Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Diferencias entre procesadores octa-core y quad-core

4 min

¿Merece la pena hacerse con un teléfono de ocho núcleos? ¿Qué diferencias tiene con uno de cuatro? Todas las respuestas, aquí.


Cuando estamos pensando en cambiar de móvil, casi siempre nos fijamos en el tamaño de la pantalla, los megapíxeles de la cámara o la fiabilidad del fabricante, pero casi nunca prestamos atención a un aspecto fundamental para que nuestro terminal funcione de maravilla: el procesador. Te contamos todo lo que debes saber sobre el cerebro de tu teléfono, el gran desconocido.

¿Qué es el procesador?

Cuando hablamos del procesador de nuestro móvil nos referimos a un chip que hace los cálculos matemáticos para, junto al sistema operativo, hacer funcionar a nivel interno nuestro móvil. Por lo tanto, puede ser uno de los principales culpables de que el teléfono nos vaya lento incluso utilizando cualquier aplicación sencilla, o también puede ser el que se lleve el mérito de que nos vaya fluidísimo jugando al Fornite.

En realidad, el chip es un conjunto de procesadores como el procesamiento central (CPU), el procesamiento gráfico (GPU) o el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), cada uno de los cuales se encarga de ejecutar una tarea determinada. Seguramente ya te estés dando cuenta de su importancia.

El último procesador que ha sacado Apple es el A12 bionic para sus últimos modelos de iPhone, el XS, el XS Max y el XR, mientras que los demás móviles Apple cuentan con chips que van del A8 en el iPhone 6 hacia arriba.

En cuanto a los móviles Android, uno de los procesadores que más destacan son los Snapdragon de la marca Qualcomm, aunque también hay fabricantes que tienen los suyos propios, como Samsung con los Exynos o Huawei con los Kirin.

¿Qué son los núcleos?

Los núcleos (o cores en inglés) son divisiones dentro de un procesador para poder repartir las órdenes que tenga que ejecutar el móvil y convertirlo en un cerebro multitasking. Por ejemplo, un núcleo puede ser el encargado de abrir una app y hacer que funcione, mientras que los demás pueden centrarse en que el sistema no se trabe.

Lo habitual hoy en día es encontrar móviles de cuatro núcleos, también llamados quad-core, o de ocho núcleos, conocidos como octa-core.

¿Qué diferencias aporta un procesador con más o menos núcleos?

Como hemos visto, los núcleos ayudan a repartir el trabajo que le estamos exigiendo a nuestro móvil al utilizarlo. Por lo tanto, contar con más núcleos nos ayudará si lo que queremos es tener abierto un videojuego con gráficos pesados y poder utilizar simultáneamente otras apps sin que el videojuego tenga cortes o se ralentice al cargar.

Esto nos llevaría a pensar que cuantos más núcleos tenga nuestro teléfono, mejor, pero hay que tener claro que si tan solo vamos a estar jugando al videojuego, quizá no notemos tanto la diferencia entre núcleos. Además, también entran en juego otros factores como lo potente que sea el chip o el sistema operativo que lo accione.

¿Qué es mejor: Octa-Core o Quad-Core?

Podríamos decir que es claramente mejor contar con un móvil con procesador de ocho núcleos que uno de cuatro pero, como hemos visto en el apartado anterior, debido al uso que le demos al terminal o al sistema operativo que tengamos, podríamos no notar ninguna diferencia.

Es como tener un tener un deportivo de alta gama o un coche urbano. En principio, diríamos que es mejor el deportivo pero si no le sacamos provecho, los dos nos servirán para lo mismo con la diferencia de que uno nos habrá costado más dinero.

Ahora bien, para intentar aprovechar al máximo esos ocho núcleos, suele ser habitual que cuatro estén centrados en el rendimiento del teléfono y los otros cuatro en tareas de eficiencia energética para optimizar el uso de la batería. De este modo, podremos poner a prueba nuestro teléfono sin que los mAh sufran las consecuencias.

También puede ser que veamos móviles de ocho núcleos divididos en un hexa-core (seis núcleos) y un dual-core (dos núcleos) en lugar de en dos quad-core (cuatro núcleos), como en el caso del Samsung Galaxy A8. Eso significa que seis trabajan en unas tareas y los otros dos, en otras.

¿Qué móviles hay de ocho núcleos?

Prácticamente todos los teléfonos actuales de gama alta y media cuentan con un procesador Octa-Core de ocho núcleos. Solo por poner algunos ejemplos, tendríamos dentro de este grupo al iPhone XS, al Huawei P Smart, el BQ Aquaris X2 Pro o el Motorola Moto G6.

En este artículo encontrarás los mejores móviles de gama alta y gama media del 2018, todos ellos cuentan con un procesador de ocho núcleos.

Ahora ya sabes qué es un procesador, un núcleo y las diferencias entre procesadores de cuatro y ocho núcleos. Si tu móvil se traba y consideras que no va a la velocidad que debería, o si le exiges mucho a tu terminal y necesitas un procesador a la altura, igual es momento de empezar a pensar en un plan Renuevo.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!