Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

¿Venderías tu cara por 116.000 euros para que la usen miles de robots?

5 min

Una empresa anónima dedicada a la creación de robots humanoides está buscando el rostro ideal para relacionarlo con personas mayores


¿Se te había pasado por la cabeza ponerle precio a tu rostro? Es una pregunta bastante extraña pero que a día de hoy comienza a cobrar sentido, desde el momento en el que una empresa británica quieren pagarte por los derechos de tu bonita cara. Más que bonita, que sea amigable, por favor.

Supongo que nunca lo habías pensado, mucho menos establecer una cifra concreta, pero por si quieres tener una orientación de lo que cuesta un rostro, son 100.000 libras lo que están poniendo sobre la mesa. Hablamos de unos 116.125 euros al cambio, el precio de una vivienda media o de un vehículo deportivo de la gama más alta.

Miles de robots con tu cara

¿Para qué quieren tu rostro? Para colocarlo, sin ningún tipo de problemas legales, en la cabeza de un robot. Bueno, más que un robot, en muchos, ya que sería una especie de imagen de la marca: el rostro de un “amigo virtual” para personas mayores.

photo-1485827404703-89b55fcc595e

La empresa de ingeniería que está detrás de todo esto se llama Geomiq, tiene sede en Londres y tiene como principal objetivo buscar la cara perfecta para su cliente. Sí, en realidad es una intermediaria ya que hay una segunda empresa “anónima” que está creando el robot y es la que realmente haría uso del rostro.

Aquí no hay medias tintas, Geomiq pagará esa suma en concepto de ceder los derechos de imagen a perpetuidad. Parece ciencia ficción, pero este ingrediente de mundo distópico empezaría a tomar forma el año que viene, así que avisados estamos.

La selección: en busca de la amistad virtual

Por lo pronto lo único que hay es un correo, donde puedes enviar las credenciales y una foto, a partir de ahí ellos empezarán a trabajar en la búsqueda del rostro perfecto.

La segunda empresa ha decidido no dar la cara en el proceso debido a la naturaleza secreta del proyecto, pero sí tienen claro que en el proceso de selección de Geomiq se debe cumplir con una prioridad: los candidatos ideales deben contar con una cara amistosa, para que el trato sea lo más amable posible.

photo-1532178324009-6b6adeca1741

Podemos ir a la página de selección de Geomiq para conocer más detalles. En ella cuentan que la otra empresa se aproximó a ellos para pedir ayuda con los toques finales del desarrollo de un robot humanoide de última generación. Cuando nos referimos a “humanoide”, apuntamos hacia un robot diseñado para simular la forma y los movimientos de un ser humano, de ahí la importancia de la cabeza.

En Geomiq son conscientes de que han compartido una solicitud extremadamente única, que conlleva una decisión muy importante por parte de los participantes, y esperan poder encontrarla de aquí al año que viene.

Como parecía obvio la noticia ha corrido como la espuma, esta campaña de clonación de rostros ha causado un debate sobre nuestros derechos y la relación con los robots. Hay mucho terreno por explorar desde el punto de vista tecnológico, ético y legal.

Otro asunto por definir es el de la selección en sí del rostro. ¿Qué parámetros tiene que cumplir el rostro?¿Qué hace una cara más amigable que otra?¿Es diferente que el usuario final sea una persona anciana? Todo esto es trabajo de Geomiq, pero será interesante seguir lo pasos y conocer el resultado final.

La soledad de las personas mayores

photo-1508963493744-76fce69379c0

Nuestra población envejece, no para de crecer en en ese colectivo concreto y el mundo hiperconectado no es de gran ayuda ante la soledad que afrontan nuestros mayores. La tecnología no está haciendo todo lo que debiera por ellos y algunas empresas, como las que son protagonistas de nuestro artículo, están preparándose para proponer soluciones robóticas.

En nuestro país, en abril de 2019, más de 850.000 personas mayores de 80 años viven en soledad, la gran mayoría de ellas son mujeres. Un país que se equipara a nosotros en estos datos es Japón, con una tasa cercana al 30% de personas mayores de 65 años.

Precaución al entrar en el valle inquietante

2560_3000

Volviendo al diseño del robot, tampoco queda claro si el rostro debe ser representado en una pantalla acoplada a la zona superior del robot o realmente quieren crear un rostro con proporciones y formas reales.

Sea de una forma o de otra tienen que tener cuidado al aproximarse a lo que se denomina el valle inquietante: cuando las réplicas robóticas tienden a parecerse demasiado a los humanos, tanto en movimientos como en aspecto, causan una especie de rechazo entre los que estamos contemplándolas.

A la mayoría de nosotros nos parece más atractivo y simpático un robot con aspecto animal o con un diseño más próximo a un dibujo animado, que uno con un aspecto real. Tendrán que andar con pies de plomo para encontrar ese límite que hay y despierta diferentes respuestas emocionales, entre lo positivo y lo desagradable.

¿Existen alternativas?

Lo de elegir una persona concreta y real para dar forma al robot final es algo que no tiene sentido para muchos, ya que actualmente se puede tirar de redes generativas antagónicas, conocidas como GANs en inglés.

Se trata de usar algoritmos de inteligencia artificial para generar nuevos rostros, inexistentes en la realidad. De hecho ya existen grandes bases de datos y generadores con este tipo de contenidos, no habría que inventar nada, solo realizar la selección de personal en ellas.

Precedentes con la voz

Nos podemos asustar con el tema del rostro, pero la realidad es que hoy en día convivimos con asistentes de voz, en nuestros teléfonos y altavoces inteligentes. Alguien tiene que poner voz a esta tecnología, el caso más sonado es el de Susan Bennett, que le da vida y color a Siri, el asistente de Apple (aunque a ellos no le gusta confirmarlo).

Es interesante pensar en el proceso de creación de los contenidos, ya que es posible que en el caso del rostro lo que necesiten sea solo el diseño de la cara y ellos generan las expresiones, o bien necesitan que la persona esté continuamente generando y grabando las expresiones. Sobre esto nada de se sabe.

En un par de años quieren que sea una realidad

Aunque ahora se haya convertido en un episodio mediático, debido a la puesta en marcha de la selección, el proyecto “robot” lleva cinco años en desarrollo.

Si todo va como tienen previsto y nos situamos en un momento dentro de un par de años, nos encontraremos el rostro de la persona seleccionada reproducido en miles de amigos virtuales, al estilo de películas como “Yo, Robot” y “Ex Machina” o del episodio más retorcido de “Black Mirror”.

Los robots deberían estar haciendo la vida más agradable, menos solitaria, a personas mayores. Mientras comprobamos cómo se resuelve tan distópico acontecimiento, podemos entretenernos con Will Smith haciendo migas con robots:

Imágenes | Alex Knight | Frank V | Michael Dam | Alessio Ferretti | Matthew Bennet

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!