Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Entretenimiento

El arte de resucitar a actores muertos para nuevas películas

5 min

La tecnología CGI permite devolver a la vida a los fallecidos y rejuvenecer a los que aún están vivos


Contactar con el más allá y hablar con los muertos es algo que siempre ha atraído al ser humano. De momento, no hay ningún método científico que permita entrar en contacto con fantasmas, pero en el caso del cine han encontrado una fórmula para devolver a la vida (en sentido figurado) a actores que han fallecido.

El avance de las nuevas tecnologías ha permitido desarrollar un sistema por ordenador llamado CGI que da la posibilidad de recuperar la presencia de artistas que nos han dejado e insertarlos en nuevos films. Y parece que dicha tecnología está en auge.

A continuación, repasamos un listado de actores que murieron antes de terminar una película pero que acabaron apareciendo en todas sus escenas, así como los planes de futuro para volver a contar con leyendas del cine en nuevos films.

James Dean, el eterno rebelde que amenaza con volver de entre los muertos

Dicho así, suena bastante a la trama de cualquier episodio de Black Mirror. Pero no, esto es real como la vida misma. La última noticia que nos ha llegado hace unos días es la de que James Dean podría volver a protagonizar una película en breve. Teniendo en cuenta que lleva muerto desde 1955, el asombro que ha generado es lógico.

La productora Magic City Films ha confirmado que han obtenido los derechos de imagen del icónico actor para recrearlo, gracias a la tecnología CGI, en una nueva película. La cinta se llamará Finding Jack, se situará en la época de la Guerra del Vietnam y James Dean dará vida a un personaje secundario llamado Rogan.

"Buscamos por todas partes el personaje perfecto para representar el papel de Rogan, que tiene unos arcos de carácter extremadamente complejos, y después de meses de investigación, nos decidimos por James Dean.", explicaban Anton Ernst y Tati Golykh, los responsables de Magic City Films y directores de la peli.

¿Cómo conseguirán devolver a la vida a James Dean? A través de un sistema llamado CGI con el que usarán viejas imágenes y vídeos del actor, que murió a los 26 años en un accidente de tráfico.

james dean

¿Qué es el CGI y cómo funciona?

Llegamos a este punto, es preciso explicar qué es la tecnología CGI y qué poder tiene para poder revivir en la gran pantalla (por ahora) a famosos que han muerto. Hablamos de una plataforma basada en imágenes generadas por computadoras (CGI por sus siglas en inglés) que precisa de dos ingredientes para funcionar: una persona muy parecida al fallecido y fotos e imágenes de éste cuando estaba vivo.

Lo primero es dar con esos sujetos que tengan no solo una similitud en el aspecto físico sino también en la forma de moverse y en su lenguaje corporal. Así se podrá recrear el rostro del artista desaparecido con mayor exactitud. Una vez se tiene localizado a ese doble, se le debe someter a un estudio recubierto de luces LED en el cual unas cámaras le tomarán imágenes en distintas condiciones de luz, ángulos y posturas. De esta forma, se podrá proceder a la elaboración de para un mapa digital de su rostro y fusionarlo con el del actor en cuestión.

Hay que tener en cuenta que la persona que haya sido seleccionada se convertirá en una especie de marioneta que tendrá que imitar las posturas que hacía el artista desaparecido. Más tarde, su rostro será sustituido por el del famoso fallecido.

Esta es la parte práctica del uso del CGI pero a nivel legal, ¿cómo queda la cosa? Pues bien, quienes usan esta tecnología se amparan en una antigua ley californiana de 1984 que establece que los estudios pueden valerse de los acuerdos de cesión de imagen de los actores y actrices en determinados papeles de su pasado por un máximo de 50 años después de su muerte. En la actualidad, además, se ha ampliado ese plazo a 70 años para equipararlo con los derechos de autor de obras como películas o libros.

Vale, ya tenemos la imagen salvada pero, ¿y la voz? En el año 2016, Adobe desarrolló un software con la capacidad de imitar la voz de una persona a partir de unas pocas grabaciones. De esta forma, la recreación toma un realismo que hace unos años era impensable.

Paul Walker y Bruce Lee, dos estrellas que vuelven a brillar después de muertos

A pesar del impacto mediático que ha tenido saber que James Dean volverá a rodar una película, ya hay casos donde la tecnología CGI ha entrado en juego. Sin ir más lejos, Paul Walker fue recreado de esta manera después de fallecer en un accidente de coche mientras rodaba Fast & Furious 7.

De hecho, en el caso de Paul Walker se combinaron dos elementos clave: el uso de la tecnología CGI, con 350 tomas, y la participación de sus hermanos como dobles para poder terminar las tomas que faltaban. Y funcionó muy bien. Tanto que se baraja la posibilidad de que aparezca también en la nueva película de la saga de Fast & Furious que se prevé estrenar en mayo del 2020.

Otro de los mitos del cine que también se ha podido recrear gracias a CGI fue Bruce Lee. El especialista en artes marciales murió en 1973 poco antes de estrenarse su última película. Sin embargo, y gracias a los avances tecnológicos, pudimos verlo de nuevo dando patadas al aire en un anuncio del whisky Johnnie Walker.

Otras resurrecciones en la gran pantalla

La tecnología CGI se usó por primera vez en el año 1974 para la reconstrucción digital de El Hombre Nuclear. Y aunque ahora nos suene a novedad gracias a la idea de recuperar a personajes tan icónicos como los mencionados, en el cine ya se ha usado en diversas ocasiones.

De hecho, Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, pudo aparecer en toda la película de El Cuervo gracias a la plataforma CGI. Corría el año 1993 cuando el joven, de 28 años, fue disparado de forma accidental en el set de rodaje. El arma no debía estar cargada pero, sin embargo, había una bala que fue la que terminó con la vida de Brandon.

La cara de Brandon Lee fue superpuesta a la de un doble gracias al retoque digital, y la película se convirtió en una de las cintas de culto debido, en gran parte, al misterioso accidente que mató a su protagonista.

Peter Cushing volvió a la gran pantalla dos décadas después de su muerte para recrear el papel del Gran Moff Tarkin en Star Wars. Y en el caso de Oliver Reed, se usaron las mencionadas técnicas digitales para que salvar las escenas que había dejado a medio rodar cuando murió inesperadamente durante la producción de Gladiator.

Teniendo en cuenta que gracias al CGI se puede devolver a la pantalla a quien queramos, no sería de extrañar que los nuevos estrenos de cine contasen con cameos de Paul Newman, Marilyn Monroe o cualquier estrella que, por desgracia, ya no está con nosotros.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!