Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Las mejores apps de nutrición para comer más sano

13 min

Yuka, Noom, Yazio, Noodle, MyRealFood, las mejores apps de nutrición se reproducen como setas y te ayudamos a que aprendas a sacarles partido para perder peso, mantenerlo o ganarlo de manera saludable


Las mejores apps de nutrición se reproducen como setas, nunca mejor dicho, y merece la pena que aprendas a sacarles partido. Noom, Yuka, Yazio, MyRealFood o Noodle, son solo algunas de las opciones que puedes encontrar para ayudarte a comer sano. Porque el objetivo nunca puede ser perder peso porque sí, sino llegar a un peso saludable, que se corresponda con una buena forma física y un salud de hierro, en este artículo te daremos argumentos, a favor y en contra, de algunas de las mejores aplicaciones para nutrición que te puedes descargar en la actualidad. La idea es que puedas utilizarlas con sabiduría y sin hacer sacrificios extremos que te pongan en peligro o que resulten insostenibles en el tiempo.

Apps que leen el código de barras de los alimentos: Popularidad que sube como un bizcocho

Tener una aplicación que pueda leer el código de barras de los alimentos no es una rareza, sino que está muy de moda a la hora de hacer la compra. Es habitual pasear por los pasillos de los supermercados y encontrar personas que están escaneando todos los productos. Siempre que se tenga claro por qué es importante escanear la comida y que no se convierta en una obsesión, ¡adelante!

6 Apps para foodies

Tras la lectura por parte de la app del código de barras de los alimentos, generalmente te indica si el producto está evaluado o no y, en caso afirmativo, se te indica si es bueno, ultraprocesado, poco procesado, o si es un producto mediocre. Además, la incursión y la evolución de la tecnología va a facilitar la compra, en función de tus preferencias. Cada app de nutrición establece sus propios criterios de si un alimento es bueno o no, pero en realidad la decisión tiene que ser tuya, porque tú eres quien te conoces realmente.

Por ejemplo, puede que una app asegure que un alimento es malo por tener un alto contenido en sodio, pero que tú tengas una situación médica que amerite que incrementes el consumo de este elemento. Entonces, un alimento que es malo para la mayoría, para ti y tus circunstancias es recomendable.

Muchas de las mejores apps para nutrición se parecen entre sí. Hablaremos de Open Food Facts, El CoCo, Yuka, Noodle, MyFitnessPal y MyRealFood. Algunas están avaladas por especialistas en nutrición y otras vienen bendecidas por los influencers y esto también es importante. Elegir en manos de quién pones tu alimentación no es ninguna tontería, ya que un profesional de la nutrición tiene mayor autoridad científica que un modelo de revista, por mucha tableta que tenga ese modelo de revista.

Aunque haya a quien pueda parecérselo, esta burbuja de aplicaciones nutricionales no tiene por qué ser mala. El objetivo es ofrecer a los consumidores una información correcta, ya que las etiquetas no son especialmente sencillas de leer.

Para poder valorar una app, esta ha de ser transparente y, por lo tanto, se deberían conocer los algoritmos que utiliza para realizar la valoración de los productos. Las hay que permiten valorar mejor la procedencia ecológica, la cantidad de aditivos o, incluso, el nivel de procesado. Así, utilizándolas, puedes evitar adquirir un producto con la apariencia de sano, pero que no tenga ningún tipo de aporte nutricional.

Ventajas de las aplicaciones de nutrición

Podemos destacar cuatro ventajas principales de las aplicaciones de nutrición, pero seguro que hay muchas más:

Aprender a comer correctamente

Crecimos comiendo con unos hábitos que en esta época se tienen mal vistos. El bocadillo de paté, ¡o el de Nocilla!, que con tanto amor nos daban nuestras madres para el cole, a día de hoy es prácticamente impensable.

Aquí tenemos un problema cultural muy serio: comimos así y no nos morimos, entonces, ¿cómo es que ahora es malo o que no puedo repetir eso con mis hijos? ¡Normal que te explote la cabeza! Y normal que necesites ayuda para aprender, ahora que hay más información disponible.

Ir a la compra siguiendo un plan

Hacer la compra suele ser un acto rutinario, poco racional y casi nunca meditado. Aunque esto de las aplicaciones sea en la actualidad una moda, te pueden ayudar a que ni tu salud ni tu bolsillo se resientan. Todos hemos pecado de tirarnos de cabeza a por la degustación que alguna azafata nos ofrece en el supermercado y sí, hemos acabado comprando eso que probamos y que un minuto atrás no sabíamos ni que existía.

Comprar por impulso es un clásico y también es el origen de una despensa sin ton ni son. Nutricionistas de todo el mundo coinciden en que lo peor que te puede pasar es tener tu despensa llena de cosas que no te benefician porque una vez que las tienes, adivina qué... te las comes.

Foodtech

Incrementan la implicación de los consumidores con su alimentación

Los consumidores de la actualidad son críticos con lo que se llevan a casa. Ambicionan dejar de comprar por impulso y, ahora, cada consumidor se para y mira el producto antes de añadirlo a la cesta. Hay efecto llamada: la primera vez que ves a alguien escaneando latas en el supermercado a lo mejor te parece raro, pero es muy posible que eventualmente acabes intentándolo tú también.

En definitiva, vivimos en una sociedad con consumidores más exigentes, gracias, en gran parte, a la información sobre comida, que muchas veces viene en forma de app de realfooding como MyRealFood u Open Food Facts.

Compradores más empoderados

Gracias a las nuevas tecnologías, puedes buscar de forma activa alternativas entre los pasillos de los supermercados, y esto ha sido posible gracias, entre otras cosas, al desarrollo de una aplicación como Yuka, que destripa los ingredientes de los productos y los clasifica.

Años atrás quizá no te atrevías a tildar de malo o mediocre a un bollo de una marca de las de toda la vida. O un simple argumento de autoridad de algún celebrity te impedía poner en duda la calidad de lo que estabas metiendo en tu despensa. Ahora las tornas han cambiado y los celebrities son los que tienen que preguntarse si quieren o no anunciar esto o aquello, por miedo a lo que los consumidores puedan pensar de ellos.

Disrupción en la industria alimentaria

Cualquiera de las aplicaciones mencionadas, o que se mencionarán más adelante, te dan la oportunidad de modificar la industria alimenticia. Como consumidor tienes un gran poder y lo que no compres, con el tiempo y aunando esfuerzos entre todos, se dejará de fabricar. Si escoges productos que sean más saludables, lograrás, probablemente, que su competencia intente modificar sus productos para que sean, también, más sanos.

Estos son algunos de los motivos por los que es importante que, como consumidor, tengas una correcta información de todos los productos que consumes y, por encima de todo, te asegures de que sean saludables.

Inconvenientes de las aplicaciones de nutrición

Entre los argumentos en contra que se desprenden de este tipo de aplicaciones, te contamos los cuatro principales:

Falsa seguridad de que se come más sano

Con tanta tendencia hacia lo saludable, las personas buscan un resquicio para comprar y consumir alimentos desaconsejados. Por ejemplo, puedes comprar helados con un perfil nutricional mejor, lo que te puede dar pie a pensar que estás comiendo algo healthy, cuando estarás comiendo un helado que aunque quizá esté hecho sin conservantes, no está hecho 100% de fruta y libre de azúcares.

Pero el problema no es el producto en sí o que lo consumas de forma esporádica, sino que lo consumes y dejas de consumir vegetales, frutos secos o frutas.

Puede hacer que los consumidores sean más vagos

Con todas estas nuevas herramientas no piensas, eliges automáticamente. Por este motivo es muy importante que sepas qué tipo de app estás utilizando. No puedes creer a pies juntillas que algo es bueno o malo. Esto acabará por dejarte el cerebro plano y sin recursos y está en contra, precisamente, del argumento de la comida real.

Es importante que aprendas a seguir el juego de comprender y combinar calorías, macronutrientes y otros elementos necesarios para funcionar cada día.

Síndrome del escaneo compulsivo

Ahora apenas se confía en la información de las etiquetas, pero se cree radicalmente lo escaneado. Todo se cuestiona, pero la virtud siempre está en el punto medio. Es necesario exigir una información adecuada, pero no debes llegar a obsesionarte.

Diferentes criterios en las apps

Esto ya te lo hemos comentado, no todas siguen el mismo criterio de valoración. Por tanto, un mismo producto se puede catalogar de forma diferente según la aplicación que utilices. De hecho, como es lógico, van modificando sus propios parámetros en las actualizaciones. Además, el país de origen de la app también influye, ya que algunos ministerios de salud implementan normativas que sólo aplican en su país y que pueden establecer la diferencia entre "producto bueno-producto malo".

¿Cuáles son los criterios que tienen en cuenta las aplicaciones?

Tal y como te hemos indicado anteriormente, la transparencia debería ser uno de los requisitos más importantes. De nuevo, si te fijas en la aplicación Yuka, está basada en un 60% en Nutriscore, aunque luego, por poner un ejemplo, penaliza los productos que contienen aditivos, mientras que la sacarina está catalogada, actualmente, como algo saludable.

Sin embargo es importante recordar que los aditivos en prácticamente todos los casos son seguros. Es necesario que se valore el producto de forma global. Por ejemplo, unas patatas fritas, cuyos ingredientes sean sal, patatas y aceite, parecerán buenas, pero no serán saludables. No obstante, unas legumbres en conserva que contienen ciertos aditivos, sí son saludables. Por ello, hay que valorar el producto en su conjunto.

Otra de las valoraciones positivas de esta app se centra en si los productos son o no ecológicos. En caso afirmativo, se les da un mayor valor nutricional. No obstante, la ecología no tiene una incidencia directa en la nutrición, pero si de forma colateral. Todo es cuestión de informarse y reflexionar sobre la información recibida.

El software de El CoCo se basa en dos sistemas: el NOVA, que cataloga el producto de 1 a 4 según el grado de procesamiento, donde 4 es un ultraprocesado, y teniendo en cuenta los marcadores de Nutriscore, que ofrecen su criterio. La valoración la deja en tus manos, por eso se habla de consumidores conscientes.

Mejores apps de nutrición

Existe un amplio abanico de aplicaciones que te resultarán muy útiles, algunas serán gratuitas y otras no. Están disponibles para iOS y Android, y en ellas podrás encontrar recetas, consejos y pautas básicas para tener un estilo de vida más saludable. ¿Quieres conocer algunas de las mejores aplicaciones de nutrición?

MyRealFood

El popular nutricionista Carlos Ríos ha puesto en marcha esta app, que es un escáner perfecto a la hora de comprar en el supermercado. Su sistema clasifica a los alimentos en "buenos procesados", "ultraprocesados" y "comida real". Cada uno de ellos tiene un color asignado.

MyRealFood app de nutrición de Carlos Ríos

El criterio que sigue es una adaptación del sistema NOVA y el sistema de sellos negros de Chile para los indicadores de información. Hace la clasificación mencionada y deja a un lado los ingredientes culinarios que no se valoran correctamente con el sistema NOVA. Algunos de los indicadores informativos que aparecen son grasas saturadas, alto en azúcar, sal o calorías. Marca los aditivos inocuos y controvertidos en base al criterio de la EFSA (Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos) y otros estudios independientes.

En la app hay consejos para comer mejor, versiones más saludables de un producto con una mala valoración, y te permite puntuar y comentar. Aquí se premian los productos nada o poco procesados, que tengan un buen perfil nutricional, y, por otro lado, penaliza los aditivos controvertidos y, por supuesto, los ultraprocesados.

Entre los extras destaca su funcionamiento como una especie de red social para la comunidad de los realfooders, y un diario para que puedas hacer un seguimiento de lo que comes y de tu peso. Además, el lector de código de barras incluye un buscador por categorías, en el que se marcan los productos como realfood o ultraprocesados.

El CoCo

Esta aplicación lee bebidas y comestibles. Muestra las clasificaciones utilizando los sistemas Nutriscore y NOVA. La calidad nutricional que mide el primer sistema se simplifica con un código de letras, en el que la "A" es excelente y la "E" muy mala. Para facilitar el reconocimiento visual, se incorpora una escala de color del verde al rojo.

El CoCo, app de comida saludable

Te recomienda mirar primero el grado de procesado, para que así descartes los ultraprocesados. Posteriormente, con Nutriscore podrás encontrar las mejores opiniones en cada grupo de alimentos. Aquí no se hacen recomendaciones, sino que se extrae la información de Open Food Facts, aunque se está trabajando en un sistema de clasificación basado en las 17 categorías que establece la OMS para atribuir un nivel máximo de calorías, azúcar, sal y grasas. Además, se cruzará con el sistema NOVA y el sistema de advertencias chileno.

El CoCo, en la actualidad, sufre los escollos del sistema de clasificación que emplea. Un claro ejemplo es que, por ejemplo, puntúa bien a los refrescos cero y, al mismo tiempo, le otorga una D al aceite de oliva virgen extra (porque es una grasa).

Como un añadido, encontrarás un historial de todos los productos que hayas escaneado. Se espera que esta app tenga una suscripción de pago con ciertas mejoras.

Yuka

Es una de las que más te hemos mencionado y, con ella, podrás leer comestibles, cosmética y bebidas. Para la bebida y comida sigue los criterios de Nutriscore, valorando su calidad nutricional en un 60%; lo ecológico que sea un producto, lo valora un 10%; y el 30% restante lo destina a los aditivos.

Yuka app para escanear alimentos

La app puntúa del 1 al 100 y recomienda como malo, mediocre, bueno o excelente. Se muestra una ficha con los componentes negativos y positivos de cada producto y, de este modo, se facilita la evaluación de los mismos.

Es uno de los sistemas que más penaliza los aditivos y premia las verduras, frutos secos, proteínas, frutas y fibra. Ofrece alternativas saludables para los productos que considera que no lo son y se financia gracias a su versión premium.

MyFitnessPal

La aplicación MyFitnessPal es una de las más populares para conocer las calorías de los alimentos y, además, es un complemento excelente para fomentar una buena alimentación. Dispone de una gran base de datos que te ofrecerá la composición de, casi, cualquier alimento, las kilocalorías que aporta y otros datos interesantes.

MyFitnessPal, contador de calorías en el móvil

En ella encontrarás alimentos sueltos y marcas o productos preparados. Es una gran plataforma que, igualmente, dispone de una versión web.

Noodle

Ofrece recetas en función de lo que tengas en tu nevera, por eso es una de las aplicaciones más populares en la actualidad. Es una app con la que puedes aprovechar al máximo tus alimentos.

Noodle, la app para comer mejor

Introduce los ingredientes disponibles y te mostrará una serie de recetas que puedes preparar con ellos. Además, podrás seleccionar el tipo de recetas que deseas (por ejemplo, sin gluten o veganas).

Hatcook

En esta aplicación, y a diferencia de otras, los usuarios son los que comparten diferentes recetas. Se indican los ingredientes que se necesitan y cuál es su proceso de elaboración.

Hatcook, app de recetas sanas

Es una gran oportunidad para conocer platos de otros países. Usuarios de todo el mundo compartirán contigo sus recetas. Además, tienes diferentes categorías en función de tus gustos o preferencias (deportistas, veganos, recetas saludables, sin lactosa, etc.).

Moda pasajera o verdadero cambio de hábitos

Se espera que en un futuro no muy lejano, los consumidores estén más informados y empoderados para no necesitar recurrir a este tipo de aplicaciones. Algunos chefs indican que esto es una etapa que pasará, porque la tendencia es que cada vez se cocine más en casa. No obstante, a día de hoy pueden representar un gran apoyo para quienes quieren aprender a alimentarse mejor.

Estas apps que escanean los códigos de barras de los alimentos han surgido para hacerte comer mejor, dentro de las posibilidades que tiene la sociedad actual, lo que hace que tu poder como consumidor esté, ahora más que nunca, en la palma de tu mano.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!