Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Cómo configurar la Dual SIM de tu dispositivo móvil

Te contamos cómo puedes insertar las tarjetas y cómo configurarlas para sacar el mayor partido a la conectividad de tu Android.


Las SIM (siglas de Subscriber Identity Module en inglés) son tarjetas inteligentes que se conectan a los teléfonos mediante una ranura lectora. En esencia, almacenan la información de nuestro número de teléfono y pueden contener también la información de una serie de contactos.

La conocida como Dual SIM es, fundamentalmente, una función que tienen algunos teléfonos de poder usar dos tarjetas SIM en un móvil. Sin embargo, no todos los dispositivos tienen esta opción.

Apple ha incorporado este sistema desde el modelo X de su iPhone, y la mayoría de los teléfonos con el sistema operativo Android lo tienen también. Eso sí, la empresa de los iPhone solo permite insertar las eSIM. Y claro, no está disponible en todas las operadoras.

Ventajas e inconvenientes de las Dual SIM

Imagina todo lo que puedes hacer en materia de conexión con tu móvil. Multiplícalo por dos y ahí tendrás todo el potencial de la Dual SIM. Ni más ni menos.

Esta tecnología, claro, ofrece una mayor cobertura de red gracias a la posibilidad de tener más de una tarifa contratada al mismo tiempo. Se puede aprovechar para contratar dos líneas de teléfono de distintos países, por ejemplo.

Imagina que quieres separar tus datos y tus llamadas en dos tarifas. Con la Dual SIM podrías optar por una oferta solo de datos (más ventajosa en ese frente) y otra limitada a llamadas y SMS.

Las posibilidades son casi infinitas, y todas ellas prescinden del mayor escollo que suponía hacer esto en el pasado: comprar un segundo móvil.

Desventajas de la Dual SIM

La Dual SIM sin embargo no es perfecta. Algunas empresas limitan esta dualidad por temas de seguridad. Eso implica, por ejemplo, que solo puedes tener una cuenta de WhatsApp asociada al teléfono.

Asimismo, tener dos tarjetas implica la necesidad de un procesador más potente. Esa es la misma razón por la que gasta más batería. Eso por no decir que tanto la configuración inicial como el uso diario del teléfono pueden resultar algo liosos.

¿Y qué hay del 5G? Pues que con la Dual SIM no funciona. Es decir, que no puedes tener dos tarjetas con 5G al mismo tiempo en el teléfono. Algunos modelos como el Redmi 10X y el Redmi 10X Pro sí lo ofrecen, pero las alternativas en el mercado son más que escasas.

Las fabricantes de procesadores ya están trabajando en chips más potentes para soportar esta tecnología en la quinta generación de conectividad, pero hoy por hoy sigue siendo una utopía. Si quieres Dual Sim tendrás que aceptar la combinación 4G + 3G en el mejor de los casos.

Inserta la segunda SIM en el móvil

La mayoría de los teléfonos modernos tienen la ranura donde se meten las tarjetas SIM escondida, solamente accesible si tenemos una aguja. Por lo tanto, necesitaremos coger un alfiler o un objeto puntiagudo para entrar en la abertura.

Al pulsar con un poco de fuerza —tampoco te pases— saldrá el slot de las tarjetas. En algunos modelos solo hay dos ranuras: la SIM y la del lector de micro-SD.

En este caso puedes poner una tarjeta nano-SIM u optar por expandir el almacenamiento. Si no quieres tener que elegir, debes asegurarte de comprar un móvil que conste de tres huecos para poder poner todo lo que quieras.

Cómo configurar la Dual SIM en tu móvil

Hay que tener en cuenta que existen tres tipos de Dual SIM: las pasivas, las standby y las activas. El primer tipo se aplica a los teléfonos con una sola antena de transmisión. Es decir, puede que haya dos números de teléfono, pero para realizar o recibir alguna llamada, deberás cambiar manualmente de SIM.

En el segundo caso, ambas tarjetas están activas y en espera. Cuando realices o recibas cualquier tipo de contacto, se pondrá en modo suspensión la que no esté activa. De esa forma el terminal optimiza el uso de recursos.

Finalmente, el tercer tipo permite utilizar ambas tarjetas de forma simultánea. Eso obviamente se traduce en un mayor consumo de batería y de recursos. Si no vas a hacer multitasking con ambas líneas no te lo recomendamos. Aclarado esto podemos pasar a la configuración.

Inserta la tarjeta en el móvil y asigna cada línea a la SIM a la que le pertenece. Es decir, asegúrate de haces las llamadas con el número adecuado. Para ello, primero tendrás que desbloquear cada una de ellas con su propio número PIN.

dual sim pin

Normalmente los teléfonos realizan la configuración de datos de forma automática. No obstante, se puede dar el caso en que tengamos que hacerlo manualmente. Para ello, habrá que pinchar en el SMS de aprovisionamiento que nos envíe la operadora.

A continuación, en “Ajustes”, dale a “Conexiones”, dentro del cual se encuentra “Gestión de Tarjetas SIM”. Aquí puedes darle un nombre, color e icono personalizados a cada tarjeta. Es recomendable para evitar líos y equivocaciones.

dual SIM

Si tu Dual SIM es activa, aprovecha para activar el uso de las dos SIM de forma simultánea. De esta forma, recibirás todas las llamadas, independientemente del número que esté configurado.

No olvides asignarle tareas específicas a cada tarjeta (lo encontrarás en la misma pestaña). Te recomendamos también que actives la confirmación del número con el que se llama.

dual SIM iphone

En definitiva, tener dos tarjetas puede ser muy positivo para usuarios con necesidades muy específicas: móviles de trabajo, autónomos con varias empresas, personas que viven más tiempo en el extranjero que en España, etc.

Sin embargo, consume más batería, requiere de mejores procesadores y empeora el rendimiento de las antenas de red. Por eso, aconsejamos optar por la Dual SIM en casos de trabajo, y no tanto para su uso diario.

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS