Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Mejores apps para ser todo un gran detector de plagios

6 min

Internet es un lugar peligroso en el que los derechos de propiedad muchas veces están difusos y a merced de pícaros y otros usuarios abusones.


Qué maravillosa y al mismo tiempo peligrosa combinación. Unos simples comandos como son CTR+C y CTR+V cambiaron hace ya más de dos décadas lo que se entendía como propiedad intelectual.

Lo que era tuyo era simplemente, pues tuyo. En el espacio digital cualquiera podía abrir tu trabajo, tu texto o tu publicación y subrayarla con el ratón para copiarla y apropiársela en cuestión de segundos. Es tan asqueroso como suena.

No por nada Fundeu recuerda que “plagiar”, además de copiar obras ajenas, en algunos países de Latinoamérica como Ecuador, también significa “secuestrar”. "En estos dos significados (secuestrar a una persona y copiar obras ajenas) se cruza como eje el sentido de ‘apropiarse’".

Por supuesto que con los años han ido apareciendo soluciones y regulaciones a este respecto. Pero no nos vamos a engañar: la red de redes es tan grande que resulta prácticamente imposible saber si en un lugar remoto de Chile te han robado ese artículo tan currado.

¿Es completamente imposible saber si te están copiando? Exactamente no. Es verdad que no hay un sistema automatizado para todo Internet que te notifique cuando alguien te roba un contenido, pero sí que existen herramientas para detectarlo de forma proactiva.

O lo que es lo mismo, que tendrás que mantener una actitud de sospecha constante, tomar ciertas medidas de precaución, y sí, descargarte una serie de herramientas que te permitirán convertirte en todo un detector de plagios.

En este post te queremos enseñar todos esos recursos que utilizan los profesores de instituto y universidad para saber si sus alumnos están trabajando o simplemente plagiando a otros autores. Eso que tanto te fastidia o te ha fastidiado en el pasado, lo puedes convertir en un aliado.

Algunas consideraciones previas: apps detector de plagios y más

En esta lista no hemos incluido ninguna app para Android o iOS porque en su mayoría son bastante malas. Se cuelgan frecuentemente y tienen comentarios, como poco, negativos en las respectivas tiendas.

Además, no creemos que para detectar plagios vayas a coger tu teléfono móvil. Lo más seguro es que estés frente a un ordenador y que puedas acceder a herramientas de trabajo como Word o similares. Lo demás sería incómodo.

Te dejamos aquí con una pequeña lista de aplicaciones, pero ten en cuenta lo que te hemos dicho; que pueden darte muchos problemas o incluso ni siquiera ofrecerte lo que estás buscando.

Skandy Premium - Plagiarism Checker Skandy Premium - Plagiarism Checker
Desarrollador: Skandy Precio: Gratis Categoría: Educación

Eso por un lado. Por otro, tienes que saber que la mayoría de las herramientas son de pago, y que en algunos casos resultan bastante caras. Lo bueno es que siempre hay versiones de prueba que te servirán para buscar el plagio y olvidarte.

Al fin y al cabo no pensamos que las vayas a necesitar durante mucho más tiempo. Si estás metido en el TFG o en otros proyectos importantes, te pueden salvar la vida en un momento dado. Pero hasta ahí. ¿Quién es fan de detectar plagios por hobby? Pues eso.

No todo lo que parece plagio es una copia

Digamos lo que digamos, resulta complicado detectar un plagio incluso cuando lo tenemos delante nuestra. Más que nada porque hay matices importantes a tener en cuenta que pueden tener más que ver con errores de estilo que con prácticas cuestionables.

Hablamos, por ejemplo, de un mal uso de las comillas. Encuentras el fragmento copiado y resulta que no están bien señalizado como cita. Parecería que es un plagio, pero en realidad solo es un fallo del autor. En este caso deberás ser pragmático y sopesar bien tu juicio.

El otro gran escenario en el que el plagio no es lo que parece es el de la paráfrasis. Es decir, lo que toda la vida se ha llamado “decir lo mismo con otras palabras”. Por ejemplo: “tuvo un accidente de coche” frente a “sufrió un percance con su automóvil”.

En cualquier caso las herramientas que verás a continuación no tienen problemas frente a esta figura retórica. Son en esencia, algoritmos que detectan similitudes entre textos distintos y las resaltan para que puedas evaluarlas por ti mismo.

Viper

Una potente herramienta alimentada por 10.000 millones de fuentes distintas, concentrada en una interfaz sencilla e intuitiva. Así es Viper, uno de los softwares más populares para detectar plagios de la red.

Subes el texto, aceptas, esperas y obtienes un resultado con todas las similitudes encontradas y un enlace adjunto hacia la web o el paper original del fragmento. Lo más interesante de este programa, no obstante, es la sencillez de uso y la comodidad de los ajustes.

¿Lo malo? Que aunque viene con una versión gratuita de prueba para hasta 30.000 palabras a la semana, después factura cada trabajo por créditos. Cada una de esas fichas equivale a 5.000 palabras o 3,50 euros. Cuantos más se compran más barato sale.

Plag.es

Barata, versátil y precisa. Plag.es es nuestra opción favorita para detectar plagios por lo cómoda que resulta y por todas las posibilidades que ofrece. La más interesante quizás sea la de buscar copias en modo multilingüe, aunque hay mucho más.

Tenemos plagios al uso junto a fuentes de origen y también un detector capaz de identificar citas indebidas y paráfrasis. Vamos, que con este programa no se te puede escapar absolutamente nada.

Plag.es muestra cada texto junto a una puntuación que indica el número total de palabras plagiadas. Si tiene un 45% y la extensión es de 1000 palabras, significará que hay 450 copiadas.

El software es gratuito para estudiantes y profesores en su versión completa, y libre para cualquiera en modo reducido.

quetext

La opción perfecta para los que no quieren tener que descargarse nada ni suscribirse en planes comprometidos. quetext te recibirá con un bloque en blanco para que pegues el texto a analizar. Los resultados aparecerán instantáneamente en una esquina de la pantalla.

Y no hay mucho más que ver. Al menos en lo que respecta a la versión gratuita. Son 2.500 palabras a revisar al día, análisis contextual, puntuaciones en base a similitud y anotaciones. Más que suficiente para un uso espontáneo de fragmentos que quieras asegurar.

Si ya te metes en la versión de pago, hablamos de 9,99 dólares al mes y una herramienta mucho más completa. Eso sí, aquí frente a la competencia no creemos que quetext sea la opción más interesante.

Plagscan

Si no te dan miedo las interfaces complejas y la saturación de información en pantalla, este es el programa que andabas buscando. Plagscan es toda una referencia en el mundo académico por la continuidad y seriedad del servicio que ofrece. Ahí es nada.

La única limitación que impone es un peso máximo de texto de 100MB. Por lo demás, es compatible con casi todos los formatos, y dispone de una versión gratuita con 2000 palabras. Eso ya te dará acceso a su maravilloso ecosistema, con anotaciones y ajustes por todas partes.

¿Qué hay del precio? Es bastante benevolente, no lo vamos a negar. 4,99 euros para 20 páginas (5.000 palabras), el tamaño ideal de un trabajo medio; y 9,99 euros para 60 páginas (15.000 palabras), perfecto para ensayos. Si estás preparando una tesis o similar es mejor que optes por el nivel siguiente de 19,99 euros.

Docode

No es el más popular ni el que tiene más usuarios, pero lo hemos elegido por su particular propuesta. Docode es un detector de plagios al uso, con sus puntuaciones, herramientas de personalización y estadísticas. Solo que todo ello lo ofrece desde un español neutro.

Los desarrolladores son chilenos, y querían diferenciarse de la competencia con una herramienta que permitiera deshacer un poco el nudo que existe en Latinoamérica con las distintas versiones del castellano. Con su servicio identificarás copias en segundos.

No te vamos a mentir, no llama la atención por nada más. Afortunadamente maneja unas tarifas comedidas: 11,50 dólares para 10.000 palabras al mes durante tres meses. Si compras paquetes más grandes puedes reducir el precio.

¿Presientes que te están copiando el trabajo o el texto? ¿Se están llevando la fama en Internet por la entrada de un blog que escribiste hace tiempo? Bueno, pues prueba a descargarte alguno de estos detectores de plagios y pilla al ladrón a golpe de click.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

Al hacer “click” en la casilla “¡Síguenos!” usted autoriza el tratamiento de sus datos por XFERA MÓVILES, S.A.U. (YOIGO) con la finalidad de proporcionarle la información solicitada de recepción del boletín de Yoigo. Puede ejercitar sus derechos escribiendo a [email protected] Más información en nuestra política de privacidad.

LO + TOP

RELACIONADOS