas características ventajosas para los inversores:

  • Protección: aleja tanto a los exchanges como a los inversores de la volatilidad del mercado. A los primeros les asegura un cierto nivel de liquidez y a los segundos una garantía frente a pérdidas.
  • Bajas comisiones: el envío de USDT está libre de tarifas y la transformación a otras criptomonedas o dinero fiduciario está sujeto a un cargo muy competitivo.
  • Concepción sencilla: su tecnología es increíblemente simple y permite a los exchanges integrarla sin muchos problemas.

Los problemas de los que hablábamos al principio de este artículo, que dieron pie a la aparición de otras stablecoins, tiene que ver con cómo se garantiza la paridad mágica de 1:1 con el dólar.

Y es que, para este tipo de monedas la transparencia es un aspecto vital; cómo se demuestra a los inversores que el respaldo el seguro, que la relación se mantiene y que hay una reserva de confianza para ello.

En el caso de Tether existe una web específica para dicho cometido, y se utiliza la Prueba de Reservas; un sistema que fusiona la contabilidad blockchain con la de las cuentas bancarias para garantizar la colaterización.

Es lo que se conoce como Equivalencia Tether, y lo que ha dado tantos quebraderos de cabeza a los responsables del proyecto.

La mano negra de Tether

Siempre han existido dudas sobre la paridad real de la moneda. En 2017 una caída de la relación muy por debajo de la divisa fiat estadounidense desató toda una polémica que derivaría en otros escándalos de hackeos, lavados de dinero y hasta auditorías inexistentes.

Hay quienes afirman que hoy un USDT no equivale a un dólar sino a unos 70 centavos. La relación sospechosa de Tether con el exchange Bitfinex y las distintas investigaciones de las autoridades reguladoras de Estados Unidos no ha hecho más que mellar la confianza.

A eso se suma el recelo de muchos analistas respecto a lo que consideran un peso demasiado grande en un mercado que podría acabar padeciendo cuello de botella si falla la divisa.

En el futuro cercano la compañía se verá obligada a presentar sus cuentas, pero no se sabe si eso será suficiente para disipar las dudas. De hecho, el último documento apunta una estabilidad en las reservas desde 2019.

Está inmerso en una transformación de liquidez clásica en la línea de los bancos comerciales tradicionales, no está sujeto al mismo régimen estricto de supervisión y divulgación que esas entidades", apuntan desde JP Morgan.

Lo cierto es que nada de eso ha impedido que en la actualidad a Tether tener una capitalización de más de 65.000 millones de dólares y un suministro circulante muy parejo, 30.000 divisas arriba o abajo. La moneda no tiene límite de flotante.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS