Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Modo seguro: qué es y para qué sirve en móviles Android

Google ofrece esta configuración para permitirnos solucionar problemas con aplicaciones cuando no tengamos más alternativas.


Lo de que "siempre hay una salida" puede ser un cliché mindfulness en la vida real, pero es totalmente cierto en el mundo de la tecnología. Si te sabes manejar con el ordenador ya sabrás de qué estamos hablando.

Nos referimos a esos momentos en los que los métodos oficiales no funcionan para resolver un bug o un problema de procesamiento concreto; cuando el programa se te queda colgado o la pantalla se congela.

En Windows la medicina clásica para esos casos siempre ha sido introducir la sacra combinación "alt+supr+F4". Si eso falla, entonces se suele pasar al reiniciado forzado. Las cuentas ya las saldarás al volver al mismo punto (o a una pantalla azul).

¿Qué pasa en el móvil? Tu smartphone no deja de ser un PC en miniatura. Vamos, que se puede petar exactamente igual y dejarte con cara de tonto. El problema es que aquí no vas a poder introducir ninguna combinación de teclas ¡porque no las hay!

Para eso Google se reserva otros truquillos. Puedes probar a forzar el reinicio pero lo normal es que no te funcione. Más preciso y efectivo es el modo seguro de Android; una configuración que en menos de una década ha salvado millones de vidas.

¿No tienes ni idea de qué te estamos hablando? ¿Te has descargado una app que te ha dejado frito el teléfono? Entonces sigue leyendo, porque te vamos a dar la respuesta definitiva a todos tus problemas informáticos.

¿Qué es el modo seguro de Android?

La recomendación de solo descargarse aplicaciones de la Play Store está ahí por algo. Salirse el control de calidad a desarrolladores de Google supone afrontar un riesgo increíble en cuanto a ciberseguridad.

Vamos, que te la pueden dar con queso. Lo que parece una herramienta superpráctica y muy descargada puede ser en realidad un tipo de malware preparado para destruir tu móvil por dentro lentamente.

¿Crees que te vas a poder librar de él desinstalándolo? Sentimos decirte que los hackers están más que prevenidos y preparan artimañas para que, o no puedas eliminar la app maliciosa, o que lo hagas de forma simulada y en realidad no soluciones nada.

En ese caso tu única solución va a ser el modo seguro de Android. ¿Qué es exactamente? Pues una configuración —idéntica a la de Windows— que permite ejecutar el SO bloqueando todas y cada una de las aplicaciones que no vinieran de serie.

Moviéndote por él verás que todas esas apps aparecen en gris. Lo único que podrás abrir son aquellos servicios que tanto la marca del fabricante como la propia Google ya incluyen de forma nativa.

Con el modo seguro serás capaz de descartar un montón de sospechosos en el supuesto de que lleves un tiempo lidiando con bugs y errores extraños. ¿Que todo funciona de repente bien? Entonces no habrá ninguna duda: es una app maliciosa.

¿Cómo activar el modo seguro de Android?

La idea es que cualquiera pueda acceder al modo seguro de Android sin tener que hacer malabarismos. Por eso es tan sencillo como mantener el botón de apagado pulsado, y cuanto aparezca la clásica ventana flotante, pulsar el botón de apagado durante unos pocos segundos más.

Tras eso deberías ver en pantalla el comando "Reiniciar en modo seguro", acompañado de un texto de advertencia que te recomendamos que leas si es la primera vez que lo estás haciendo.

reiniciar móvil

"¿Quieres reiniciar el sistema en modo seguro? Se inhabilitarán todas las aplicaciones externas que hayas instalado. Esas aplicaciones se restaurarán la próxima vez que reinicies el sistema". Dicho eso, acepta y espera a que reinicie.

Al regresar verás lo que ya te hemos explicado: tu SO como siempre, pero con las apps de terceros descargadas en un color grisáceo. Si intentas abrirlas comprobarás que, efectivamente, no funcionan.

modo seguro Android

Android solo mantiene operativas las que vienen de serie porque por descarte no pueden ser el origen de tus problemas. Como ya estaban ahí antes de que tuvieras el móvil en las manos, es imposible que estén infectadas con ningún virus.

Lo lógico es que en el modo seguro el móvil te vaya bien. Si no es así, entonces es que la avería se encuentra en otro punto del software. Y sentimos decirte que probablemente sea algo imposible de resolver de forma manual.

La alternativa para poner en marcha el modo seguro de Android

Es un poco más tricky porque hay que retroceder a ese mundo de combinación de teclas infinitas que bien conocen los que se criaron con una NES o una SNES. Esto funciona con prácticamente todos los móviles y tablets Android.

  • Pulsa el botón de encendido durante unos segundos y selecciona "Apagar".
  • Vuelve a pulsar el mismo botón hasta que surja en la pantalla el logotipo de la marca.
  • Ahora suelta el botón y mantén pulsado el de bajar volumen. Tras unos segundos el dispositivo pasará a modo seguro.

¿Cómo desactivar el modo seguro de Android?

En las primeras versiones de Android la cosa tenía su aquel; hoy es tan sencillo como no estar ciego y saber moverte mínimamente en el Sistema Operativo. Lo decimos así porque desactivar el modo seguro del móvil es easy peacy.

La configuración puede variar ligeramente dependiendo del modelo y la mencionada versión del SO. Lo normal es que manteniendo el botón de apagado ua vez más, aparezca el menú flotante con la opción "Reiniciar".

Eso no es que reinicie tu móvil de forma normal, sino que además desactivará el modo seguro de Android. ¿No te funciona? Entonces limítate a forzar el reiniciado manteniendo el botón pulsado durante más tiempo.

La otra posibilidad igual de efectiva pasa por desplegar la barra de notificaciones y buscar ahí la tarjeta correspondiente al modo seguro.Al pulsar sobre ella comenzará automáticamente el reinicio. Ergo es lo miso que antes pero a través del software.

Con el modo seguro podrás desinstalar las apps descargas una a una hasta dar con la culpable del desastre. Lo que recomienda Android en su ficha de servicio técnico es lo siguiente:

  • Desinstala una a una las aplicaciones que hayas descargado recientemente.
  • Cada vez que desinstales una aplicación, reinicia el teléfono y comprueba si el problema se ha solucionado.
  • Una vez que hayas desinstalado la aplicación problemática, podrás reinstalar las otras aplicaciones.

Luego ya podrás dejar de llorar porque has tenido que llevar el móvil al servicio técnico por una chorrada que habrías resuelto fácilmente. ¡Al lío!

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS