Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

¿Cómo se consigue un frontal todo pantalla en un teléfono? 

2 min

Pantallas sin marcos y sensores que se esconden, esas son las principales armas de Infinity-O


Actualmente existen dos caminos a seguir en el diseño de los teléfonos móviles más vanguardistas: teléfonos flexibles muy complejos y con un precio de partida bastante alto, y dispositivos en el que el frontal todo esté ocupado por la pantalla.

En ambos casos la solución pasa por usar paneles OLED, y en ambos Samsung lleva la voz cantante con su tecnología Super AMOLED. El escenario que nos ocupa es el de los teléfonos que van dirigidos al gran público, como es el caso del Samsung Galaxy A51.

La evolución pasa por intentar eliminar todos aquellos elementos superfluos y dejar espacio al panel. Para ello nos encontramos con que hay que acabar con botones, buscar una solución para la cámara frontal, y lo más difícil, ¿dónde colocamos el sensor de huellas? La respuesta está en las pantallas Infinity-O.

¿Qué es una pantalla Infinity-O?

El estado de definición y calidad de representación de los paneles OLED ha llegado a niveles inimaginables hace unos años, pero no solo se ha avanzado en esa dirección. Los paneles han sido trabajados para ser introducidos en teléfonos sin marco, en los que todo el frontal es pantalla.

El último desarrollo en pantallas Super AMOLED de Samsung es conocido como Infinity-O, que es el tipo de paneles que vamos a encontrar en un Galaxy S20 o un Galaxy Note10+, los productos más innovadores del mercado.

Bajo este llamativo nombre se encuentran pantallas sin marcos a las que se le puede perforar con láser una pequeña cavidad por la que asoma la cámara frontal del teléfono. La experiencia cinemática que se consigue es incomparable, ideal también en juegos.

El sensor de huella bajo la pantalla

huella

Otro avance de última generación que se consigue con Infinity-O es incluir el sensor de huellas bajo la pantalla, quedando completamente oculto al usuario, con lo que se consigue un aspecto muy limpio y elegante.

También es posible encender el teléfono con solo colocar el dedo sobre la zona en la que está el sensor. Como alternativa de seguridad al sensor de huellas, también se puede realizar el reconocimiento facial con la cámara frontal.

En definitiva, lo que conseguimos con todos estos adelantos es que la pantalla sea más grande sin hacer crecer el tamaño del teléfono.

Sorteamos un Samsung Galaxy A51

¿Convencido por las bondades de este Galaxy A51? Si quieres hacerte con uno participa en nuestro sorteo, completamente gratis, solo tienes que rellenar el siguiente formulario:

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!