Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

¿Mi móvil tiene un virus?: pistas para saberlo y actuar

6 min

Las señales pueden ser muy sutiles pero si estamos infectados con un malware iremos perdiendo rápidamente prestaciones básicas del día a día.


Todo un clásico: no te has instalado ningún antivirus desde que tienes el smartphone porque lo consideras algo inútil, te descargas de todo y sueles navegar de vez en cuando por internet sin saber ni siquiera lo que es el protocolo https. Pues bien, seguramente tu móvil tiene un virus.

Y decimos uno por no decir decenas. Si todavía puedes seguir utilizando el dispositivo es porque ninguno de esos malwares es muy grave. Los hackers ya no son como los piratas de antaño, y ahora saben desarrollar programas maliciosos que pasan casi desapercibidos.

Podrían estar robándote datos, metiéndote publicidad a cascoporro por todos lados o reduciendo ligeramente el rendimiento de la GPU y tú no te darías ni cuenta. ¿Para qué hacer nada si esto no me impide seguir el día a día con normalidad?

Pues porque a la larga terminarás con un zapato incapaz de cargar el apartado de los Stories de Instagram. Esto es un proceso acumulativo parecido al que sufrió el Titanic: al principio el agua no llamó la atención, pero el peso de toneladas de ese líquido terminó partiendo el barco.

El primer virus de móviles

Tal y como explican desde Avast, durante mucho tiempo, los virus para móviles se consideraron algo así como un mito. Sin embargo, este se derrumbó cuando un grupo formado por hackers checos y eslovacos denominado 29a creó un virus llamado "Cabir”.

Este malware se envió a varios laboratorios de ciberseguridad para ser estudiado, y lo que descubrieron sorprendió a toda la comunidad profesional.

Cuando se instalaba, el virus, un gusano de red, infectaba los sistemas operativos Symbian y Series 60 a través de una conexión Bluetooth activa y mostraba la palabra «Cabir» en la pantalla del teléfono infectado”, explican.

Desde entonces el mundo de los malwares o virus para móviles ha explotado brutalmente. A ver qué hacker querría perderse un mercado de potenciales víctimas formado por más de 7 billones de dispositivos (“trillions” en inglés).

Lo que queremos hacer en este post no es explicarte cuántos tipos de amenazas hay, sino enseñarte a pillarlas. En esencia, responder a la siguiente pregunta: ¿cómo se si mi móvil tiene un virus?

Virus de móviles más peligrosos en los últimos años

Vayamos al grano. Troyanos, ransomwares, spywares, gusanos; da igual porque todos tienen el mismo objetivo. Y no es otro que tocarte las narices día y noche hasta que termines tirando el móvil a la basura.

En los últimos años han destacado varios en las distintas categorías que tienen pilladas las empresas de antivirus y los informáticos especializados en ciberseguridad:

  • BeitAD: Adware que lo petó en 2019 por dejar frito Android con una borrachera infinita de anuncios. Este plug-in estaba en todas las apps desarrolladas por la asiática CooTek y llegó a infectar unos 440 millones de dispositivos en todo el mundo.
  • System Update: troyano casi invisible que este 2021 ha dado más de un quebradero de cabeza a los habituales de las APK. Es el más moderno de estos malwares hasta ahora porque funcionaba de forma remota y era capaz de tanto robar información como de hacer fotografías o de encender el micrófono. ¡Se hacía pasar por una actualización!
  • FluBot: el malware protagonista del año es un troyano que se hace pasar por la app oficial de FedEx y acaba instalado vía enlace sospechoso de SMS. Este troyano se estima que ha afectado a unos 11 millones de teléfonos en España (el 25% del total). Roba, entre otras cosas, dinero.
  • ZooPark: este spyware consiguió atemorizar a todo Oriente Medio propagándose como la pólvora a través de Telegram y canales de noticias falsos. Fue descubierto en 2018 por Karspersky, pero en ese momento ya llevaba tres años evolucionando y perfeccionándose. Es capaz de manipular absolutamente todo.

Como ves en el mercado de los virus para móviles no solo nos encontramos con malwares inocentes pensados para ralentizar. El peligro esta ahí, esperando a que cometamos cualquier error para cazarnos y arruinarnos la vida.

Por todo ello es importante que mantengas un ojo puesto siempre sobre algunas señales claras que indican la presencia de malware. No decimos que te pases el día paranoico y obsesionado, pero sí que tengas un poco de cuidado.

Cómo saber si mi móvil tiene un virus

Basta con detectar algo raro, cualquier cosa, para saber que tenemos a un intruso en el móvil. Da igual que no sepas de qué malware exactamente se trata, porque lo que terminaremos haciendo es intentar destruirlo o eliminarlo.

Eso aclarado, hay indicativos claros de que tu dispositivo podría tener un virus:

Bloqueos sospechosos: en otro post anterior ya te hablamos de la posibilidad de que se te cierren las apps por culpa de la falta de memoria. Pero es posible que también se deba a un malware. Especialmente si te ocurre de forma muy recurrente.

Ventanas emergentes: son la señal más clara de la presencia de adware. Si cada vez que navegas por Internet te pasas más tiempo cerrando estos pop-ups que haciendo cualquier otra cosa, sospecha. Estos malwares se dedican expresamente a meterte publicidad en el SO.

Sobrecoste en la factura: sí, tal y como lees. Hay algunos troyanos que se dedican a mandar SMS de tarifa premium para dejarte la cartera bien limpia. Si detectas un gasto inusual de teléfono y la operadora no conoce el motivo, ten claro que es un virus.

Consumo excesivo de datos: los spywares son capaces de controlar tu móvil a distancia. Eso implica que podrían dedicarse a ejecutar tareas en segundo plano de forma indiscriminada. Y claro, en el proceso tus datos se irían por el desagüe.

Aplicaciones extrañas: estos mismos virus que te disparan el consumo también son capaces de instalarte apps a placer. Obviamente se trata de malwares camuflados de aplicaciones. Si ojeando tu móvil descubres una instalación no autorizada enciende todas las alarmas.

Agotamiento inusual de la batería: casi todas las actividades de los malwares provocan un aumento del consumo de la pila. Es normal, hablamos de operaciones adicionales a las que realizas en el día a día que necesitan de recursos para completarse.

Sobrecalentamiento: es una consecuencia derivada de lo anterior. El procesador funcionará sobrecargado y eso terminará por calentar más de lo normal el hardware. El sobrecalentamiento puede tener muchos orígenes, y uno de ellos es la presencia de virus.

Si has notado algo de esto en los últimos días no dudes en actuar. Hazte con un buen antivirus, actualiza todas las aplicaciones y el Sistema Operativo, y reza por que el barrido termine con el malware.

Ah, y no creas que por tener un iPhone estás libre de peligro. Es verdad que iOS es mucho más seguro que Android, pero eso no significa que sea totalmente inmune. De hecho los hackers se esfuerzan mucho por tumbar las barreras de la manzana.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

Al hacer “click” en la casilla “¡Síguenos!” usted autoriza el tratamiento de sus datos por XFERA MÓVILES, S.A.U. (YOIGO) con la finalidad de proporcionarle la información solicitada de recepción del boletín de Yoigo. Puede ejercitar sus derechos escribiendo a [email protected] Más información en nuestra política de privacidad.

LO + TOP

RELACIONADOS