Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

Convierte tu casa en una Smart Home

6 min

La tecnología nos echa una mano para que nuestro hogar sea más sostenible, seguro y cómodo


Cuando pensamos en la casa del futuro nos imaginamos amplias estancias con más cristaleras que muros de hormigón, pantallas táctiles en todas las habitaciones para estar siempre conectados con el exterior y con los gadgets del interior, robots encargados de las tareas domésticas, sistemas de voz para controlar absolutamente todos los aparatos de nuestro hogar y los fans de Philip K. Dick incluso soñarán con una consola que regule nuestros estados de ánimo.

El termostato que segrega dopamina y serotonina sólo existe de momento en los relatos de ciencia de ficción, pero el resto de artilugios, aunque parezcan sacados de un capítulo de Black Mirror, ya son una realidad y su progresiva implantación hará nuestra vida más fácil… o nos acercará al futuro que ideó Skynet.

Una casa… ¿inteligente?

¿Cuántas veces has salido de casa y un escalofrío recorre tu cuerpo cuándo dudas si has apagado el gas, la luz o has conectado la alarma? Toca dar media vuelta o confiar en la suerte… a no ser que tu casa sea un smarthome. ¡La domótica ha venido a nuestro rescate!

Ahora mismo podemos convertir nuestro hogar en un lugar más eficiente, seguro y automatizado gracias a una serie de innovaciones tecnológicas pensadas para la gestión inteligente de nuestra casa. La domótica integra en un único sistema el control de nuestro piso mediante redes internas o externas. Podemos encender la calefacción del comedor desde el dormitorio o comprobar que hemos apagado la luz del cuarto de baño desde el restaurante a través de nuestro smartphone.

Pensar que una smarthome únicamente aporta comodidad es quedarse corto. También aumenta la seguridad de nuestra vivienda con la instalación de cámaras, detectores de movimiento o cerraduras inteligentes que se abren con nuestro móvil. Además, los hogares inteligentes son más sostenibles ecológicamente: una casa domotizada conocerá siempre la temperatura de nuestro hogar para no malgastar energía y dinero en calefacción y aire acondicionado.

No te pases ni un grado

Como a nadie le gusta llevarse sorpresas desagradables con la factura de la luz o el gas, te proponemos que vayas un paso más allá y sustituyas tu tradicional termostato digital por uno inteligente que te reciba con los grados a punto.

Existen modelos capaces de memorizar durante una semana nuestros horarios y la temperatura a la que nos gusta estar para, posteriormente, autorregularse automáticamente. ¿Desayunas a las 7:15 a 21 grados? No te preocupes. Los termostatos de última generación de la compañía Nest lo sabrán y se encargarán de todo.

También detectarán cuando no hay nadie en casa para bajar la temperatura, en caso de que a ti se te haya olvidado hacerlo, e incluso aprenderá cómo se calienta tu casa o si tiene muchas corrientes de aire para utilizar sólo la energía justa y necesaria. La comodidad y el ahorro están asegurados con los termostatos inteligentes.

Afortunadamente cada vez estamos más comprometidos con la preservación del medio ambiente y con el consumo responsable de los recursos naturales. Una conciencia ecológica que también ha llegado a la tecnología. Nebia es una startup -patrocinada por Tim Cook y Eric Schmidt- que ha inventado “duchas inteligentes” capaces de ahorrar un 70% de agua.

Hay otros sistemas que no aprenden nuestros hábitos, pero igualmente son catalogados de inteligentes por su conectividad en red. ¿Quieres que tu comedor esté a la temperatura óptima cuando llegues de trabajar? Únicamente deberás tener un buen plan de datos en tu smartphone para programar el termostato debes una app. Por cierto, que si tienes algún sistema de control de voz, ya sea Alexa o las versiones de Google Home y Apple, tan solo deberás pronunciar los grados con los que quieres disfrutar de tu peli preferida.

El guardián de nuestra casa

Si temes que cualquier ladronzuelo abra la puerta de tu casa con una ganzúa siguiendo cualquiera de los tutoriales que hay en Internet, ha llegado el momento de que te instales una cerradura inteligente para evitar que ningún McGyver de barrio acceda a vuestra vivienda.

Eso es lo que promete August Smart Lock. Se trata de una cerradura que se abre con nuestro teléfono móvil, ya sea colocándolo delante del picaporte a modo de llave, o de forma remota a través de una aplicación. También existen otras versiones con funciones más futuristas. Y es que ordenar a nuestra puerta que se abra o se cierre ya no es ciencia ficción.

Conecta tu cerradura inteligente a Alexa, Google Home o Apple Home Kit para manejarla usando comandos de voz. Incluso podremos preguntarle a la app si nos hemos dejado la puerta abierta al salir de casa, o pedirle que se cierre automáticamente cuando salgamos.

Otro par de gadgets para que nuestra casa esté en buenas manos:

  • Netgear Arlo Pro. Se trata de un sistema de vigilancia doméstico inalámbrico, con gran autonomía y con la inteligencia suficiente para hacer sonar una alarma para disuadir a los ladrones. Los vídeos que grabe se almacenarán en la nube, además de consultar lo que está ocurriendo en tu casa desde el teléfono móvil con su app.
  • LG Smart Security Wireless Camera. Es un sistema de vigilancia que, además de registrar lo que suceda en el exterior, está pensado para automatizar el interior de casa. Es capaz de medir la humedad y la temperatura del ambiente, así como de detectar los movimientos que se produzcan.

¿Hoy que me pongo?

El Amazon Echo Look es un dispositivo ideal para esos días en los que no sabes qué ponerte y matarías por tener un personal shopper a tu disposición. Los amantes de la moda no pueden dejar pasar este ingenio de la domótica. Es una cámara que se activa con la voz y que gracias a sus flashes LED, su movimiento y su lente saca los mejores selfies y vídeos desde diferentes ángulos a la vez para que veas como te queda el conjunto.

Las imágenes las visionaremos en el móvil e irán acompañadas de un porcentaje indicándonos lo mucho o poco que nos favorece un atuendo. También podremos consultar el histórico de nuestros looks para que no repitamos modelito.

Pero una de sus funciones más relevantes es que conocerá al dedillo nuestros gustos hasta el punto de que nos recomendará las prendas que más nos favorezcan en función de nuestro estilo. Por supuesto, como está conectado a la red, si no tenemos el color de camisa que nos propone, podremos encargarla online inmediatamente.

Si todavía no estás convencido de ir a la última, puedes recurrir a su sistema de inteligencia artificial en el que profesionales de la moda nos dirán si nuestro outfit es rompedor o es mejor que sigamos rebuscando en el armario.

Tendemos a imaginarnos el futuro como una distopía en el que las máquinas se rebelan y acaban controlándonos. La realidad, por suerte, es muy distinta. El 2019 real queda muy lejos del mundo oscuro, sombrío y plagado de “replicantes” que imaginó Ridley Scott en Blade Runner. Y es todo un alivio. Lo que sí tenemos, en cambio, es una tecnología pensada para facilitarnos las tareas diarias. Una domótica ideada para construir hogares más eficientes, cómodos y sostenibles.

Los avances tecnológicos convierten el futuro en presente y, a la vez, plantean dilemas éticos. ¿Dónde situamos el límite? ¿Usamos nosotros a la tecnología o ella nos domina a nosotros?... Preguntas que deberá responder la tecnoética. Mientras tanto, os proponemos que reflexionéis sobre todo ello viendo la serie Osmosis. ¿Puede la tecnología encontrar tu alma gemela? Ese es el atractivo punto de partida de la ficción de Netflix.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!