Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Internet

Descalificación por dopaje en los eSports británicos: así es el primer caso de trampas en el ciclismo virtual

4 min

A Cameron Jeffers, ganador de los 'British Cycling eRacing Championship', le han quitado el título británico por manipular los datos de la plataforma 'Zwift'


El ser humano es bastante tramposillo, no lo podemos evitar, está en nuestra naturaleza buscar atajos y mejoras que nos hagan quedar en mejor posición que nuestros competidores, sea cual sea la competición. Obviamente estamos generalizando, hay gente muy honrada conviviendo con nosotros, pero como se ha demostrado en los campeonatos británicos de eSport, también hay tramposos digitales.

No será el primero, tampoco el último, pero el que os traemos sí es un caso relevante como para empezar a hablar de dopaje digital, electrónico, virtual o informático, que tampoco está muy claro cómo vamos a terminar llamándolo. Lo que sí está claro es que en el juego hay reglas y máquinas, y estas últimas son susceptibles de ser manipuladas.

Cameron, YouTuber y ciclista

Nuestro protagonista se llama Cameron Jeffers, es un ciclista y YouTuber que se coronó como campeón de los campeonatos británicos de e-cycling. Ya sabéis, deportes nuevos que se juegan en la red de redes, en esta ocasión la cosa se complica ya que hace falta una bicicleta estática bastante particular:

La historia arranca en marzo de este año, cuando Cameron ganó este campeonato virtual, que incluso fue retransmitida por la cadena BT Sport y se pudo ver en directo delante de una audiencia real. El chico tenía piernas, ganó delante de todo el mundo la carrera, otra cosa es cómo llegó hasta la competición.

Antes de explicar el engaño es interesante saber que, como YouTuber que es, Cameron estuvo contando vídeo a vídeo lo que iba aconteciendo - lo tenéis en su canal - hasta llegar al típico contenido pidiendo perdón, casi un género en esto de YouTube:

Engañando con la bici de tus sueños

Tenemos que saber que a esto se juega sobre una bicicleta estática que cuenta con múltiples sensores y obviamente está conectada a nuestro ordenador. Resumiendo mucho el asunto diremos que la plataforma de juego es Zwift, un sistema que “gamifica” una experiencia bastante aburrida como es dar pedales dentro en una habitación.

Lo que Zwift nos permite es competir online con otros corredores, viendo el avance de la carrera en nuestra pantalla, ajustando parámetros según las condiciones de la carretera. Pero si os fijáis muy bien en las imágenes, hay diferentes tipos de bicicletas, concretamente la de Cameron tiene unas ruedas fluorescentes que bien podrían ser las de las motos de Tron.

El sistema permite pedalear sobre diferentes bicicletas que cambian tus características competitivas, muchas de ellas son modelos reales, y es que a las marcas les interesa entrar en estos juegos. Pero la de Cameron no es real, es un modelo llamado Concept Z1 que cuesta muchísimo de conseguir.

2


Este modelo tan especial hay que conseguirlo haciendo muchísimos kilómetros, demasiados. Se habla de 50.000 km en subidas, un proceso que podría tomar meses de pedaleo. ¿Qué hizo Cameron? Pues trucar el sistema para conseguir la bici antes.

A los seis meses de haber ganado la prueba recibió la notificación de que había sido descalificado, habían descubierto que el YouTuber había manipulado el proceso para conseguir la bicicleta antes de llegar a la carrera. Lo mismo hubiera ganado con otra bici, ya que él es ciclista y estaba en forma para conseguirlo, pero las reglas son las reglas y hay que cumplirlas.

Entrando a descifrar dónde está el truco, nos enteramos de que está en la manipulación del sistema ANT+, que son los sensores que se encargan de registrar nuestra actividad física real y llevarlas hasta el equipo. Alguien le ofreció el sistema que era capaz de hacer el engaño antes de entrar en las competiciones.

zwift

Afortunadamente, la organización del evento estuvo estudiando la actividad de los participantes antes de comenzar la competición, a qué dedicaban su tiempo libre y si era normal tanto kilometraje en sus piernas.

La cosa ha quedado en una multa de 250 libras y seis meses de suspensión, además de la pérdida del título.

El dopaje en los eSports

Conseguir elementos preciados es una de las tareas más cansadas en esto de los juegos online, suelen ser metas extremadamente largas en tiempo y no todo el mundo tiene esa paciencia o ganas de jugar. Igual que nuestro ciclista quiso coger un atajo, hay gente que paga a personas en China por que jueguen por ellos hasta conseguir una ansiada espada.

drogas

Vale, tenemos la opción de que alguien nos suplante para farmear, también la posibilidad de acceder a cheats, que es el uso de software que nos ayude a mejorar mediante hackeo, también existen ataques de denegación de servicio, que pueden provocar la desconexión de jugadores. Todos son malas artes, pero también pueden haber drogas.

(Si te pierdes con la jerga gaming, mantenemos al día un diccionario Yoigo con palabros, seguro que te resulta útil)

Los eSports no parecen estar completamente a salvo del problema, sin mecanismos efectivos para identificar y solucionar que los participantes consuman fármacos - como el Adderall - para mejorar su rendimiento, aumentando la concentración.

Existen organizaciones que intentan velar por la buenas prácticas en los torneos, como la Coalición por la Integridad de los Esports (ESIC), que cuenta con el apoyo de ESL, Intel o Dreamhack. Mantienen listas de sustancias prohibidas como el citado Adderall, pero, ¿se están haciendo controles?

portada

Estés en casa o el gimnasio, ¡Calma, pirata! Te pueden pillar si te estás planteando trucar la bici del spinning, o puedes terminar engañándote a ti mismo con la pulsera cuantificadora y los monitores de actividad.

Imágenes | Zwift | Joshua Coleman

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!