Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Entretenimiento

Estas eran las profesiones del futuro que se anunciaban hace 20 años. ¿Se han cumplido las predicciones?

7 min

En 1996 se imaginaron cuáles serían los trabajos con más salida y ahora, 24 años después, comprobamos si se equivocaron o no


Una de las obsesiones del ser humano es la de intentar avanzarse al futuro. Por alguna extraña razón, nos encanta imaginar cómo será la vida dentro de unos años y fantasear con las posibilidades que nos darán los avances científicos y tecnológicos en diversas áreas de nuestro día a día.

El cine y la literatura están plagados de historias donde sus protagonistas pueden viajar a través del tiempo, tanto hacia el pasado como hacia el futuro, siendo éste último el destino que más curiosidad genera. ¿Qué es lo que está por venir? ¿Qué nos deparará el mundo dentro de cien años?

Una de las tendencias es la de predecir cuáles serán las profesiones con más futuro dentro de unas décadas pero, ¿alguna vez te has parado a analizar si lo que aquellos gurús vaticinaron ha acabado por cumplirse? Ahora es tu oportunidad de comprobarlo. Analizamos cuáles son los oficios que hace más de dos décadas se predecía que lo petarían a día de hoy. ¡Veamos cuántos han acertado!

Adivinar cómo será el futuro

Las listas de los nuevos empleos y profesiones emergentes son algo que está a la orden del día, y más en una sociedad como la nuestra donde la evolución tecnológica marca el ritmo y las necesidades de sus habitantes. El mundo cambia tan deprisa que apenas nos damos cuenta y lo que hoy es indispensable puede que mañana tan solo sea un recuerdo más.

Si a eso le añadimos que muchas de estas predicciones están hechas con la realidad y recursos del momento, es decir, sin tener en cuenta que al llegar al presente los escenarios y circunstancias pueden haber cambiado mucho, nos damos cuenta de que es bastante difícil acertar con los vaticinios. Pero aún así se intenta.

Eso es lo que nos demuestra el tuit de este usuario que se ha hecho viral en las redes sociales por mostrar la portada de una revista editada en noviembre de 1996 (hace casi 24 años) que llevaba un titular como este: “Las 50 profesiones con más futuro”.

Pues bien, el futuro ya ha llegado así que prosigamos a analizar si aquello que incluyeron los redactores de la publicación tenía algo de razón o no.

*Ámbito de la investigación

Las profesiones que más se iban a demandar eran ingeniero en investigación, biotécnico y microtécnico, y la verdad es que mal encaminados no fueron. La sociedad en la que vivimos da mucha importancia al campo del researching aunque, desgraciadamente, muchas veces no se cuenta con los recursos económicos suficientes para ello. Sin embargo, su labor es clave para la evolución de los países y de nuestras formas de vida, cada vez más cómodas gracias a todos los avances que se producen.

*Ámbito comercial

En 1996 imaginaron que los técnicos comerciales, los directores técnicos comerciales y los directores regionales especializados serían puestos importantes y no se equivocaron. En este sentido, las compañías siguen manteniendo esta estructura jerárquica donde un líder organiza a los equipos y éstos se dividen el trabajo por áreas. De momento, nada ha cambiado en esta forma organizativa.

*Sector de la informática

El término “informática” ya nos indica que vamos mal. Hace unos años ese era el paraguas bajo el que se englobaban todo tipo de trabajos que tenían que ver con los ordenadores, ya fuesen programadores, diseñadores web, desarrolladores o técnicos de reparación. Lo que nadie podía imaginar entonces es que hoy esa palabra ya ni se usaría porque el sector se habría desmenuzado tanto que ya habría perdido todo tipo de sentido.

Para el público actual un desarrollador de webs no tiene nada que ver con un especialista en posicionamiento SEO (algo inentendible en 1996) o un programador. Aunque todo tenga relación a la comunicación en redes y al uso de ordenadores y portátiles, cada función tiene su especialización y se nos antoja imposible agruparlas todas en un solo término como en el pasado lo fue el de “informático”.

*Sector Industrial

En este caso los trabajos que se creía que iban a tener más demanda en el futuro eran técnico en logística, responsable de calidad, técnico de producción o responsable de línea y fabricación. Volvemos a encontrarnos con profesionales relacionadas con áreas que siguen existiendo (la logística, calidad o la fabricación en línea). Evidentemente, las formas de trabajo han evolucionado y todo se ha digitalizado de tal forma que los procesos son mucho más rápidos y fiables.

Los entornos industriales también han sufrido grandes cambios. La internacionalización del personal ha llevado a que los perfiles precisen de nuevas aptitudes que pasan por hablar más idiomas y tener disponibilidad para desplazarse de forma constante. Se trabaja de lo mismo pero de forma distinta, y esto es algo que seguramente continuará pasando en un futuro cercano.

*Servicios

Asistente de dirección, director de recursos humanos, jefe de mantenimiento, jefe de obras y jefe de formación. En este apartado sí que encontramos una gran predicción: la importancia que ha ido cobrando con el paso de los años el área de recursos humanos y de la formación.

A día de hoy, y cada vez más, las compañías ponen el foco en los trabajadores: no solo a la hora de elegirlos para ocupar un puesto sino cómo hacer que se sientan una vez entran a formar parte de una empresa. Los años han demostrado que cuanto más feliz es un empleado, más productivo es y rinde mejor. Por tanto, cuidarlo como un agente activo de la compañía es una de las tendencias actuales que ya este ránking vislumbró.

Por lo que se refiere a la formación, ésta es otra de las áreas donde más recursos económicos se están destinando en las empresas. Que los trabajadores se reciclen y aprendan nuevas herramientas de trabajo está a la orden del día (incluso hay compañías que pagan másters a sus empleados para que luego apliquen los conocimientos en su entorno laboral).

*Sector Financiero

Aquí hay algunos patinazos. En 1996 se creía que 20 años después necesitaríamos muchos responsables administrativos y financieros, controllers, analistas contables de subcontrata, directores de sucursales bancarias, corredores de seguros y asesores en jubilaciones. Lo que no se imaginaban en el pasado es que la tecnología agilizaría tanto los procesos que el número de profesionales necesarios en este ámbito sería menor que entonces.

Intuimos que tampoco imaginaban que cada vez habría menos sucursales bancarias ya que las apps y la banca online, además de los múltiples cajeros automáticos, suplirían las labores del personal. ¡Cosas de la modernidad!

*Periodismo y publicidad

Este es uno de los sectores que más ha mutado y en el que ha aflorado nuevas categorías de trabajo. Las predicciones pasadas decían que lo que más se pediría a día de hoy son técnicos de relaciones públicas, mánagers de medios, brokers de información, periodistas todoterreno, escritores en cadena y redactores online.

Vale decir que no iban nada mal encaminados, tan solo erraron en las nomenclaturas. Los redactores online se han convertido en la clave para los medios de comunicación escritos que funcionan gracias al uso de CMS's y programas de edición donde publicar noticias desde cualquier lugar. En el caso de los escritores en cadena se trata de las figuras de copywriters que tanto piden las empresas para que creen contenido sobre una marca concreta, ya sea para la propia web, para blogs, fichas de producto, etc.

Lo de periodistas todoterreno hace referencia a la tendencia a la no-especialización que se ha llevado desde hace unos años. Lo que se busca son perfiles que puedan escribir un texto, locutarlo, editar la pieza de vídeo y además conseguir que tenga miles de visitas moviéndolo en redes. Lo de bróker de información sigue siendo todo un misterio…

*Otras profesiones con futuro del pasado

Fuera de las categorías mencionadas, hay un listado de profesiones que se vislumbraron con futuro y que, efectivamente, a día de hoy tienen gran peso. Ejemplo de ello son los psicoterapeutas para tratar el estrés. Hace 24 años no se hablaba ni de estrés ni de ansiedad. Tampoco llevábamos el ritmo de vida frenético que llevamos a día de hoy ni sabíamos lo que era estar constantemente conectados al móvil. Así que pronosticar que harían falta profesionales que ayudasen a lidiar con estas afectaciones de la salud mental es todo un logro.

profesiones

Otro acierto son los enfermeros para atender a la población anciana. Cierto es que cada vez la esperanza de vida es más alta con lo que nuestras sociedades son más viejas. Sin embargo, y aunque esa fuese una profesión de futuro, los sueldos y condiciones laborales de estos profesionales no están a la par con la labor que hacen. Y eso, probablemente, era un dato con el que no contaron al elaborar el listado hace unos años.

Los acompañantes turísticos autónomos no acaban de encajar con ninguna figura actual pero podrían ser una mezcla entre los guías turísticos y los alojamientos Airbnb (algo que sí que resultaba inimaginable en el pasado). Lo mismo ocurre con los instructores de deportes suaves para practicar a las salidas de los trabajos. En esta época el yoga, el pilates y el body balance son las prácticas suaves por excelencia aunque cada vez se practican más a través de tutoriales y apps que de monitores presenciales. ¡Así es cómo ha evolucionado todo!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!