Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

«Con el reconocimiento facial no se utilizarán contraseñas», S. Martí de FacePhi

4 min

Analizamos el impacto del reconocimiento facial en la actualidad a través de una entrevista a Salvador Martí, presidente de FacePhi.


Los engaños en internet siguen a la orden del día. Comprobar la identidad de quien se encuentra detrás de la pantalla es uno de los caballos de batalla de muchas empresas, que se encuentran con la necesidad de determinar sin ningún género de dudas que ese usuario es el que dice que es.

La tecnología ha avanzado de tal forma que ya es posible no solo desbloquear un smartphone a través de nuestro rostro, sino que se puede abrir una cuenta bancaria mediante un selfie.

Reconocimiento facial: ventajas e inconvenientes

¿Qué pros y contras hay en esta tecnología de reconocimiento facial? Algunos afirman que a día de hoy es la fórmula más segura y segura. Así opina Salvador Martí Varó, presidente de FacePhi, una compañía especializada en biometría que tiene su sede en Alicante desde 2012.

Él se muestra un convencido de que el reconocimiento facial no solo es el futuro de la biometría, sino que ya es el presente. Considera que es el método más natural y fiable para reconocer una identidad.

Es tan tajante en esta afirmación por sus años de experiencia, pues lleva trabajando en el sector de la biometría desde el año 2007. Sus primeros contactos con el mundo del reconocimiento facial se produjeron como conferenciante de seminarios internacionales en biometría y seguridad bancaria. Y hoy es uno de los máximos exponentes en el sector. Con él hemos hablado para conocer su opinión al respecto.

Salvador Martí de FacePhi
Salvador Martí, presidente de FacePhi

¿En qué punto está el desarrollo del reconocimiento facial en la actualidad?

La evolución de esta tecnología disruptiva es imparable. Nos encontramos en un momento donde la biometría avanza permanentemente, y su incorporación a distintos sectores sigue el mismo ritmo. FacePhi se ha especializado en la implantación de esta tecnología en sistemas de seguridad de entidades financieras, lo que nos ha convertido en líderes mundiales dentro del ámbito fintech.

Y en España, ¿qué penetración existe de esta tecnología con respecto a otros países?

En nuestro país esta tecnología se ha empezado a dejar ver con los primeros casos de éxito. Uno de los más recientes es el de CaixaBank, que se ha convertido en la primera entidad financiera del mundo que incorpora el reconocimiento facial en sus cajeros automáticos gracias a un proyecto en el que hemos colaborado como partners tecnológicos. A pesar de ello, España tiene por delante camino por recorrer hasta situarse al mismo nivel que otros países como USA en control de fronteras y LATAM en banca. O también China en videovigilancia.

Habla de la banca, pero en el mundo del mobile, ¿considera que es la tecnología más importante?

En el mundo del mobile se ha convertido en una tecnología imprescindible, que no solo permite reforzar la seguridad de los sistemas para acceder al propio mobile o para hacer uso de determinados servicios que prestan las aplicaciones, sino que además favorece y agiliza la experiencia de usuario.

En definitiva habla de que tecnologías así transformarán la vida del consumidor tecnologías, ¿no?

La biometría es una tecnología disruptiva y como tal va a cambiar el entorno que conocíamos hasta ahora. Cuando el uso de esta tecnología se extienda ya no será necesario utilizar contraseñas para acceder a los sistemas bancarios ni para el control de accesos en instituciones o en infraestructuras como aeropuertos, estaciones ferroviarias, etc. Las posibilidades de aplicación son infinitas.

Pero ¿y la privacidad? ¿Dónde queda?

La privacidad queda perfectamente preservada en la base de datos, que se crea cuando se produce el reconocimiento biométrico, y que está debidamente encriptada a través de un proceso de tokenización que refuerza la seguridad de nuestro producto biométrico.

De todos modos, el reconocimiento facial es una tecnología totalmente segura, que ha mejorado considerablemente los sistemas de seguridad que hasta ahora existían. No le falta regulación ya que, en nuestro caso, no guardamos ningún dato del usuario, sino que convertimos la imagen en un patrón numérico encriptado que no permite ingeniería inversa.

Hay métodos que tratan de sortear el reconocimiento facial. ¿Es porque es una tecnología aún por pulir?

Es evidente que como cualquier otra tecnología, hay una constante evolución. El ámbito de la biometría no es estático, sino todo lo contrario. Es una tecnología dinámica que está en crecimiento, y que se va perfeccionando a medida que surgen nuevos avances en este campo.

Team FacePhi
El equipo de FacePhi

Apple ya te permite abrir tu coche con reconocimiento facial. ¿Qué otras marcas marcarán también la pauta de esta tecnología?

Hay muchas marcas internacionales que están inmersas en el uso de la biometría. En el sector financiero, donde FacePhi concentra la mayor parte de su actividad comercial, se lleva utilizando esta tecnología desde hace años y son muchos los casos de éxito que conocemos y que forman parte de nuestra cartera de clientes (ICBC, Banco Macro, Banco del Pacífico, Banco Bisa, entre otros).

Miremos al futuro, Salvador. ¿Qué está por llegar en los próximos años en cuanto a reconocimiento facial se refiere?

A medida que nos vayamos acostumbrando iremos aplicando de manera natural esta tecnología. Antes se usaba solo en control de aeropuertos y aduanas. Hoy podemos entrar en nuestra banca online o sacar dinero “por la cara”. En un futuro próximo todos estaremos registrados por biometría y la utilizaremos para realizar cualquier consulta electrónica tanto en bancos como organismos oficiales.

Lo que está por llegar

La biometría comienza a tener cada vez más presencia en nuestro día a día, sobre todo en los dispositivos móviles. Esta tecnología permite que se pueda hacer gestiones de todo tipo sin necesidad de constaseñas.

Esto hará que problemas actuales como el spoofing ─la suplantación​​​ de identidad, en términos de seguridad de redes─ o el ‘man in the middle’ ─conocido como ataque de intermediario─ pasen a la historia. Eso sí, nuestra vida ya no será la misma y pronto deberemos acostumbrarnos a la biometría como parte de nuestro día a día.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!