Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

Jurassic Park podría estar muy cerca de ser una realidad

5 min

Unos científicos estadounidenses aseguran que podrán recuperar a los dinosaurios en tan solo cinco años


Algunos pensaron que era una auténtica locura y que habían perdido la cabeza, otros deseaban que fuera una posible y los protagonistas de esta noticia vieron en ello una opción más que factible, así que se pusieron manos a la obra para conseguirlo. Ahora, un grupo de científicos estadounidense ha asegurado que están muy cerca de recuperar a los dinosaurios y hacer de la ficción una realidad.

En 1993, Steven Spielberg lanzó una película bajo el título Jurassic Park basada en una novela del mismo título que cambiaría la vida de muchos. En primer lugar, se trata de una obra de arte a nivel cinematográfico que conquistó el corazón de una barbaridad de personas en todo el mundo, quienes convirtieron esta saga de películas en una de las más importantes de las últimas décadas, ya que supuso una revolución total en el mundo de los efectos especiales.

Y en segundo lugar, la idea propuesta por el autor de la novela quedó grabada en la mente de esas miles y miles de personas que se rindieron a los dinosaurios. Y es que en esta película que después se convertiría en una saga se proponía la recuperación de los dinosaurios, extintos hace aproximadamente 65 millones de años, gracias a la extracción de la sangre de un mosquito preservado en ámbar. A partir de ahí, reproducían el ADN de dinosaurios que el mosquito tuviera en su interior y traerían de nuevo a esos impresionantes seres. El youtuber Pakozoico lo explicaba en su canal de Youtube:

Y aunque hasta ahora parecía pura ciencia ficción, podría haber llegado el día en el que se convierta en un hecho. Así lo afirman un grupo de científicos estadounidenses con el Jack Horner a la cabeza. El Dr. Horner es el paleontólogo que trabajó como consejero en el rodaje de las películas de Jurasic Park. Además, en él se inspiró el protagonista, el Dr. Alan Grant. Ahora, él y equipo de Harvard y Yale han soltado este bombazo.

Según sus investigaciones, estamos cada vez más cerca de ver a los dinosaurios entre nosotros. Aunque no exactamente como nos han contado en Jurassic Park. En un principio, si que era este el enfoque con el que estaban tratando el tema de revivir a estos eres. Sin embargo, los estudios posteriores llevados a cabo sobre la degradación del ADN han terminado por descartar esta posibilidad ya que, aún conservado de la manera más idónea, no llega a durar 7 millones de años.

Tampoco serviría la técnica que hemos visto en una película más reciente y que también trata este tema, La era de los Dinosaurios, dirigida por Joseph L. Lawson y estrenada en 2013. En esta proponían la regeneración de tejidos de estos seres a partir de los fósiles mejor conservados, otra opción que, a pesar de haber dado esperanzas a muchos, resulta imposible de llevar a cabo, pues los restos de esos fósiles ya no contienen material genético.

Pero todavía no hay nada descartado, ya que sus nuevos estudios plantean la posibilidad de trabajar manipulando el código genético de especies ya existentes y que mantengan una relación más estrecha con los dinosaurios que otros seres vivos.

Ahora, el proyecto se está centrando principalmente en – atentos – gallinas. Sí, en las gallinas de las granjas actuales. “Las gallinas son, por supuesto, dinosaurios”, explicaba el Dr. Horner a la revista People durante una entrevista realizada hace tan solo unos meses.

“Así que simplemente tenemos que ‘arreglarlas’ para que se parezcan más a ellos”, afirmaba. De acuerdo con este nuevo enfoque, la tarea pasa de la reproducción, como en las famosas películas, a la involución.

El equipo ya ha comenzado a poner en práctica su teoría realizando pequeñas mutaciones en estos seres vivos. Las principales diferencias entre pájaros y dinosaurios son la cola, brazos, las manos y las bocas. De cara a empezar su trabajo, ya han hecho algunos cambios genéticos en embriones de gallina y han logrado transformar el pico en un hocico más similar al de los dinosaurios.

Y lo que sigue son las alas. “Lo cierto es que las alas y las manos no son muy difíciles”, afirmaban hablando de su creación a la que ha bautizado como ‘Chickensoraus’. “La cola es el proyecto más complejo. Sin embargo, recientemente hemos sido capaces de hacer algunas cosas que nos dan esperanzas de que no tardaremos mucho”.

Pero esta no es la única alteración genética que han probado. Y es que también combinaron anteriormente el ADN de un elefante con el de un mamut para intentar recuperar a estas impresionantes criaturas de la prehistoria.

¿El resultado de sus experimentos? Esperan poder recuperar esta especie en máximo dos años, pues tras terminar con la etapa celular ya se han puesto manos a la obra con la creación de embriones.

Después de sus investigaciones, este grupo de científicos estiman que en un margen aproximado de cinco años puedan lograr traer a los dinosaurios de vuelta. A partir de aquí, entra en juego la ética de los científicos y de las organizaciones que legalicen estos procesos.

Dado el movimiento que se da actualmente entre muchas personas de aspirar a otorgar una mayor libertad a los animales, incluyendo el objetivo de no encerrarlos o usarlos en laboratorios, este proyecto se enfrentaría a un gran número de detractores. Pero esta preocupación se enfrenta a un poderoso enemigo: el interés económico.

Cabe destacar que, si estos experimentos consiguen tener el éxito esperado, podrían abrir la puerta a nuevas especies híbridas y un mundo con tantas posibilidades como los mejores creadores de ciencia-ficción quieran imaginarse.

Visto todo esto: sí, quizás podríamos acabar siendo testigos del resurgimiento de los dinosaurios y quien sabe, igual acabamos recorriendo las calles de un parque de temático en el que las atracciones sean esos seres vivos. Y quizás terminamos encerrados en el parque huyendo de los dinosaurios que se han escapado de sus recintos… Ups.

Todavía no podemos saber si tú tendrás la oportunidad de experimentar algún día eso de vivir entre dinosaurios. Pero no te preocupes, porque desde Bloygo te dejamos una idea que seguro que te encanta y que quizás te ayude a calmar esos deseos de estar al lado de uno de ellos: coge tu smartphone y ponte unas gafas de realidad virtual, con tu tarifa de datos podrás acceder a un montón de videos en YouTube con los que sentirte como si estuvieras con un dinosaurio casi casi real. También puedes jugar al Jurassic World Alive, nosotros lo hemos probado y nos encanta.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!