Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

¿Imaginas cargar otros dispositivos con tu teléfono? Conoce Reverse Wireless Charging

5 min

La carga inalámbrica ha llegado a nuestros teléfonos para hacernos los procesos más cómodos y sencillos además de convertir a nuestro teléfono en una estación de carga


Si tuviéramos que elegir una especificación en la que está costando que nuestros dispositivos móviles evolucionen esa sería sin duda alguna la autonomía. Los teléfonos no paran de crecer en potencia y posibilidades, pero la realidad es que difícilmente superan el día de funcionamiento con la batería que integran.

Como eso es difícil de solucionar, por ahora, los grandes fabricantes han decidido mejorar este asunto avanzando por dos caminos bien diferenciados: en primer lugar con la carga rápida, y en segundo, con los sistemas de carga inalámbrica. Con el primero nos ofrecen rellenar la batería en menos tiempo, con el segundo, hacerlo de una forma mucho más cómoda.

Parece claro que cargar de forma inalámbrica es el futuro, o al menos es la forma más sencilla que podemos imaginar de hacerlo al no tener que utilizar ningún tipo de conector, algo que cuadra con el teléfono todo pantalla que los fabricantes tienen en mente como dispositivo ideal.

galaxy-s10_highlight_acc_s

La parte más débil de la carga inalámbrica la encontramos en su rendimiento. Los sistemas actuales no pueden nutrir a nuestros teléfonos con un caudal de energía tan grande como consiguen los cables, así que por ahora lo tenemos que plantear como la solución cómoda, más que la solución rápida.

Conforme van apareciendo más accesorios, mobiliario y vehículos con los sistemas de carga integrados, más teléfonos de gama alta se van sumando a la posibilidad. Curiosamente van apareciendo derivados como el “reverse charging” que llegan para marcar diferencias. Vamos a explicaros en este artículo qué es eso de la carga inversa.

La “carga inversa” quiere marcar la diferencia

Imaginad que vuestro teléfono de última generación, además de cargarse de forma inalámbrica, también es capaz de cargar a otros dispositivos con solo aproximarlos. En una situación ideal esto es una maravilla, por comodidad y limpieza, pero como veremos en este artículo, todavía está lejos de ser una solución útil para la mayoría de casos.

Hablamos de hacer un trasvase de energía de tu teléfono a otro dispositivo a través de inducción electromagnética: convertir a tu terminal en una estación de carga. Este proceso no es rápido, todo lo contrario, es bastante lento si lo comparamos con cualquier alternativa de carga.

Más bien podríamos venderlo como una solución de emergencia; imaginad que un amigo se está quedando sin energía en su teléfono y podemos darle algo de vida con esta funcionalidad. Sí cobra más sentido a la hora de cargar dispositivos con baterías pequeñas, como unos auriculares inalámbricos, una pulsera de actividad o un reloj inteligente.

Aunque no hay datos oficiales muy claros al respecto podemos decir que los sistemas reverse charging que han aparecido trabajan con potencias de 2,5 a 4W. Podemos hacer una comparación rápida: el sistema de carga rápida más potente del mercado cuenta con 50W, carga 3.000mAh en 30 minutos. Si hablamos de carga inalámbrica de tipo Qi la potencia baja a 20W y tardaríamos 120 minutos en rellenar la misma cantidad.

Además del tiempo que se necesita tenemos otro contratiempo, y es que el teléfono que va a donar su energía va a perder bastante de su batería en el proceso, así que tendremos que tener bien claro si nos merece la pena. Por ejemplo, en pruebas reales tenemos que el teléfono cargador pierde un 30% de su batería a la hora de subir un 15% la batería del teléfono a cargar. La cifra oficial en el caso de Samsung habla de un descenso de 25% de batería por cada hora de uso.

Como podéis imaginar no se puede utilizar en todas las condiciones, es necesario que la batería del teléfono emisor de energía cuente con al menos un 30% de capacidad - caso de Samsung -. Al bajar de ese porcentaje la funcionalidad dejará de ejecutarse.

¿Qué teléfonos cuentan con carga inversa?

samsungs10plus-3

Las dos empresas líderes en el mercado Android, Samsung y Huawei, son las que llevan la voz cantante en esto de la carga inversa. Ambas dominan en crear teléfonos resistentes y con carga inalámbrica, así que había que dar un paso más y crear una especificación que los diferenciara del resto.

Casi a la par ambas compañías ofrecen algunos teléfonos de gama que cuentan con “reverse charging”, pero tenemos que darle el crédito a Huawei al estrenarlo por primera vez - hablamos de teléfonos móviles - en su poderoso Mate 20 Pro. La cantidad de dispositivos a día de hoy se cuentan con los dedos de una mano:

  • En el bando Huawei tenemos al citado Mate 20 Pro y a los más nuevos P30 y su versión Pro. Su sistema es capaz de generar entre 2,5 y 3W de potencia inalámbrica.
  • En el caso de Samsung, que llama Wireless PowerShare a la funcionalidad, podemos enviar de 3,5 a 4W. Los teléfonos capaces de hacerlo son los Samsung Galaxy S10,S10e y S10+.

¿Dónde está Apple?

Parece complicado vislumbrar el futuro de una tecnología móvil si Apple no está en el ajo, teniendo en cuenta que son los que mueven prácticamente la mitad del mercado con sus iPhones. Los últimos rumores apuntan a que los modelos de 2019 contarán con este tipo de carga inalámbrica. La razón parece clara, poder cargar los auriculares AirPods desde el mismo teléfono.

¿Qué dispositivos podemos cargar?

Huawei-FreeBuds-2-Pro-Earbuds-6

Vale, no todo el uno tiene uno de esos cinco teléfonos, pero sí puedes tener uno que cuente con un sistema de carga inalámbrica y se puede aprovechar de esa energía. Pues es sencillo de determinar: podrás cargar aquel teléfono con certificación de carga inalámbrica Qi, que es el más extendido.

La lista es bastante grande con nombres como el iPhone 8, X, XR o XS; los últimos Galaxy Note y S; las diferentes versiones de Pixel 3 de Google, etc. Lo mismo podemos decir de los accesorios con carga inalámbrica, serán compatibles aquellos que son Qi.

La forma de cargar es muy sencilla, solo hay que buscar en el menú de los teléfonos la funcionalidad y colocar en la trasera del mismo el dispositivo que vamos a cargar, siendo muy importante la alineación de los mismos. Si en treinta segundos no hubiera encontrado ningún dispositivo a cargar el teléfono automáticamente desconecta la posibilidad.

1500-Mate20-pro_01_04._CB479773232_

Como conclusión tenemos que decir que reverse charging es sin duda una funcionalidad más llamativa que práctica, sobre todo en el caso de querer cargar la batería de otro teléfono. Pero como todo esto es una tecnología que está ahora mismo en su infancia, no podemos obviar que va a ir evolucionando hasta convertirse en algo más útil.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!