Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Cómo reducir el peso de un PDF de forma rápida y sencilla

5 min

El PDF (Portable Document File) se ha convertido en el formato por excelencia a la hora de intercambiar documentos. Aun así, si en algún momento necesitas saber cómo reducir el peso de un PDF, aquí tienes algunas ideas.


Los archivos en PDF son una gran solución, especialmente en tiempos de teletrabajo, excepto cuando su peso nos juega en contra y nos obliga a encontrar una forma rápida y sencilla de reducir megas hasta que el material sea, como su nombre lo dice, "portátil" y se pueda enviar por email.

Y es que, ¿a quién no le ha pasado nunca eso de querer enviar un archivo en PDF y no poder por ser este demasiado grande? ¿O cuando has ido a meter uno o varios documentos de este tipo en una memoria USB y no te han cabido?

Bueno, tranquilo, la solución no está en ir por la vida con un disco duro colgando del pantalón, sino en saber cómo comprimir un PDF para que ocupe menos espacio. Vamos a contarte cómo hacerlo.

Cómo hacer que un PDF pese menos con un servicio online

Este es el primer recurso que tienes en tus manos y uno de los más rápidos y efectivos. La web está plagada de sitios que se ofrecen de forma completamente desinteresada para comprimir en un abrir y cerrar de ojos tus archivos PDF.

Bueno, de forma completamente desinteresada solo lo hacen las mejores, ya que hay algunas páginas de este tipo que pueden darte alguna sorpresa en forma de malware que vamos a intentar evitar.

Así, el paso crucial para conseguir que tu PDF pese menos a través de una web no es otro que el de elegir el lugar correcto.

SmallPDF: comprimir PDF, convertir PDF, unir PDF... y más

Hay muchos sitios, como SmallPDF, que no te van a dar ningún problema y que son verdaderos expertos en casi todo lo que puedes necesitar hacer con un PDF.

Es una herramienta de pago, pero tiene un período de prueba del que puedes aprovecharte si necesitas algo puntual.

Opciones disponibles en SmallPDF

La forma de uso es muy sencilla. No vas a necesitar amplios conocimientos de informática para poder emplear sus servicios.

Para reducir el peso de tu archivo PDF solo tienes que pulsar la pestaña «Choose file» o «Elegir archivo», si la web está traducida al castellano, y buscar el documento que quieres comprimir.

Si lo tienes a mano, también puedes arrastrarlo sin más en la mayoría de los casos.

Una vez hecho esto, la web se encargará de reducir su tamaño todo lo posible. Espera que el proceso termine y pulsa el botón para descargar la nueva versión light de tu PDF.

Aquí, light no significa que tu PDF haya perdido sabor, color o cualquier otro elemento que para ti sea esencial.

Solo que se han eliminado algunos aspectos no fundamentales del archivo para que el peso sea un poquito más bajo y puedas manipularlo con mayor facilidad.

Cómo quitarle peso a un archivo PDF con un programa

Esta opción se parece bastante a la anterior, aunque aquí no vas a tener que navegar por la web y sí descargarte alguno de los muchos programas que se dedican a hacer esto mismo.

¿Las ventajas? Pues que te vas a ahorrar el riesgo de dar con un sitio malintencionado que quiera instalar algo en tu ordenador jugando con tus esperanzas de quitarle peso a un PDF.

PDF

Y que, además, vas a poder hacerlo sin tener conexión a Internet.

Por esto último, los programas para reducir el peso del PDF son muy útiles si trabajas mucho con estos archivos.

O si a veces no puedes conectarte mientras viajas o trabajas, por lo que el software puede terminar siendo la respuesta a la pregunta sobre cómo reducir el peso de un PDF.

Reducir PDF con una app de software libre

Programas para hacerlo hay mil por no decir millones. La mejor noticia al respecto es que hay muchos que son software libre y que, por lo tanto, no te van a costar ni un euro.

Son completamente seguros y fiables, algo que siempre es una buena noticia en cuando traemos algo nuevo a nuestros ordenadores.

Su funcionamiento es tan sencillo como el de las páginas web. Por regla general, son programas con una interfaz muy sencilla.

Verás un recuadro para buscar o arrastrar el PDF que quieres comprimir, y otro en el que se te mostrará la ubicación de destino en la que se encuentra el nuevo PDF comprimido.

Otra de las ventajas de estos programas es que suelen incorporar funciones avanzadas.

portada libros escritores

¿Cuáles? Pues algunas tan útiles como convertir el PDF en un eBook, crear una versión de baja calidad si no vas a imprimir el documento o elegir la resolución definitiva.

Con esto último puedes reducir de forma considerable el peso de un PDF.

La resolución viene indicada por los DPI ("puntos por pulgada" en inglés), así que un programa que te permita ajustarla al mínimo, algo solo aconsejable si el documento es de texto y no contiene imágenes, puede ser la mejor opción para adelgazar un PDF.

Cómo comprimir un PDF con un editor de texto

En editor de texto incluimos desde el clásico Word de Microsoft Office hasta cualquiera que se encuentre como software libre tipo Openoffice y demás.

Prácticamente todos disponen hoy de una opción con la que puedes exportar un archivo de texto a PDF, o editar este último tipo de documentos.

Esta última es la opción que te interesa. Si buscas en los menús de tu editor de texto, verás que hay una pestaña de opciones de PDF.

En ella hay opciones como introducir una marca de agua, crear intervalos y un largo etcétera que no te interesan mucho para el fin que aquí estás persiguiendo.

Las que sí te interesan son las opciones de Comprimir sin pérdida y la de Ajustar la resolución de las imágenes si es que tu archivo no es solo de texto.

Manejando estos dos aspectos puedes hacer que el volumen de un archivo PDF se reduzca de forma considerable de una manera muy sencilla.

Ten en cuenta que esto no va a hacer que el aspecto de tu archivo cambie.

Si has leído bien el párrafo anterior, la opción suele llamarse comprimir sin pérdida, y ese «sin pérdida» es real, no como cuando le indicas a alguien dónde queda una dirección, y no tienes ni idea.

Esta opción te asegura que seguirás teniendo un PDF válido, pero un poco más delgado.

En definitiva, tienes muchas opciones con las que puedes hacer que el peso de un archivo PDF se rebaje de forma considerable.

Desde usar un editor online a hacerlo con tu programa de texto, pasando por esos paquetes de software con los que se puede hacer este trabajo aun sin estar en línea, son muchas las opciones a tu alcance.

Por eso, elige la que más te interese y no dejes que los PDF se conviertan en una carga demasiado pesada.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!