Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

¿Cómo usar Google Assistant en el coche? Consejos y trucos

10 min

Saber cómo usar Google Assistant en el coche te puede facilitar la vida, así que te enseñamos cómo aprovechar al máximo sus funcionalidades, siempre manteniendo la precaución y evitando distracciones al volante.


Google Assistant es una de las grandes apuestas del gigante tecnológico por estar más presente en la vida de las personas, y cómo usar esta herramienta en el coche, sacándole el máximo partido gracias a algunos trucos y consejos, sin lugar a dudas es un plus.

Qué es Google Assistant y por qué nos gusta

Se trata de un asistente virtual creado por Google para equipararse a Cortana (de Microsoft) y Siri (de Apple). Ya sabes que a los de Mountain View no les gusta quedarse atrás. Igual dentro de poco comienzan a construir hoteles en la Luna.

A su vez, es bidireccional. Es decir, no solo ejecuta nuestras órdenes, sino que también puede respondernos a preguntas que le hagamos e, incluso, contarnos un chiste (ya tienes una forma de entretenerte mientras esperas por alguien en el coche). Además, permite configurar el teléfono por medio de simples directrices.

De igual modo, presenta funciones para escuchar música, usar el traductor o crear alarmas de recordatorio.

OkGoogle

En el caso de las búsquedas en internet, puedes obtener una respuesta de voz basada en los primeros resultados que aparecen. Todo eso con simples comandos de voz o instrucciones escritas.

A su vez, recientemente se ha incorporado una función para poder conectarlo al coche y así amenizar nuestros trayectos. Esto lo lleva a cabo por medio de un smartphone con una versión posterior a Android 9.61 y un vehículo que disponga de conectividad bluetooth.

Cómo utilizar el asistente de Google en el coche

Lo primero que debes hacer es conectar el accesorio para coches en el enchufe. Después, enciéndelo y espera a ver una luz azul.

Ahora utiliza tu smartphone para vincular el bluetooth con tu vehículo. Acto seguido, desliza en la pantalla del dispositivo para autos y presiona "Bluetooth".

Cuando hayas dado este paso, puede que tengas que hacer una prueba de sonido (sí, como en los conciertos). Por último, solo tendrás que darle a "Siguiente" y después a "Listo".

Después de activarlo, solo tienes que decirle "Ok, Google" para avisarle de que va a recibir una orden.

Aunque no tengamos que decírtelo, porque tu responsabilidad al volante es de matrícula de honor: todo el setup y la manipulación de Google Assistant debe hacerse con el coche detenido, o que lo haga tu copiloto. El caso es que mientras conduces, nunca debes centrar tu atención en algo que no sea la conducción. Dicho queda.

Trucos de Google Assistant para el coche

En esta sección, te propondremos trucos para sacarle el máximo partido al asistente virtual de Google.

Bueno, es hora de ponernos serios: recuerda que, por muy interesante que resulten los servicios que contiene, no debes perder de vista la carretera, evita las distracciones y mantén todas las precauciones de seguridad vial.

Poner avisos

Si eres de los que necesita ponerse una alarma hasta para acordarse de poner la alarma, probablemente esta función te sea muy útil.

Solo necesitas decirle "Pon un recordatorio" o "Pon una alarma para las 16 horas" y el asistente creará el aviso. De este modo, puedes ir tranquilamente en el coche y crear las alertas cuando te acuerdes de algo que no quieres olvidar de nuevo.

Consultar el tiempo

Imagínate que vuelves del trabajo por la noche, llegas a casa y se te ocurre pasar el día siguiente en la playa. Sin embargo, ¡ups! está nublado y parece el comienzo de la película 2012.

Hacer preguntas como "¿Va a llover en Torremolinos?" o "¿Qué tiempo hace en la playa?" mientras vas en el coche hará que el tiempo no vuelva a arruinarte tu estupendo día en el mar.

Mandar WhatsApps

Nunca mandes mensajes mientras conduces (por favor, no lo hagas). En su lugar, emplea el asistente de Google para indicarle que los envíe por ti.

Tan solo necesitas decirle "Envía un WhatsApp a Ana" (o a Carmen, eso ya como tú lo veas) y después indicarle qué es lo que debe decir. Tu amiga no sabrá que el mensaje se lo ha escrito el mismísimo Google.

Elegir tu música favorita

¿Quién aguantaría un trayecto de dos horas sin música? Con órdenes tan sencillas como "Pon la canción Infinito, de Aslándticos" o "Pasa a la siguiente canción", estarás controlando el reproductor sin tocar la pantalla del móvil.

También puedes decirle que abra Spotify para reproducir tu lista favorita para conducir.

Obtén un resumen diario

¿Sabes qué sucede cuando le dices a Google "buenos días"? Te hace el desayuno. Bueno, esto no es del todo cierto.

La realidad es que te da un desayuno informativo con el resumen de las noticias que debes conocer para empezar el día informado: la previsión del clima, el estado del tráfico o el último tweet de Beyoncé. En resumen, lo que necesitamos saber por la mañana.

Pídele que cante

Quién diría que, aparte de asistente virtual, ¡también es cantante! ¿No nos crees? Prueba a decirle "Cántame una canción" y alucina con el talento de Google.

Prepárate para un auténtico recital, ya que lo mismo te canta una saeta que una pieza de funk. Si eres de gustos musicales variados, querrás probar esta función de inmediato.

Reproduce ruido blanco

El ruido blanco es un sonido relajante que se pone de fondo para provocar efectos positivos en el oyente.

De esta forma, puedes decirle "Ponme el sonido del mar" o cualquier otro tono que quieras escuchar para que tu asistente te ayude a no coger nervios al volante.

Juega a cara o cruz

Esta función es una de las que menos útiles te pueden ser. Sin embargo, si quieres tomar una decisión y decides confiar en el azar, puedes decirle "Lanza una moneda" y te dirá si es cara o cruz.

¿Cuándo puede hacerte falta? Imagínate que estás llegando a casa y no sabes si prepararte la cena o pedir a domicilio, por ejemplo.

Conocer un resultado deportivo

Es un sábado de mayo, tu equipo favorito juega la final de la Champions y tú tienes turno de tarde en el trabajo. Sales del coche y en mitad del camino te acuerdas, pero no vas a parar en mitad de la autopista para consultar el resultado. ¿La solución? Decirle a Google "¿Cuánto ha quedado el partido de [...]".

Activa el modo no molestar

Las distracciones al volante pueden ser mortales para ti y para los demás. En este sentido, gran parte de las veces que se pierde la vista de la carretera es por recibir un WhatsApp o una llamada y querer contestar.

Para que nada te distraiga, puedes decir "Activa el modo no molestar" y las notificaciones no emitirán sonido.

Encuentra la gasolinera más cercana

El asistente virtual también tiene un conocimiento del entorno por el que circulas muchísimo mayor de lo que tú te imaginas (solo Google sabría recorrer Argelia y Nueva Zelanda sin perderse).

Puedes decirle "encuentra la gasolinera más cerca de mí" y te indicará el próximo lugar donde puedes parar a repostar.

Comprueba el estado del tráfico

Casi todos los días nos metemos en atascos que podríamos evitar fácilmente saliendo un poco antes y dirigiéndonos a una vía secundaria.

Si no quieres sufrir una retención más larga y difícil que el remake de Ben-Hur, puedes preguntarle a tu asistente por el nivel de congestión en tu ruta.

Informa sobre tu hora de llegada

Todos hemos llegado tarde alguna vez a una quedada con amigos. En el caso de que tengas tendencia a la impuntualidad, puedes evitar que estén esperándote (y seguir llegando tarde, todo sea dicho) si le dices al asistente "Comparte mi hora prevista de llegada con Juan", y el destinatario sabrá que, nuevamente, tendrá que salir más tarde de lo planeado.

No des más vueltas de lo necesario

Cuando vamos de ruta y llegamos a un pueblo nuevo, lo primero que buscamos es un bar (es una costumbre más española que la tortilla de patatas).

Prueba a decirle a Google "encuentra el bar más cerca de mí" o haz lo mismo con una cafetería, restaurante o lo que estés buscando en ese momento para ir directamente.

Escucha un audiolibro

¿Por qué no amenizar el trayecto con tu libro favorito? Si vas conduciendo, la única forma posible son los audiolibros, por supuesto. Basta con decir "Reproduce conectando con Google Podcasts" para disfrutar de una apasionante historia mientras vuelves a casa.

Sin duda, una genial opción para apostar por una de las aficiones más saludables de forma cómoda.

Cómo evitar que Google Assistant te distraiga al volante

Ahora que ya conoces algunos de los mejores usos de Google Asisstant en el coche, es hora de ponernos serios de nuevo.

La conducción es una actividad que requiere una concentración total y absoluta sobre los mandos del vehículo, la carretera y el tráfico. Si bien a lo largo del artículo te hemos dado consejos para que no te aburras al volante, la seguridad será siempre lo primero.

El uso irresponsable de este software puede provocar alguno de los tres tipos principales de distracciones en el coche:

  • En primer lugar, las visuales, que ocurren cuando perdemos de vista la carretera durante unos metros.
  • Después, las cognitivas, que suceden cuando dejamos de atender a la conducción.
  • Por último, las manuales, que tienen lugar cuando perdemos el control.

A continuación, te explicaremos cómo evitar distraerte mientras tienes Google Assistant activado en tu coche.

Aprovecha momentos de pausa

Si hace poco que comenzaste a usar este software o te acabas de sacar el carné (si es el caso, ¡enhorabuena!), te recomendamos no emplearlo mientras estás en zonas con mucho tráfico o en lugares por los que no sueles transitar.

Si te sientes inseguro, no lo uses

Todos tenemos malos días. A veces, no nos sentimos del todo seguros al volante o físicamente no estamos en nuestro mejor momento.

Ante estas situaciones, lo principal es concentrarse al 100 % en la carretera y no prestar atención a ningún elemento ajeno a la conducción.

No pongas el móvil a un volumen alto

Cuando ordenamos a Google Assistant que reproduzca música o algún podcast, puede que el volumen multimedia de nuestro dispositivo estuviera elevado y nos asuste.

Si no quieres saltar como un gato y acabar distrayéndote por unos segundos, revisa el nivel de sonido de tu smartphone antes de subir al coche.

Evita llamadas conflictivas

Como hemos comentado antes, otra de las funciones de este software es la posibilidad de hacer y recibir llamadas.

Hablar por teléfono con alguien con quien sueles discutir o mantener una conversación muy importante hace que pierdas atención en la carretera para dársela al contenido de la llamada. Y todo eso, sin darte cuenta.

Utiliza el navegador por voz

Si empleamos un comando de voz para decirle a Google que calcule la ruta más cercana al pueblo de nuestros padres, pero después miramos a la pantalla constantemente, no estaremos tomando ninguna precaución.

Para evitar esto, te aconsejamos centrarte en las instrucciones por voz y no mirar el mapa.

Piensa bien la música que vas a reproducir

Cuando le digas a tu asistente virtual que reproduzca una canción, considera bien qué tipo de canción vas a oír.

Un tema muy estridente puede llenarte de euforia y distraerte. Por el contrario, temas demasiado tranquilos te pueden dar sueño, algo que no conviene en absoluto.

No te enerves si no funciona

El asistente virtual de Google tiene una gran capacidad de funcionamiento. Utiliza sensores de voz y algoritmos para detectar tu voz y distinguir las palabras que emites.

Sin embargo, si estás conduciendo con las ventanas bajadas y vas por un lugar muy ruidoso, puede que no te escuche bien a la primera. Ante esta situación, no te alteres. Solo lograrías distraerte de la carretera.

Confía en tu copiloto

Si te distraes con facilidad o todavía no te sientes del todo seguro, puedes decirle a tu copiloto que le dé las órdenes al asistente.

Como has podido ver, aprender cómo usar Google Assistant en el coche y aprovecharlo al máximo con sus trucos es mucho más sencillo si pones en práctica estos consejos.

Recuerda la importancia de prestar atención al volante por encima de todo. De nada sirve poder conducir de forma cómoda y entretenida si te pones en riesgo. ¡Ok, Google!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!