Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

El observatorio de Yoigo: cómo saber si una tienda online es fiable

12 min

En nuestra búsqueda del precio más bajo de un producto vamos a encontrarnos con multitud de tiendas online desconocidas, no te dejes llevar por los precios


Comprar por Internet se ha convertido en el pan nuestro de cada día, entonces sabrás la fantasía que es buscar páginas de chollos o dar con cosas raras y difíciles de conseguir, eso sí, siempre que sea en una tienda online fiable.

Porque claro, no es oro todo lo que reluce y algún listillo habrá que te quiera dar gato por liebre. Por eso hoy, en El Observatorio de Yoigo, veremos las claves para saber si una tienda online es fiable y algunos trucos para oler la chamusquina a kilómetros.

Nuestra intención es intentar reducir el riesgo todo lo posible, aprender a reconocer emprendimientos pequeños pero honestos y convertirnos en auténticos Jedi del comercio online.

Mejores tiendas online: cómo reconocerlas

photo-1472851294608-062f824d29cc

Que se note que no somos nuevos en esto, no vale con rellenar el carrito de la compra y darle a pagar sin tener ni idea de qué tenemos delante.

Primer indicador: credenciales de la tienda

La primera verificación que tenemos que realizar tiene que ver con los datos de la empresa. Podemos comenzar por las secciones típicas en las webs que nos proporcionan la información de contacto: Nosotros, Quiénes somos, Acerca de...

Esta información debe estar bien visible, junto a los datos necesarios para realizar una consulta más directa - correo, teléfono - si así lo necesitáramos. Tenemos que poder acceder a conceptos como el titular de la web, domicilio social o el NIF/CIF.

Y, claro, cualquiera puede decir que es proveedor oficial del Ayuntamiento de Rammodozzia y que ha recibido el premio al mejor e-commerce de la comarca de Tropinopio, en la provincia de Mistrinopia. Sensacional, salvo por el hecho de Rammodozzia y Tropinopio no existen. Mistrinopia menos que menos. Leas lo que leas, investiga un poco si las credenciales que aportan son correctas y verdaderas, para que no te lleves un disgusto.

Otro aspecto importante que deben tener cubierto -y bien redactado- las webs de venta online, es el de los requisitos legales a cumplir en España. Busca secciones sobre condiciones de compra, devoluciones y reclamaciones. También información sobre el uso de cookies y la inscripción del fichero de datos en la Agencia Española de Protección de Datos.

Segunda prueba: el candado

Casi diríamos que es lo primero que hay que mirar, si no hay candado no seguimos adelante. La página en la que vamos a comprar tiene que disponer de un certificado digital, que en la barra de direcciones quede bien claro que utiliza el protocolo HTTPS.

candado

Sabremos que lo cumple si aparece un candado cerrado - o en verde - en nuestro navegador, en el que podemos pulsar y conocer más datos: conexión segura, número de cookies en uso, el citado certificado digital.

Desde el punto de vista tecnológico lo que se consigue con esta forma de navegar es que todos los datos que viajan desde nuestro ordenador a la tienda lo hacen cifrados, ocultos. Si no fuera así nuestros datos quedarían a la vista de cualquier malhechor de las redes.


Tercera pista: la magia del orden, que diría Marie Kondo

Los bazares de toda la vida tienen esa pinta de "revueltos" que nos encanta porque muchas veces nos lleva a encontrar alguna sorpresa agradable: objetos que ya no se producen y por ello nos inspiran nostalgia, rarezas o, por lo contrario, rotos para todos los descosidos habidos y por haber.

Pero las tiendas online, por muuuuuchas cosas que ofrezcan, si son serias no suelen darse el lujo de parecer un bazar de los revueltos.

Es cierto que cada día las webs fraudulentas trabajan mejor la imagen, pero como norma general, la disposición de los productos y el acabado de los elementos puede darnos pistas de que estamos navegando en una tienda falsa. Podemos comenzar por ver si el dominio - nombre de la web en la url - tiene algo sospechoso...

Por ejemplo: números y caracteres en la URL sin venir a cuento, elementos que engañan al ojo para parecer otros (4mazon o Amaz0n y 4liexpress o Aliexpr3ss, pueden ser buenos ejemplos) o terminaciones que indican localización sin corresponderse con dónde estás (tipo ammazon.tk cuando compras desde España).

photo-1515706886582-54c73c5eaf41

También es posible identificar con facilidad contenidos pobres como las descripciones de los productos, traducciones malas o realizadas a medias, imágenes de mala calidad, páginas sobre la web que no cargan o el mismo producto anunciado varios veces con distintos parámetros.

Cuarto indicador: gangas por doquier

Existen portales dedicados única y exclusivamente a cazar y compartir chollos y son totalmente legítimos y funcionan fenomenal. No hay nada de malo es querer ahorrarnos un dinero al comprar algo que necesitamos o que nos apetece como capricho.

Pero tampoco nos van a regalar nada. Repasar los precios de diferentes productos nos puede ayudar a entender si lo que se vende ahí tiene sentido en el mercado, o simplemente están reclamando nuestra atención con ofertas imposibles.

¿Un móvil que suele costar 500 euros ofrecido por 430? Puede ser. Sabrás si es una oferta legítima por varias razones, vamos a recopilar algunas:

  • Otras webs también lo ofrecen por debajo de 500 euros.
  • La web en la que estás es segura (cumple los 3 indicadores anteriores).
  • Conoces a alguien que ha comprado allí y no le han tangado.
  • La web tiene un número de teléfono al que puedes llamar para asegurarte de las condiciones de su oferta.
  • Puedes pagar por PayPal o cualquier otro mecanismo que te proteja permitiendo que denuncies el fraude si lo hubiera y recibir tu dinero de vuelta.
  • Estás en la web de Yoigo y sabes que es súper habitual que demos móviles a 0 euros si te vienes con nosotros.

Ahora bien, al margen de lo anterior, ¿has visto un móvil que suele costar 500 euros ofrecido por 80? Tú mismo, pero nosotros ni nos plantearíamos comprarlo.

Porque sabemos de gente a la que les ha llegado la caja con una piedra dentro.

Y porque también es posible que los precios sean esos, pero el producto que te estén ofreciendo no sea el real, como imitaciones de zapatillas conocidas. O un armatoste que tiene buen lejos pero, ¡ay!, resulta que no funciona.

Ojo también con los gastos añadidos, tienen que quedar bien claro los impuestos, posibles gastos de aduana o gastos de envío.

Quinta seña de seriedad: los métodos de pago

photo-1563013544-824ae1b704d3

Repasemos los tipos de pagos permitidos en la tienda. No es difícil encontrarte con los logos de los sistemas más conocidos y confiables del mercado, pero curiosamente solo funcionan formas de pago poco conocidas como BTC, Western Union, Moneygram o Ukash.

Si sabes correr, ¡es el momento! Huye como de la peste porque casi seguro te van a estafar.

Siendo justos, hemos de decir que estas plataformas de pago son empresas que realmente existen y en algunos lugares del mundo funcionan de manera aceptable.

No obstante, su punto débil es que son las más utilizadas por los estafadores y no es recomendable realizar operaciones a través de ellos, por la dificultad para recuperar el dinero. Insistimos en que en todo caso hay que buscar el candado o las siglas HTTPS en la barra del navegador, apostando por métodos como:

  • Paypal o Google Wallet, que son buenos intermediarios entre los clientes y los receptores del pago, si no se fían los unos de los otros. No prestas tus datos bancarios en la operación y cobran una comisión al vendedor.
  • Pago con tarjeta. La más usada, se realiza a través de una pasarela de pago de las entidades bancarias. Suele contar con sistemas adicionales de seguridad, como pin o mensajes SMS. Es interesante hacerse una tarjeta solo para estas operaciones, con el dinero justo para las mismas.
  • Pago contra Reembolso: No es la más interesante si la empresa de transporte no nos deja abrir el paquete antes de pagar. Desconfía de las empresas que recomiendan como principal esta opción.
  • Transferencia Bancaria: Bastante segura en el sentido de que nuestros datos no pasan a la tienda, pero si se trata de un engaño, una vez realizada la operación, es complicado realizar un reintegro.
  • Recogida y opción de pago en tienda: la más segura, puedes ver el producto y cambiarlo, te ahorras gasto de envío. El gigante Inditex trabaja así.

Bonus track: protege tus cuentas y tarjetas con Ciberseguridad x 10

Actualmente es casi imposible que no des tus datos a alguna web de compra online. Como sabemos que es un riesgo al que te expones, queremos echarte una mano para que no te lleves un susto.

Ciberseguridad x10 de Yoigo

Ciberseguridad x 10 es la solución de Yoigo para proteger hasta 10 cuentas por cada usuario. Funciona de maravilla, porque ante cualquier acción sospechosa te avisa para que estés atento y, además, cuenta con un seguro para dar la cara por ti ante operaciones no autorizadas. Solo cuesta 3 euros al mes y no tiene permanencia.

Sexta pista: las opiniones de otros usuarios

photo-1519114072970-b3a1225ae3ae

De la misma forma que podemos comparar precios en el buscador, dedica un rato a ver opiniones de otras personas sobre la tienda. Cuando alguien ha tenido una experiencia negativa con una tienda suele exponerlo en foros o redes sociales.

Hay webs como Trustpilot que se dedican a recopilar valoraciones y comentarios de clientes.

En el caso de gigantes del comercio electrónico, como Amazon, AliExpress o eBay, siempre es mejor que sean ellos directamente los que venden, o bien que el vendedor tenga una gran reputación.

Ándate con ojo, igualmente, porque algunos estafadores están perfeccionando tanto su técnica, que ya hasta recopilan reseñas positivas -falsas, por supuesto- para engañar a los usuarios que consulten este apartado.

Nunca llueve a gusto de todos, así que una buena manera de detectar si las reseñas de una tienda son legítimas o no, es que haya algunas opiniones negativas. A eso le puedes sumar asegurarte de que las reseñas no se pueden borrar a gusto del propietario de la tienda, algo muy útil para dar credibilidad.

Qué hacer si ya hemos comprado y creemos que nos han timado

Herrar es de herreros y errar, de humanos. Supongamos que ya has comprado en una tienda online y ahora estás con el comecome de que a lo mejor te han estafado... Lo primero: Que no cunda el pánico. Vamos a darte las claves para asegurarte de que has hecho una compra correcta y que el pedido te llegará a casa.

  • Revisa el mail de confirmación de pedido, porque suele incluir un número de seguimiento para tu envío, que te permitirá saber el estado del pedido.
  • Comprueba el cargo en tu cuenta, para asegurarte de que solo se te ha cobrado por lo que has comprado.
  • Si pasan más días de los esperados y no sabes nada de tu compra, ponte en contacto con la tienda de la forma que tengas a mano: mail, teléfono, formulario web o redes sociales.

Si no hay respuesta, no te desesperes, porque todavía tienes posibilidades de recibir tu pedido o recuperar tu dinero. Puede ser que se trate de un problema logístico.

De lo contrario, puedes poner una denuncia en la policía, que cuenta con unidad de delitos telemáticos, es decir, delitos que ocurren a través de Internet. Y con esta denuncia podrás avisar a tu banco para que intente recuperar el dinero que has pagado mediante tu cuenta, aunque esto último -si no es un servicio con garantías como PayPal o Wallapay, será complicado.

Para hacer la denuncia y tratar de recuperar el dinero, vas a necesitar lo siguiente:

  • Dirección de la tienda según la información de la web, el artículo que compraste (si tienes números de referencia, links y/o pantallazos, mejor que mejor), correos y teléfonos disponibles.
  • Lo ideal es que hayas guardado tus comprobantes de pago, sea con tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria.
  • Hoja de reclamación en la página de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que se encargará de la tramitación de las reclamaciones.
  • Denuncia hecha a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), encargados de realizar las investigaciones correspondientes para solucionar tu caso.
  • En todo caso es interesante valorar si inhabilitamos tarjetas de crédito y poner en conocimiento de lo ocurrido a Paypal o la plataforma pertinente. Con servicios como Ciberseguridad x 10, de Yoigo, este paso será más sencillo y con mejores posibilidades de asegurar tus cuentas frente a posibles usos indebidos.

Internet lo hacemos entre todos: ¿Nos ayudas a descubrir sitios donde sea seguro comprar y donde no?

Siempre lo decimos y siempre lo diremos: Internet es lo que entre todos hacemos que sea. Aunque te parezca una chorrada, cada contribución cuenta y en el caso del comercio online esto es súper cierto.

Por eso queremos cerrar este artículo con una serie de tips para que puedas participar activamente en la creación de un Internet más seguro. ¡Vamos allá!

Deja reseñas positivas en Google, Trustpilot y otras plataformas similares, para los pequeños comercios que funcionan bien

Piensa que no todos los comercios con venta online tienen el gran poder y reconocimiento que tienen las grandes tiendas como Amazon o Aliexpress. Si conoces algún negocio con un funcionamiento de diez, ¡dilo! Así no solo ayudarás al negocio sino a las personas que estén buscando algo de lo que ellos ofrecen.

Comparte experiencias negativas para alertar a otras posibles víctimas

Justo al contrario del punto anterior: si has sido víctima de alguna estafa o funcionamiento inadecuado por parte de alguna web de comercio electrónico, cuéntalo en las plataformas para ayudar a que otros usuarios eviten estos problemas. Eso sí: por muy enfadado que estés, intenta ser fiel a lo sucedido y aporta pruebas de lo que comentas, para que tu opinión tenga credibilidad y los dueños de la web -si quieren- puedan usar tu comentario para mejorar.

No tengas pereza ni miedo de denunciar

Si confirmas que has sido víctima de una estafa malintencionada, denuncia y haz que tu denuncia se conozca para intentar que no le pase a más personas.

Aprovecha las herramientas online

Casi todas las redes sociales y plataformas de anuncios tienen botones que permiten denunciar contenido falso, irrespetuoso o que de cualquier manera enturbie la convivencia de todos en Internet. Si ves algo así, aprovecha esos botones para reportar y mantener el barrio virtual lo más limpito posible.

Comparte información útil para la prevención

Creemos que la información útil, si rula, es mucho más útil, simplemente porque llega a más gente y cuanto más informados estemos todos, ¡mejor que mejor! Así que si ves algo interesante sobre protegerse de estafas o casos denunciados por otras personas y que se haya demostrado que son ciertos, aunque no te haya pasado a ti, ayuda compartiendo.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS