Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Mascotas y coronavirus: guía veterinaria para esta cuarentena

8 min

Según la OMS, las mascotas no transmiten el COVID-19, pero hay que seguir unas recomendaciones expertas para que el confinamiento sea más llevadero para ellas


El coronavirus ha conseguido algo impensable: todo el país está encerrado en casa y eso nos lleva a preguntarnos: ¿Cuál es la guía veterinaria infalible para llevar bien esta cuarentena si tenemos mascotas? Hablamos con Susana de Pedro, veterinaria especializada en comunicación y animales de compañía, para que nos ayude a hacer más llevadero el confinamiento.

Actualización 05 de abril: La OMS confirma la transmisión de humanos a otras especies

Recientes investigaciones aseguran que el coronavirus no nos puede ser transmitido por nuestros animales de compañía. Sin embargo, sí que se han registrado algunos casos en los que los animales han mostrado síntomas tras estar en contacto con personas infectadas.

Esto quiere decir que, lejos de plantearnos deshacernos de una mascota por miedo a que nos transmita el coronavirus, tenemos que plantearnos cuidados para evitar ser nosotros quienes contagiemos a nuestros animales.

De momento hay evidencia de que el virus COVID-19 podría pasar de humanos a pequeños animales como el perro, el hurón o el gato, siendo estos últimos los más perjudicados por los síntomas.

Adicionalmente, se ha reportado que en el zoológico de New York, dos tigres han presentado síntomas leves, como la tos seca, y han dado positivo al COVID-19 tras estar en contacto con un cuidador contagiado.

Pasear al perro: la gran excepción al confinamiento

Las excepciones por las que puedes salir de casa son: asistir a centros sanitarios, hacer la compra, ir a trabajar, cuidar a personas dependientes, ir a entidades financieras y pasear a tu perro. Cualquier otra actividad que requiera salir a la calle no es una justificación para la autoridad, que podría imponer penas de cárcel y multas hasta de 600.000 euros.

Las redes sociales, las reinas de la creatividad y el entretenimiento en estos momentos de confinamiento por el COVID-19, han acogido con humor la permisión de poder pasear a tu mascota en la calle y ya se han visto personas paseando arañas, radiadores eléctricos, rumbas, personas disfrazadas de Tyrannosaurus rex…

Aún así, las medidas restrictivas impuestas por las autoridades para detener la curva de contagios también afectan a la forma de salir a pasear con nuestra mascota. Por ejemplo, solo podrán ser paseos de la duración habitual para cubrir necesidades fisiológicas, no podrán ser paseos más largos de lo acostumbrado o una excusa para tomar el aire. Además, solo podrá ser una persona quien acompañe al perro.

Por otro lado, sí estará permitido salir a dar de comer a comunidades felinas o animales de protectoras.

Según la OMS, los animales no contagian el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud ha asegurado que “no hay pruebas” ni evidencias científicas de que los animales de compañía, como perros o gatos, puedan contagiar de coronavirus.

Las falsas creencias y bulos han hecho creer que el COVID-19 era una zoonosis, es decir, una enfermedad infecciosa que se transmite de forma natural de los animales al ser humano, y viceversa. Algunas de estas enfermedades son el ébola, la salmonelosis, la influenza o la tuberculosis. Pero la OMS ha desmentido que los animales, sobre todo las mascotas domésticas, puedan contagiar de este virus.

Estos bulos y fake news han provocado que, en Italia, uno de los países con más número de contagios y muertes por coronavirus, se hayan registrado más de 2.000 casos de abandono animal desde el inicio de la crisis.

España es uno de los primeros países en las listas de abandono de perros y gatos cada año. Por ello, los expertos prevén que los números de abandono de perros y gatos en España sean mayores.

Pero un perro dio positivo en coronavirus en China... y murió

En este punto queremos referirnos al mediático caso del perro pomerania que dio positivo en un primer test de coronavirus en China y que murió hace pocos días. ¿Es un paciente cero canino o una fuente de contagio? La respuesta es que no existió autopsia para demostrar que este perrito estuvo enfermo de coronavirus.

  • Este perro tenía 17 años, murió al ser un año mayor que la esperanza de vida máxima de su raza. Los pomerania viven, como máximo y salvo excepciones, 16 años.
  • Este perro no ha recibido una autopsia: por su edad, se intuye que tuviera patologías previas, pero se desconoce su causa de muerte ya que no se le hizo una autopsia. Es decir, no se puede afirmar que ha muerto por coronavirus.
  • El perro fue sometido a un test de COVID-19 después de estar en contacto con su dueña infectada y dio positivo en la superficie de su boca y fosas nasales. No hay evidencia de que el virus se hubiese anidado en su sistema. En un segundo test de coronavirus, tras ser aislado de la persona enferma, dio negativo.
  • Adicionalmente, la OMS ha descartado la zoonosis vinculada al murciélago y al pangolín.

Conclusión, no se sabe si el pomerania de las noticias padeció coronavirus. En los próximos días verás muchas noticias sobre él, pero según la OMS, no hay evidencia de que los gatos, perros y otros mamíferos contagien a los humanos con el COVID-19.

Vivir una cuarentena con tu mascota

Para hacer más llevadera la cuarentena a nuestras mascotas es imprescindible que salgan a pasear, juguemos con ellos dentro de casa y, si disponemos de él, estén en el jardín, patio y terraza durante las horas de sol. Así, evitaremos que sientan estrés por la clausura o cambien radicalmente sus rutinas diarias.

Además, también es un buen momento para enseñarles nuevos trucos. “Enseñarles trucos es algo que nos servirá de entretenimiento a ambos. Aparte de lo que muchos ya harán, como dar la pata o sentarse o tumbarse, podemos enseñarles a encontrar cosas por la casa, a jugar al escondite con nosotros…”, aconseja la veterinaria.

Ellos no entienden la razón de que estemos más tiempo en casa, pero disfrutan de esa circunstancia. Cualquier perro o gato es feliz si está cerca sus compañeros de dos patas. Esto no es un motivo de preocupación. Puede que cuando esto pase y todo vuelva a la rutina, nos echen de menos y tengan que volver a acostumbrarse a estar solos”, cuenta a Bloygo la veterinaria Susana de Pedro.

Las recomendaciones higiénicas para pasar la cuarentena con mascotas son:

  1. Lavarse las manos con agua y jabón después de haber paseado a nuestra mascota
  2. A la vuelta del paseo, limpiar las extremidades del animal con agua y jabón o con un desinfectante. Según Susana de Pedro, aunque se desconoce el tiempo que el coronavirus sobrevive en superficies inanimadas como muebles, ropa o asfalto, algunos estudios apuntan a que puede durar de 1 a 9 días en función de las condiciones externas. “Por este motivo, y dado que nuestros peludos están en contacto directo con el suelo de la calle, quizá sea recomendable desinfectarles las patitas antes de entrar en casa. Si se les resecan mucho, podemos usar después una crema hidratante o aceite de coco o argán”, aconseja la veterinaria
  3. Limpiar el hocico del animal
  4. Evitar que nuestra mascota toque a otras mascotas durante el paseo
  5. Evitar que nuestras mascotas toquen otros elementos, como barandillas o puertas, que podrían estar infectados durante el paseo
  6. No colocarles mascarillas, ya que les provocan estrés

En el caso del abastecimiento para el suministro de alimentos para animales, la gente ha actuado de la misma manera que para el suministro de alimentos. Además, los supermercados y veterinarios aseguran que “el abastecimiento de productos para nuestros animales está garantizado en la misma medida que para nosotros”.

Otra de las preocupaciones de las personas que tienen mascotas en casa durante la cuarentena es la disposición y apertura de clínicas veterinarias. El Gobierno ha dejado carta blanca a los propietarios de las clínicas para decidir si abrir o cerrar el establecimiento o el servicio a domicilio.

“Para la mayoría de los veterinarios, su código ético no le permitirá dejar de dar servicio a aquellos animales que realmente necesitan asistencia urgente. Siempre encontraremos un veterinario que nos pueda atender. Eso sí, con medidas especiales: petición de hora (para que no se acumulen personas en la sala de espera), desinfectando todo a la entrada, distancias de seguridad, solo una persona con cada animal…” dice Susana.

¿Los aplausos y homenajes vecinales pueden estresar a nuestras mascotas?

Como homenaje a nuestros servicios sanitarios, han aparecido iniciativas que nos piden salir a las ventanas a aplaudir por su labor. Pero ¿este ruido puede afectar al estrés de nuestra mascota como, por ejemplo, los petardos?

La veterinaria Susana nos responde a esta cuestión. “Si bien es cierto que hay animales que sufren con los ruidos tipo ‘petardos callejeros’, en esta ocasión no llegan a los decibelios que alcanzan en otras celebraciones, donde sí son un problema real”.

“Además, ahora las ventanas siguen cerradas y los aplausos en homenaje a sanitarios o algunas manifestaciones vecinales no son lo suficientemente grandes (por el momento), como para considerarlas un problema estresante para nuestra mascota. Si nuestro animal es especialmente sensible o si vive en una zona donde estas manifestaciones son muy ruidosas, siempre tenemos productos (algunos naturales), que nos ayudan a que ellos lo lleven mejor, siempre podemos preguntar a nuestro veterinario”.

En caso de síntomas o de un positivo en casa, ¿qué protocolo deberíamos seguir con nuestras mascotas?

La recomendación por parte de las asociaciones veterinarias nacionales e internacionales es clara: "en caso de que el dueño esté infectado, la mascota debe ser cuidada temporalmente por algún familiar o amigo sano en otro domicilio".

Los enseres (collar, correa, comederos, cepillos...) del animal deberán ser desinfectados o renovados por completo.

En el caso de no tener a nadie que pueda cuidar a nuestra mascota durante nuestro periodo de infección, hay que evitar tocar al animal, utilizar mascarillas en su presencia y no dejar que interactúe con otros humanos o animales.

Si estamos infectados debemos tener el mismo cuidado con nuestro perro como lo tendríamos al darle un objeto nuestro a otra persona: para evitar el contagio del virus que puede difundir un humano infectado, no debe tocar nada que vayan a tocar otras personas, incluido el perro o el gato. Nada más. Igual que no nos desharíamos de todos los objetos que tenemos en casa si nos infectamos de coronavirus, ni pensar en deshacernos de nuestra mascota, que sería una víctima inocente. Solo hay que tener cuidado, como el propio infectado, de que no entre en contacto con otras personas o animales durante el periodo en que su dueño esté sufriendo la enfermedad”, confirma Susana.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!