Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Qué es un APK: vida más allá de la Google Play Store

5 min

Las aplicaciones de terceros ajenas a las tiendas oficiales de Google y Apple siguen ganando enteros entre algunos usuarios.


Lo que no debería ser más que un término técnico del gremio de programadores se ha terminado convirtiendo en un concepto de moda entre los más piratillas. Hablamos, claro, de los APK y del ecosistema Android.

En los últimos años estas tres simples siglas han dado vida a toda una comunidad de usuarios aficionados a descargarse recursos, aplicaciones y herramientas para el SO de Google, pero desde fuera de su tienda.

Así pues, una APK debería ser una enemiga directa de la Google Play Store. Pero cuidado, nos estaríamos equivocando por completo. Y es que este concepto no es malo per se.

De hecho, en su definición más básica, no deja de ser un tipo de compresión para datos. En este caso, para información que necesita Android a la hora de ejecutar las distintas aplicaciones.

Si se le ha atribuido también una mala reputación eso es porque casi sin darnos cuenta, APK ha terminado igualmente siendo un sinónimo de "app de terceros". Eso sí, siempre aplicaciones de fuera de la famosa tienda.

Y claro, ya conocemos todos los peligros entrañan estos softwares. Más que nada, por no haber pasado el filtro de seguridad de Google. En cualquier caso, antes de entrar en vereda, debemos pararnos sobre el significado real de APK.

¿Acabas de terminarte "Mr. Robot" y estás motivado? ¿Quieres ser un hacker? ¿O más bien solo trabajar como programador? Sigue leyendo incluso si solo tienes algo de curiosidad. Esto te va a molar.

¿Qué es un APK?: su relación con la Google Play Store

Un APK es un "Android Application Package", un tipo de formato exclusivo de las aplicaciones desarrolladas para Android. Es el homónimo de JAR en Java, de .exe en Windows o de .deb en GNU/Linux entre otros.

Cada sistema utiliza una extensión diferente para diferenciar los archivos que puede ejecutar. En el caso de Google su elección fueron los APK, y así terminaron dando forma tanto a los móviles como las tablets, televisores y samartwatches con el SO.

Básicamente todas las apps ejecutadas en un dispositivo con Android tienen que estar en este formato. Un APK contiene todo el código del software, así como sus recursos, certificados y demás datos programados.

Si son tan importantes es porque representan el todo de cada app. Son la moneda de cambio básica para intercambios y envíos libres dentro del ecosistema de Google; se pueden insertar en correos y basta un toque para ejecutarlos.

Al mismo tiempo, claro, también son la puerta de entrada para todos los malwares, ransomwares y demás virus de móviles. Por eso la compañía insiste tanto en solo descargarse aquellas APK publicadas en la Play Store.

Al margen de eso, hay ocasiones en las que estos paquetes no tienen absolutamente toda la información de las apps. Es ahí donde entran en juego los XAPK; paquetes con APK y OBB.

Estos son los datos adicionales que faltan, y que se seccionan de la unidad central para reducir el peso inicial a ejecutar. Ideales, al caso, para aplicaciones muy grandes o para juegos que ocupan mucha memoria.

Cómo instalar un APK en mi Android

En la Play Store basta con buscar la app que se quiera, y al empezar la descarga ya te estarás haciendo con el APK de dicho software. Bueno, en realidad con un instalador de la aplicación.

El APK propiamente dicho no se descomprimirá hasta que tengas el ejecutable en el móvil. Por eso en cuanto seleccionas la app a descargar ya la ves presente en el menú principal.

Sin embargo, tendrás que espera a que se complete el proceso para poder abrirla. Es en ese momento cuando el dispositivo está copiando los datos del APK en su memoria interna.

No te tienes que preocupar de nada más. Google se encarga de revisar estos códigos por ti para evitar que entren virus. ¿Es del todo infalible? Pues no, pero el grado de efectividad es muy superior a cualquier otro programa o sistema.

Después siempre podrás consultar qué apps se han instalado acudiendo a la Play Store y revisando el apartado de "Mis aplicaciones". Ahí entras en "Colección" y tendrás ante ti el listado histórico general. Sencillito y al pie.

colección play store

Cómo instalar aplicaciones de fuera de la Play Store en Android

Siguiendo lo anterior también es posible descargar apps externas a la red de confianza de Google. Para eso solo tendrás que acudir a una biblioteca de confianza y elegir ahí el APK que deseas.

Eso sí, antes de eso deberás hacer dos cosas: por un lado, activar los orígenes desconocidos de tu Android, y por otro desactivar Google Play Protect, el "guardián" de seguridad del SO.

En cuanto a lo primero, no hay más que entrar en "Ajustes" del teléfono, después en "Seguridad" y por último en "Orígenes desconocidos" (o "Aplicaciones desconocidas"). Marca la casilla y desde ese momento el teléfono aceptará archivos de terceros externos.

instalar fuentes desconocidas Android

En lo que respecta a Google Play Protect, aunque en un principio este antivirus se centra en analizar las apps instaladas para cerciorarse de que son seguras, también dedica parte de sus recursos a borrar y eliminar archivos potencialmente peligrosos.

Y claro, como si se tratara de una vacuna en nuestro sistema defensivo, el software de seguridad atacará a todo lo que considere extraño.

Para desactivarlo deberás ir al menú de opciones de la Play Store, entrar en el apartado de este antivirus y desmarcar "buscar amenazas de seguridad en tu dispositivo". No olvides volver a activarlo cuando termines con el APK externo.

google play protect

¿Ya estás listo? Entonces acude a un repositorio fiable, como por ejemplo APKmirror, descarga la app en cuestión, y accede al ejecutable desde la notificación emergente que aparecerá o desde "Descargas".

¿Es peligroso descargar aplicaciones de fuera de la tienda de Android?

Sí. Google se desentiende de lo que le pueda pasar a tu smartphone si lo haces. Hay muchos fabricantes que incluso llegan a anular la garantía del producto si esta todavía está activa.

Hay que tener en cuenta que Internet es un mar infinito de usuarios, y que en una biblioteca como APKmirror no hay apenas control de lo que se sube. Un hacker podría colgar una app haciéndola pasar por otra cosa, y colándote un malware.

¿Entonces para qué tanto riesgo? Pues porque en no pocas ocasiones esa aplicación que quieres no está en la Play Store. Esto es habitual en softwares relacionados con la piratería y en versiones beta de apps conocidas.

Los usuarios más techie suelen ser los primeros en probar las últimas versiones de WhatsApp, Twitter y algunos juegos porque consiguen el APK de la actualización en desarrollo. Y sí, se los descargan de fuera de la tienda.

En cualquier caso, teniendo mucha precaución y limitando esta actividad a lo mínimo imprescindible, no deberías de tener muchos problemas. Fíate de tu intuición e infórmate bien siempre antes de meter nada en tu teléfono.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS