Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Entretenimiento

2019 llega a su final, ¿qué predicciones de Blade Runner se han hecho realidad?

6 min

Si te gusta el dibujo y las artes gráficas, en Instagram encontrarás perfiles de ilustradores de lo más interesantes para seguir


Los aficionados al cine de ciencia ficción saben que Noviembre de 2019 es una fecha especial. El director cinematográfico Ridley Scott la eligió como punto de partida de una de las cintas más emblemáticas y estudiadas de la historia del cine: Blade Runner.

Y es que uno de los máximos poderes que tienen las películas es el de hacernos soñar. Si a eso le unimos la constante curiosidad del ser humano por saber cómo será el futuro, no es de extrañar que aquellos filmes futurísticos que narran cómo viviremos en unos años hayan calado hondo en parte del público. Blade Runner, realizada en 1982, es una de ellas.

Esta película es una de las piedras filosofales del cine moderno que ha sentado cátedra y que ha seducido a millones de aficionados a la ciencia ficción. Llegados a estos días en que ya nos toca despedir al año 2019, resulta difícil evitar la siguiente pregunta: ¿cuáles de las predicciones que se hacían en Blade Runner se han hecho realidad? Así es como se ve el futuro desde un presente que ya es pasado.

1.Videollamadas, a la orden del día

Para aquellos que anden un poco perdidos (ya sea porque no han visto Blade Runner o porque les falla la memoria), recordaremos que se sitúa en Los Ángeles y que nos dibuja un escenario donde unos robots, llamados replicantes, amenazan con rebelarse contra los humanos. Los blade runners (Harrison Ford entre ellos) son los encargados de darles caza.

Pues bien, uno de los avances tecnológicos que se muestran en la película hace referencia a un método de comunicación que, a día de hoy, está más que extendido: las videollamadas.

Cuando Ridley Scott dirigió Blade Runner en 1982, ni Skype, ni Facetime ni Whatsapp existían. Por tanto, podemos decir que en este sentido fue un visionario. Cuando el personaje de Deckard realiza una videollamada a la replicante Rachel, se adelantó al presente por lo menos 20 años ya que Skype apareció en 2003.

balde-runner-videollamada_1

Eso sí, en lo que Ridley Scott se equivocó de largo fue en el precio de dichas comunicaciones. Mientras que en la película se cobran a 1,25 dólares de la época (unos 4,30$ actuales), las videollamadas a través de apps, ya sea con el móvil o con un portátil, son gratuitas.

2. Asistentes virtuales

Muchos de los espectadores que fueron a ver Blade Runner al cine se quedarían de piedra con la escena en la que Harrison Ford entra en el ascensor y éste le habla. El elevador le pide su “identificación de impresión de voz” y éste le responde “Deckard 97” a la vez que marca dichos números en un teclado. Cuando la voz femenina del ascensor le da las gracias, seguro que a muchos se les escapó una sonrisa burlona.

También podemos ver referencias a la tecnología de reconocimiento de voz en la siguiente escena, donde Harrison Ford da indicaciones a una máquina para analizar la imagen de una replicante:

Pues bien, a punto de finalizar 2019 podemos decir que Alexa, el asistente de voz de Amazon, ha sido uno de los inventos tecnológicos más aclamados del año y que, curiosamente, recuerda mucho a la escena recientemente descrita. Tanto Alexa como el Asistente de Google usan nuestros patrones de voz para identificarnos y, en consecuencia, adaptar su comportamiento. Sorprendente coincidencia, ¿verdad?

3. Casas inteligentes

La domótica lleva años implantándose aunque no de una forma generalizada sino más bien entre aquellos bolsillos que se lo pueden permitir. Sin embargo, si eres viajero frecuente y asiduo a hoteles, es probable que en alguna ocasión hayas usado una llave inteligente para abrir la puerta de tu habitación.

En Blade Runner, Deckard usa una llave de seguridad inteligente para abrir la puerta principal del edificio. En la actualidad también sirven para accionar los ascensores de los hoteles de mayor categoría, evitando así que quienes no estén hospedados no puedan subir a las habitaciones.

blade-runner-tarjeta

4. Rodeados de publicidad

En Blade Runner las calles de Los Ángeles son un auténtico escaparate luminoso. Los paneles y carteles publicitarios ocupan cada rincón, dejándonos una estampa que recuerda a Times Square o a algunas páginas webs donde los banners prácticamente ocultan el contenido.

blade-runner-publi

Además, Ridley Scott fue un visionario a la hora de introducir, como quien no quiere la cosa, nombres de marcas reales camuflados en los planos (lo que viene siendo el product placement actual, vaya). Los logos de Budweiser y Coca-Cola son fácilmente identificables, así como el de la desaparecida compañía aérea PanAm.

Hay seguidores de Blade Runner que han hecho una comparativa de cómo se dibuja la ciudad de Los Ángeles en la película y cómo son algunas ciudades de Japón en la actualidad. Sorprendente la similitud.

5.Contaminación y cambio climático

En Blade Runner, una película filmada hace 37 años, se hacía referencia al deterioro del planeta por culpa de la mano humana. De hecho, los cielos se muestran oscuros y las luces son tenues debido a la contaminación industrial. La mayoría de las personas han tenido que huir a vivir a otros lugares para no verse afectada por los problemas medioambientales.

blade-runner-contaminaacion

No obstante, Blade Runner no coincide en este punto ya que Los Ángeles está muy lejos de ser una ciudad despoblada: más de 4 millones de personas habitan en ella.

6. Detectores de mentiras

La película presenta una máquina llamada Voight-Kampff que sirve para distinguir a los humanos de los robots. ¿Cómo? Midiendo las funciones corporales y analizando las contracciones del iris del ojo ante unas preguntas que se lanzan a los sujetos. Se trata de cuestiones diseñadas para provocar respuestas emocionales.

blade-runner-ojo

El primer polígrafo usado como detector de mentiras fue inventado en 1938, con lo que no podemos darle la autoría a Ridley Scott. Lo que sí podemos decir que la tecnología que se presenta en Blade Runner se ha ido perfeccionando y que a día de hoy existe una empresa llamada Converus que usa tecnología del iris muy similar a la del film.

7.Los robots, cada vez más inteligentes

Cierto es que los robots que aparecen en Blade Runner son mucho más realistas que los que se han diseñado en la vida real. Ahora bien, no hay que menospreciar lo que la inteligencia artificial aplicada en androides puede conseguir. Sin ir más lejos, la compañía DeepMind (ligada a Google) ha logrado crear los primeros robots en llegar a la liga superior de Starcraft 2, uno de los videojuegos de deportes electrónicos más populares.

Más allá de las predicciones

Para Ridley Scott fue arriesgado imaginar cómo sería el futuro en 37 años, pero es probable que aquello que ideó buscase más sorprender al espectador que vaticinar lo que nos esperaba en 2019.

Tal y como comenta Pablo Francescutti en su artículo para el diario Público, El futuro de Blade Runner ya llegó… o tal vez no. ¿La ciencia ficción prevé el porvenir?, “Más que servir de bola de cristal, la ciencia ficción habla de nuestras expectativas sobre el futuro y promueve debates sociales” ya que “lo que hacen los autores de ciencia ficción es fijarse en fenómenos y hallazgos observables en el presente y vislumbrar su desarrollo futuro”. De momento, lo de los coches voladores de Blade Runner parece que tendrá que esperar.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!