Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Estos malos hábitos están estropeando la batería de tu móvil

7 min

Es el componente de los smartphones que más rápido se estropea porque apenas recibe mantenimiento y se suele maltratar mucho.


¿Alguna vez te has preguntado si realmente sabes cómo cuidar la batería de tu móvil? La respuesta seguramente sea negativa, y aún así la mayoría creen que ese componente se regula y protege solo.

Nadie niega la obsolescencia programada y la calidad intencionada de los materiales con los que se fabrican los terminales, pero no se puede negar el papel que tienen nuestros hábitos en su ciclo de vida.

La mayoría de consejos, trucos y tradiciones que conocemos respecto a las baterías derivan de mitos, habladurías y hechos que prácticamente nadie ha probado nunca con base científica. Y no precisamente por casualidad.

Más de uno y de dos prefieren pagar los 50, 60 o 70 euros que cuesta cambiarla por una nueva, antes que estar los dos o tres años que durará el dispositivo siguiendo ciertos hábitos de mantenimiento.

Nosotros, sin embargo, somos más de la economía circular, de prolongar la vida de la tecnología lo máximo posible y de huir del consumismo desenfrenado. ¿Que es más recfacherito tener el último modelo de iPhone? Puede ser.

Pero aquí hablamos de cuidar la batería, el bolsillo, el medioambiente y nuestra conciencia. Y si nada de eso te convence, has de saber que todo esto no requiere ningún tipo de inversión. Sigue leyendo y deja que te convenzamos.

Cuando la batería está en las últimas

Lo más obvio y primero que notarás para empezar a sospechar es que la batería ya no te dura lo mismo que antes. Si antes la carga de la noche te daba para aguantar todo el día, ahora tienes que andar constantemente con el cable en la mochila por si acaso.

Puedes salir de dudas consultando el propio estado de la batería en la configuración del teléfono. En iOS llegarás ahí desde el apartado general de Ajustes y en Android desde “Salud de la batería”.

En ambos casos menos de un 80% de capacidad máxima será preocupante.

salud batería iphone ios

Es cierto que la degradación no tiene porqué deberse a un mal uso de la batería; se produce de forma natural con el tiempo. Lo que sí hemos podido hacer es acelerar el proceso recurriendo a algunas prácticas dañinas para el componente.

Otras razones menos evidentes de una mala batería

Hay otras muchas señales que indican la presencia de una batería dañada. Desde que el móvil se apague con más de un 20% de carga, que se descargue mucho más rápido de lo normal, hasta que nunca llegue a cargarse del todo.

Cualquier cosa rara que te haga sospechar será motivo de alerta. Y ya no hablamos, claro, de señales físicas.

Si has sido tan valiente —por no decir otra cosa— de aguantar tanto hasta convertir el móvil en una sandía, entonces no te extrañará tener que tirarlo a la basura.

Una batería comienza a hincharse cuando las reacciones químicas de su interior fallan. El componente crece y crece hasta terminar de romper la carcasa trasera del móvil. No hace falta que te digamos que corres un gran peligro si la sigues utilizando.

Normalmente solemos oír hablar de móviles incendiados en casos de fallos del fabricante. Pero que acabes aquí con el teléfono en llamas sería responsabilidad completamente tuya.

Antes de llegar a una situación así, prueba a ser más cuidadoso con lo que haces y dejas de hacer.

Cargar el móvil por la noche y otras leyendas

Es uno de los mitos más famosos: “si dejas cargando el móvil por la noche estropearás la batería”. Esto viene de una creencia que en el pasado sí tenía efectos reales, pero que los avances tecnológicos han desterrado.

Antiguamente las pilas de las baterías se sobrecalentaban si llegaban a su máximo de carga y seguían recibiendo corriente. En la actualidad, las generaciones de iones de litio evitan esto haciendo uso de un algoritmo que desconecta el flujo de energía cuando llega ese momento.

Tampoco es cierto que las baterías tengan memoria. Es decir, que se estropeen si la primera vez que las cargamos no esperamos a que estén completamente descargadas. Lo de los cristales de la pila es cosa del pasado.

De hecho, al comprar un móvil nuevo ya no hay que hacer ninguno de los rituales de mantenimiento que se recomendaban en el pasado; tampoco realizar una carga lenta para evitar que se dañe la batería en un primer instante. Nada.

Hay otros muchos hábitos que sí dañan las pilas de los smartphones y que no tienen nada que ver con todos estos rumores y mitos fundamentados en tecnologías del pasado.

Huye del sobrecalentamiento

Que dejar cargado el teléfono por la noche no sobrecaliente la batería no significa que otras muchas cosas sí puedan también hacerlo. Es más, seguramente habrás notado en más de una ocasión que tu móvil está ardiendo.

Estos picos de temperatura sí acortan la vida útil de una batería, y se dan, por ejemplo, cuando le exiges mucho al procesador.

Jugando a títulos exigentes, llevando la multitarea al máximo, o realizando acciones que se recomiendan enchufados, sin carga (actualizaciones de sistema); todo eso afecta.

Solo hay que seguir un poco nuestra intuición para saber cómo actuar en cada caso. Para de vez en cuando si estás ejecutando un software muy pesado, evita usos muy prolongados del móvil o no abras tantas aplicaciones al mismo tiempo.

A todo esto se suma el consejo madre de todos los demás: huye del sol. Vamos, que si vas a sacarle las cosquillas al terminal, no te pongas directamente bajo el calor del mediodía porque las consecuencias pueden ser nefastas.

Es muy habitual, por ejemplo, que cuando vamos de viaje el móvil termine frito por estar ejecutando el navegador y la música, al tiempo que le pega de lleno el intenso calor de la luna delantera del coche.

Antes de llegar al aviso de alerta del Sistema Operativo por temperatura, trata de evitar ese tipo de situaciones si quieres que la batería te dure más de dos telediarios.

alerta temperatura iphone

Calibra la batería de vez en cuando

Esto es algo que algunos usuarios desconocen por completo, y que otros no hacen más que una o dos veces durante toda la vida útil de sus smartphones. Hablamos de la calibración de la batería, algo que recomiendan los propios fabricantes.

¿Para qué diablos sirve esto? Fácil. Los SO actuales emplean una serie de algoritmos para calcular con precisión el porcentaje de batería que tienes y que te muestran en pantalla (el famoso porcentaje de la barra superior).

Ahora bien, con el paso del tiempo, las actualizaciones y otros factores, pueden terminar fallando. Si ves que esa cifra hace cosas raras, sube y baja de forma poco natural o directamente te engaña, es que necesitas calibrarla.

No existe una receta universal para hacerlo, pero sí podemos guiarnos por lo que nos dicen desde Apple (también aplicable a los terminales con Android):

  • Carga la batería al 100%.
  • Descarga la batería al completo y deja que el móvil se apague.
  • Déjalo reposar así durante 6 u 8 horas.
  • Vuelve a cargarlo sin encenderlo durante el mismo tiempo de reposo.

Hacer esto cada dos o tres meses debería mantener tu porcentaje a raya. Olvídate de eso de calcular mentalmente cuánta batería te queda y recurre a métodos un poco más científicos.

Tu religión es la del cargador original

Sí, ya sabemos que son mucho más baratos y convenientes, que resulta más cómodo y te ahorra muchos problemas. Todo lo que tu quieras, pero usar un cargador que no es original termina dañando la batería en mayor o menor medida.

Aunque por fuera te parezcan todos iguales, lo cierto es que cada cargador está fabricado con especificaciones únicas pensadas para el terminal que acompañan. Esto pasa, principalmente, por el voltaje y la intensidad que utilizan.

Si apuestas por un cargador de Amazon o del chino, asegúrate de mirar bien antes las instrucciones tanto del producto como del móvil para no liarla (guíate con la “V” de voltios y la “A” de amperaje).

Existe cierto debate sobre el peligro de este tipo de prácticas, pero no cabe duda de que usar los accesorios originales te garantizará una carga más rápida y un mantenimiento más saludable de todos los componentes del hardware.

Hay quienes dicen que para mantener una batería en buen estado hay que mantenerla siempre entre un 20 y un 80% de carga. Eso evitaría que se dañen las celdas de iones y se estrese en general el componente.

Pero como sabemos que en el día a día puede resultar algo engorroso (y hasta imposible en según qué situaciones) es preferible que intentes ceñirte a los consejos que te hemos dejado más arriba. Antes de tirar el teléfono búscate las habichuelas.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS