Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

PLEX: todo lo que debes saber sobre la criptomoneda de moda

6 min

La tecnología blockchain por fin se acerca al mundo real con soluciones que permiten pagar cualquier cosa como si fuera dinero fiat convencional.


El mundo de las criptomonedas evoluciona casi tan rápido como el de los móviles. Apuestas por la Dogecoin o por Cardano y en cuestión de semanas ya han aparecido otras divisas más estables e interesantes.

Esto no es nuevo. Cuando el famoso Satoshi Nakamoto (o quién sea) inventó el Bitcoin, lo hizo creando una plataforma de desarrollo flexible. Por eso en la última década este mercado no ha dejado de crecer.

Es verdad que tanto la moneda estrella como el Ethereum siguen siendo los reyes del blockchain, sin embargo, la conversación de los mineros se está orientando hacia otros temas más interesantes de futuro.

Stablecoins, BaaS (Blockchain as a Service), interoperabilidad; es ahí donde entra en juego PLEX, la moneda que promete resolver los problemas de las DeFi (o finanzas descentralizadas) llevando las criptodivisas al mundo real. Sí ¡esta vez sí!

Seguiremos hablando de bloques, algoritmos y tecnologías repletas de anglicismos, pero en la práctica estaremos mirando hacia una divisa de pago que sí permite comprar cafés en el bar de toda la vida.

Todos a por la debilidad de Ethereum

Para entender cómo funciona la vacuna antes hay que entender cuál es la enfermedad. Y es que MinePlex no es más que una solución alternativa al problema estructural de las DeFi. No tanto este proyecto como la tecnología sobre la que se apoya.

Y ¿qué son las DeFi? Pues como su propio nombre indica, son herramientas descentralizadas de finanzas que prometen sustituir a los bancos y el resto de empresas del sector (prestamistas y demás) apoyándose en el blockchain.

En este caso es la infraestructura de Ethereum (los smart contracts) la que ofrece el soporte para el desarrollo de las aplicaciones descentralizadas.

Si no habías oído hablar de ellas, que sepas que durante el pasado 2020 algunas de ellas crecieron por encima de los seis ceros.

¿Entonces qué tiene que solucionar MinePlex? El problema de estas DeFi son sus elevadas comisiones. Costes que en algunas divisas llegaba a superar el valor de la recompensa por transacción. No tenía ningún sentido, claro.

Por eso no han dejado de salirle enemigos en los últimos meses. Cada vez son más los que, en vez de apostar por los contratos inteligentes de Ethereum, lo hacen por los de Binance (la conocida como Binance Smart Chain).

Y también por eso, algunos desarrolladores decidieron lanzar a finales del año pasado la alternativa estrella a las DeFi: las CrossFi (o financiación cruzada). Ya lo habrás adivinado, pero es sobre ella sobre la que se construye MinePlex.

De CrossFi a Minplex

Otro anglicismo más que solo entenderán los otakus de las criptomonedas. Tranquilo, vamos a intentar explicarte qué es CrossFi sin entrar en detallar algoritmos extraños. De ahí llegaremos al tema principal de este artículo.

A diferencia de lo que ocurre con la prueba de trabajo de Ethereum, con CrossFi los usuarios pueden seguir accediendo a sus fondos aunque estén apostados. Con las DeFi los tokens quedan bloqueados hasta que se resuelve el bloque.

Esto lo consigue gracias al algoritmo de consenso LPoS (Liquid Proof of Stake), que entre otras cosas, ofrece una escalabilidad sencilla y rápida, una volatilidad contenida, bajas emisiones y lo más importante de todo: comisiones atractivas.

  • El usuario presta sus criptomonedas para un nodo en concreto: a eso se le llama leasing.
  • Cada nodo implicado en la validación participa igualitariamente en un sorteo de la red: gana el que tenga más criptomonedas.
  • El nodo ganador obtiene como recompensa la tasa involucrada y la distribuye entre sus leasers periódicamente.

Como entenderás, quien invierte en realidad solo está “prestando” y por eso seguirá teniendo acceso en todo momento a sus fondos. Además, los propios inversores están haciendo de validadores al elegir uno u otro nodo.

De ahí que muchos estén apoyando el LPoS como medida estrella para la descentralización del blockchain.

Mineplex: la unión de MINE y de PLEX

Mineplex no es otra cosa que uno de los primeros proyectos de CrossFi. En realidad deberíamos hablar de MinePlex Banking, que es así como se llama realmente. De ella nacen dos tokens de núcleo distinto: MINE y PLEX.

Sus fundadores, Suleiman Al-Fahim, Vladislav Babitsky y Alexander Mamasidikov optaron por esta distribución para evitar que la divisa se alejara de la moneda flat. No olvidemos que aquí el objetivo es poder pagar una cerveza con criptomonedas.

  • MINE: token de precio fijo y no volátil, siempre equivalente a 1 centavo de dólar. Es la moneda operativa de la plataforma (para pagar comisiones y distribuir recompensas). Con ellos se consiguen PLEX.
  • PLEX: token al uso que atiende a las oscilaciones del mercado y que crece en base a su algoritmo. Se utilizan para comprar otras criptomonedas. Cada mes se entregan PLEX equivalentes al 20% de los MINE conseguidos con fondos invertidos.

Para evitar la volatilidad típica de otras divisas, las recompensas por apostar MINE se organiza en ciclos de 7 días. Así los inversores pueden actuar siempre con antelación retirando o moviendo su dinero libremente (no olvidemos el LPoS).

Es decir, que hay dos formas de conseguir PLEX: simplemente teniendo MINE (pago mensual), o participando en los nodos. ¿Cómo se conjuga todo eso de cara a los usuarios? A través de una app como otra cualquiera.

Cryptobank MinePlex es una aplicación móvil en la que se ofrecen servicios bancarios completos”, explican desde CoinMarketCap. También cuenta con wallet propia (crypto wallet) y con tarjetas de crédito (crypto cards).

Todo ello se protege a través del lenguaje de programación Michelson de la blockchain Tezos. Es el mismo que se utiliza, por ejemplo, en la industria aeroespacial para evitar errores multimillonarios y accidentes fatales.

PLEX en la vida real

Imagínate un banco en el que puedes tener una cuenta sin necesidad de registrar una nómina, hacer ingresos mínimos o contratar ningún producto relacionado. Eso es lo que significa PLEX en el mundo real.

La divisa es compatible con VISA, Mastercard o Unionpay, y por tanto lo único que hay que hacer es crearse una tarjeta, tener, obviamente, MINE y PLEX en la app, ir a donde quieras y pagar de forma normal.

Esta criptomoneda se convertirá automáticamente en fiat en el momento del pago, sin intermediarios ni pasos adicionales. La tarjeta está vinculada a la wallet del usuario, y por eso no requiere esperas ni trámites.

¿No te parece suficiente? El producto es compatible con todos los cajeros automáticos del mundo (podrás sacar dinero en cualquier parte), permite hacer transacciones bancarias sin límites y hasta comprar otras divisas sin comisiones ni pasar por los cambistas.

Te podrás olvidar de que el banco te bloquee la cuenta por el motivo que sea y de estar todo el día revisando condiciones y letras pequeñas. Rápido, sencillo y barato, muy barato.

Nadie sabe qué será de PLEX en el futuro, pero desde luego está haciendo una apuesta fuerte para desmentir a todas esas voces que califican el mercado de las criptomonedas como estafa piramidal o humo.

plex valor

Si te interesa, pásate por el mercado STEX de Estonia, porque es ahí donde aparece listado el token. Actualmente cotiza a 0,51 euros, casi el doble que hace tan solo unos pocos meses, cuando puso patas arriba las DeFi.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS