Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Internet

Los memes, nueva prueba para conseguir trabajo

5 min

Algunas empresas están contratando a gente a partir de su habilidad con los memes


Desde que las redes sociales empezaron a hacerse un hueco en nuestras vidas, nos han repetido algo: cuidado con lo que publicas. Y es que, entre muchos otros peligros, subir contenido podría costarte un trabajo.

Cada día son más las empresas que, antes de contratar a alguien, hacen una revisión de sus perfiles en redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram. Fotos, mensajes, comentarios, videos… lo revisan todo. De hecho, ya hay personas que se dedican a analizar a los candidatos durante el proceso de selección y ver qué uso hacen de Internet.

Y no se trata de un vistazo superficial a las fotos de nuestros perfiles. Van mucho más allá y hacen una búsqueda exhaustiva de todo el contenido que hay a nuestro nombre en Internet. Revisan comentarios, contactos, likes, links compartidos, noticias o artículos en los que pueda aparecer nuestro nombre… De ahí que muchas personas sientan cierta presión sobre lo que publican en redes de cara a su futuro laboral.

Hay algunos que optan por mantener un perfil público para que quienes no pertenecen a su entorno puedan conocer detalles básicos de sus vidas, sobretodo los relaciones con la vida laboral y académica, y tener otro perfil privado al que solo sus amigos más cercanos y familiares pueden acceder, de manera que las empresas solo puedan llegar a la versión más correcta de nosotros mismos, lo que nosotros queremos mostrar. Pero... ¿estamos seguros de que no pueden encontrar estos perfiles secretos también?

No podemos saberlo. Lo que sí sabemos, por sorprendente que parezca, es que tu uso de las redes también puede tener un impacto positivo en tu vida laboral si tienes mucha suerte y un gran talento. Ah, y un smartphone con buena conexión para estar al día de todo...

Aunque como ya sabes hay que ser muy cautos con lo que publicamos en Internet, resulta que ese contenido también podría acabar consiguiéndonos un trabajo. De hecho, cada vez son más las empresas que buscan a sus empleados con unas habilidades y destrezas concretas en redes sociales. Y es que hay gente muy creativa en la red y trabajos totalmente nuevos derivados de esta evolución de Internet.

Esta es la palabra clave de todo: memes. De primeras, humor en Internet y trabajo pueden parecer totalmente contradictorios, pero lo cierto es que los creadores de memes más creativos e ingeniosos pueden conseguir llamar la atención de las empresas con sus diseños y con ello alcanzar puestos de trabajo que tengan que ver con este ámbito. Te mostramos algunos ejemplos de casos reales.

DH6ppMyXYAAlr6d

Hace no mucho, una empresa de búsqueda de empleo chilena llamada ChileTrabajos publicaba en su web un anuncio de una oferta de trabajo como Community Mánager. ¿Los requisitos? Dominio de las principales redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter), habilidades en diseño gráfico y edición fotográfica, creación de contenido atrevido y, sobre todo, destreza con los memes.

Es evidente que la empresa hacia un gran énfasis en esto de los memes. Además, explican que dan toda la libertad del mundo para este puesto y buscan gente sin miedo a crear imágenes arriesgadas que puedan impactar. Y claro, con una propuesta tan diferente a los requisitos que habitualmente fijan las empresas, las solicitudes no tardaron en llegar.

Otro caso es el de un chico que trabaja creando hasta 300 memes al mes, todos ellos basados en fotos de Disney. Este chico, entrevistado por un medio mexicano hace unos meses, reveló que pasaba sus domingos creando en torno a 75 memes, dependiendo de lo inspirado que estuviera ese día. En 2012 le contrataron para hacer estas imágenes durante la campaña electoral de las elecciones federales de México de ese mismo año y a partir de ahí le empezaron a llegar ofertas hasta que ahora el contenido que publica llega a un total de 45 mil personas.

D6PcfhnU0AAKYSm

Pero sin duda alguna el más sorprendente de todos estos ejemplos y del que más se ha hablado en las últimas semanas es el que tiene que ver con Elon Musk y su empresa de coches eléctricos, paneles solares y almacenamiento de energía limpia, Tesla Inc. La adicción de Musk a los memes es ya conocida por toda la comunidad de Twitter, donde el multimillonario mezcla los últimos avances de sus productos con duras críticas a medio mundo y memes. Y a veces incluso mezcla las dos cosas.

Adam Kozary, el Community Mánager del Museo de la Vida Rural Inglesa (MERL), se ha encontrado con que su camino y el del mismísimo Elon Musk se han cruzado. Todo comenzó hace un año, cuando Kozary publicó un tweet desde la cuenta del Museo con la frase “mirad a este pedazo de unidad”, acompañada de la imagen de un carnero muy lanudo. El tuit tuvo cierta repercusión en la red social pero no parecía que fuera a llegar a nada más.

Justo un año después, cuando ya nadie se acordaba de esa foto, Elon Musk le dio retuit. Y fue a más, porque también cambió su foto de perfil para ponerse la del carnero y escribió “pedazo de unidad” en su biografía de la red social. La broma siguió y desde la cuenta del museo se pusieron como foto de perfil la cara del magnate. El resultado de todo este lío fue que Elon Musk contactó con Adam Kozary y ahora lo ha contratado como su community manager.

El meme es, sin lugar a dudas, un formato publicitario que ya se ha instalado en nuestras vidas. Otras muchísimas empresas utilizan a diario este método de humor para promocionar sus productos y les funciona muy bien. Coca- Cola, Nissan o Pepsi son solo algunas de ellas.

El proceso de publicidad puede darse de dos formas. O bien los usuarios de las redes cogen una campaña publicitaria y la convierten en meme, como fue el caso de la foto de Tim Cook promocionando la nueva iPad y en la que aparecía él mismo dibujando unos Airpods.

O la propia empresa decide basar su campaña en un meme que ya existe. Algunos ejemplos de esto son el del ‘Success Kid’ que la empresa con sede en Reino Unido Virgin utilizó para uno de sus anuncios en una valla publicitaria o el del ‘Keyboard Cat’ que la productora Californian de pistachos Wonderful Pistachios usó en su anuncio de televisión.


En resumen: lo que empezó siendo una herramienta de humor usada para estirar las situaciones cómicas al máximo, ahora se ha convertido en un medio con el que conseguir empleo si eres una persona creativa y sabes bien con qué contenido trabajar.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!