Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Cómo evitar y prevenir golpes de calor veraniegos en perros

10 min

Ahórrate pasar por el trago de tener que ayudar a tu perro por golpes de calor en verano (y también en invierno por los excesos de calefacción).


Todos sufrimos las consecuencias de las altas temperaturas. Sin embargo, son nuestros perros los que muchas veces corren más peligro. El motivo es que tienen que seguir saliendo a la calle y que les encanta correr y jugar sin pensar en el calor.

Además, nuestras mascotas no pueden contarnos cómo se sienten ni tomar por ellos mismos decisiones para refrescarse en un momento dado. Lo peor de todo es que, detrás de esta situación, se esconde algo tan peligroso como el golpe de calor canino.

Para evitar males mayores, deberías saber qué es esta afección en perros y cómo evitarlo. Algo para lo que en Yoigo tenemos los recursos ideales.

Qué es un golpe de calor en perros

El golpe de calor es lo mismo para un humano y para un perro. Este cuadro se presenta como una emergencia veterinaria que debe ser atendida lo antes posible para no poner en riesgo la vida del animal.

Lo que se esconde tras el "golpe de calor" es una insuficiencia acusada del sistema de termorregulación que los seres vivos tenemos. Como consecuencia, la temperatura corporal del animal se dispara en muy poco tiempo, no pudiendo el organismo contrarrestarla.

De esta forma, en poco tiempo comienza a producirse un fallo multiorgánico debido a una temperatura que, en el caso de los perros, será superior a los 40,5 grados.

Las consecuencias pueden no pasar del vómito y el aturdimiento o llegar a provocar desmayos e incluso el fallecimiento del animal. Vamos, exactamente igual que nos pasa a nosotros o a la tecnología.

Para que un golpe de calor no vaya a más, lo más importante es saber identificar los síntomas que tiene un perro que esté comenzando a sufrir este problema. Tranquilo, no hace falta tener un máster.

Cómo saber si un perro está enfermo por golpe de calor

El golpe de calor es un enemigo que actúa con bastante rapidez y que puede provocar daños irreversibles. Pero, al menos, es una emergencia que da pistas bastante claras de su presencia, algo que te permitirá actuar con rapidez para aliviar la situación de tu mascota.

Los primeros síntomas se concentran en la boca y en la respiración. Si durante el paseo o la actividad física notas que el animal jadea de forma considerable, que tiene una respiración más acelerada de lo normal y que saliva de forma excesiva, cuidado.

No olvides que tu perro no suda como tú. Este mecanismo es el que tenemos los humanos para regular nuestra temperatura corporal. Sin embargo, tu mascota lo hace jadeando y sacando la lengua, lo que guarda mucha relación con los síntomas que te hemos contado antes.

Pero estos efectos son solo los primeros. Si no se toman medidas aquí para controlar la temperatura del animal y reducirla, irán a más y serán mucho más serios.

En un segundo nivel de desarrollo del golpe de calor, el perro se mostrará desorientado, confuso e incluso llegará a tambalearse de forma notable. Esta es la prueba de que el fallo multiorgánico del golpe de calor se va abriendo paso poco a poco.

Si ante todos estos síntomas no se toman las medidas oportunas, el animal terminará por desmayarse.

La pérdida de conciencia no es el fina ni es algo irreversible, pero sí que nos señala que el golpe de calor está en un momento muy avanzado y que el animal necesita de atención veterinaria urgente.

Al margen de los síntomas que te hemos contado, otros que también son típicos del golpe de calor son los vómitos o la presencia de diarrea, aunque estos no siempre hacen acto de presencia.

¿Por qué se produce un golpe de calor?

Lo evidente es pensar que se produce por las altas temperaturas del verano. Es cierto, pero hay causas que van más allá y que puedes tener en cuenta para evitar riesgos innecesarios.Te las dejamos en esta lista:

  • La anatomía de razas como el bóxer o el bulldog, con hocicos chatos que no favorecen la regulación de la temperatura, es un gran riesgo para los animales.
  • La edad también es importante, ya que los cachorros y los perros más mayores tienen más posibilidades de padecer un golpe de calor.
  • Un perro con sobrepeso o con enfermedades de tipo respiratorio debe considerarse como un animal con mucho riesgo de tener un problema de este tipo.
  • Dejar a los animales en espacios con poca ventilación como el interior de un coche en verano es un factor que puede desembocar en un golpe de calor en cuestión de pocos minutos.

Te aconsejamos que tengas todo esto en cuenta cuando llegan las altas temperaturas. Un golpe de calor pillado a tiempo se convertirá solo en un susto.

Por el contrario, si el problema avanza y lo hace con mucha rapidez, puede dejar secuelas en el animal e incluso comprometer su vida.

Cómo evitar un golpe de calor en perros

Como dice el refrán, mejor prevenir que curar. Por eso, lo mejor que puedes hacer es evitar los paseos en las horas centrales del día, llevar siempre contigo una fuente de hidratación para tu perro y estar pendiente de los síntomas que antes te hemos contado.

Ahora bien, debes tener claro lo que hay que hacer en el que caso de que tu mascota dé muestras de estar sufriendo este problema. Siempre que sea posible, acude a la consulta de tu veterinario o del que esté más cerca.

Pero eso solo es útil si no vas a tardar mucho. De lo contrario, mejor que actúes por tu cuenta, al menos en las primeras fases. Lo primero que deberás hacer es llevar al animal a una zona sombreada y fresca lejos de los rayos del sol.

El segundo paso es el de empapar a tu perro con agua fresca. Esto hará que la temperatura corporal baje poco a poco hasta que se estabilice. El agua, además, será bien recibida por el animal y le irá devolviendo poco a poco su funcionalidad.

Ahora bien, no uses hielo bajo ningún concepto. Esto podría provocar un brusco cambio de temperatura que podría ser también peligroso. Como te hemos dicho, lo mejor es mojar al perro poco a poco e ir hidratándolo dándole de beber a su antojo.

Los mejores gadgets para perros con los que evitar un golpe de calor

Como ya hemos apuntado, lo mejor es prevenir el golpe de calor. Por suerte, ahora existen muchos gadgets que te pueden ayudar a conseguirlo con relativa facilidad.

Entre los mejores aparatos para perros con los que poder evitar el golpe de calor se encuentran accesorios como bebederos portátiles, mantas refrigerantes, chalecos o piscinas.

Sí, la variedad es realmente alta y puedes siempre elegir aquellos que mejor se adapten al perro que te acompaña. Vamos a mostrarte algunos de los principales para que los conozcas y puedas evitar que tu mascota sufra cuando llegue el verano.

Piscinas para perros

Si tienes un jardín o una terraza lo suficientemente grande, este complemento es económico y no solo te servirá para que tu perro se refresque cuando lo necesite, sino también para que se divierta a lo grande.

Las piscinas para perros tienen el tamaño adecuado para las mascotas, por lo que no ocuparán demasiado. Es más, hay modelos especiales para los distintos tamaños de perro que existen, por lo que seguro que das con una ideal en todos los casos.

También hay gran variedad de formatos. Las hay de plástico rígido, desmontables o plegables para poder guardarlas sin que ocupen demasiado espacio.

No son nada difíciles de encontrar, ya que en cualquier tienda de animales o en plataformas como Amazon abundan estas piscinas.

Dispensadores de agua

Este complemento es especialmente útil si tienes que salir de casa durante muchas horas y tu perro va a pasar solo buena parte del día. El calor puede hacer que el animal beba más de lo que es frecuente en él, así que debería contar con agua fresca siempre que lo necesite.

En lugar de ir dejando por la casa bebederos tradicionales que pueden agotarse o calentarse, hay fuentes eléctricas con grandes capacidades que mantienen el agua en movimiento y que son mucho más apetecibles para los animales que los surtidores tradicionales.

También existen fuentes de jardín que se conectan directamente a una manguera y que dan un suministro de agua continuo con el que tu perro podrá tanto beber como empaparse para olvidarse del calor.

Bebederos portátiles

La hora de pasear puede ser la de mayor riesgo para los animales. No siempre se encuentran fuentes en la calle en las que poder dejar que el animal disfrute de un trago que lo hidrate, así que harás bien en llevar contigo uno de estos bebederos.

Hoy abundan los modelos con distintas capacidades en cualquier tienda de animales o comercios online. Se trata de botellas especiales con una pieza que acumula el agua y de la que el animal beberá directamente.

Llevar contigo uno de ellos en el bolso o en una mochila no te va a costar nada y le dará a tu perro ese poco de agua que marca la diferencia entre un tranquilo paseo o uno en el que el golpe de calor se convierta en un riesgo real.

Ventilador para transportín

Una situación de peligro en la que incluso es complicado ver los primeros síntomas del golpe de calor es cuando el perro va en su transportín.

Ya sea por un viaje de vacaciones o por cualquier otro motivo, este espacio es pequeño, normalmente de plástico y, por lo tanto, acumula el calor de forma preocupante.

Por suerte, en tiendas de animales e incluso en Amazon existen ventiladores especiales. Se trata de pequeños modelos que se enganchan a la rejilla externa y que dan una suave brisa en el interior del transportín.

Además, es un complemento económico, por lo que no te costará nada darle a tu peludo algo con lo que refrescarse.

Esterillas y chalecos refrigerados

Las esterillas son ideales para casa, los chalecos para el exterior. Pero, ¿cómo funcionan? Puedes estar pensando que eso de ponerle uno a tu perro cuando las temperaturas son muy altas es de locos, pero estos modelos tienen un secreto.

Tanto las esterillas como los chalecos refrigerados incorporan en su interior un depósito en el que se puede meter agua fría o que ya trae un líquido refrigerante como el de los acumuladores de frío que usas en las neveras portátiles.

Con meter agua en su interior antes del paseo o con que el chaleco pase unos minutos en la nevera, tu perro contará con una fuente de frescor que contrarrestará el calor de forma muy efectiva.

chaleco verano perro
Pecute Chaleco - Amazon

Como te decíamos, la esterilla es perfecta para el jardín o la terraza para que tu perro descanse sobre ella de la forma más fresca. El chaleco, por su parte, te vendrá genial para salir a pasear por mucho calor que haga fuera.

También puedes encontrar este mismo accesorio en forma de collar. Ten en cuenta aquí que el cuello de tu perro es una zona con un alto riego sanguíneo, por lo que puede ser ideal para bajar la temperatura corporal del animal.

Estos collares suelen estar disponibles en varias tallas y cuentan con cierres de velcro para que el ajuste sea óptimo y tu mascota disfrute de las ventajas de su uso.

Si bien el calor es peligroso para los perros, evitar los problemas más serios no es para nada complicado. Depende de ti que evites las horas de mayor calor para pasearlo y que sepas identificar rápidamente cuándo se está produciendo un golpe de calor.

Además, como has visto, hay muchos accesorios disponibles para echarte una mano con la tarea de conseguir que tu mascota esté fresca y pueda disfrutar del verano como se merece.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS