Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Piezas de ordenador clave para armarte el ordenador más pepino

12 min

Armar un ordenador con las mejores piezas de ordenador puede ser difícil si no tienes claro qué elegir. Por eso, te ayudamos.


Armar un ordenador desde cero requiere un poco de información sobre qué piezas elegir. Según el uso que vayas a darle, construir un ordenador puede ser más o menos complicado y sus componentes más o menos costosos. Pero en cualquier caso, la tarea de montar un ordenador sin caer en bancarrota es viable.

Para comenzar, te daremos una recopilación de piezas de ordenador para armar dispositivos que vayan como la seda tanto para jugar con tu ordenador como para navegar en internet, consultar redes sociales y hacer lo que te apetezca en cualquier momento y lugar. Si buscas algo más específico para jugar, también te daremos pistas de componentes para armar un PC gamer barato, no sólo para un PC de batalla para uso general en el día a día. Y, porque no está de más, hablaremos de las piezas de un ordenador portátil.

Eso sí, cuidado con abrumarte, pues hay muchas piezas de ordenador que podrían ayudarte a armar un ordenador en condiciones, pero que quizá están por encima de lo que necesitas. Por eso, debes saber cuáles son las piezas que mejor le van a sentar a tu equipo de acuerdo al uso que le vayas a dar. Comprar lo más moderno, lo más grande o lo más nuevo de todo, no siempre es la mejor idea, porque te saldría carísimo y a lo mejor lo acabarías subutilizando.

Desde luego, cada maestro tiene su libro, así que nuestras recomendaciones son solo eso, recomendaciones, que seguramente en algunos casos parecerán acertadas y en otros no tanto. Siempre que tengas la oportunidad de hablar cara a cara con algún conocido que entienda del tema, aprovéchala, porque al conocerte y saber con más detalle el uso que le darás a tu nuevo ordenador, seguro que podrá aconsejarte de manera más personalizada.

Cómo armar un PC gamer barato

Los ordenadores para gaming suelen tener características muy específicas que no se equiparan a la de un ordenador convencional. Siempre tienes la opción de comprar un modelo ensamblado para no devanarte los sesos buscando la manera de montarlo tú, pero esto sería más caro que construir tu PC por tu cuenta. Un buen punto de partida puede ser fijarte en las especificaciones de los PC gamer más vendidos y mejor valorados y replicarlas en el que vas a construir tú.

Un PC estándar, de los de oficina de toda la vida, puede no ser suficiente para tu actividad como gamer. Los aspectos que hay que tener en cuenta son, en este caso, los componentes de calidad, una buena relación rendimiento-precio y, en cierto modo, la estética.

El propósito de este PC es jugar y jugar, como objetivo principal. Por ello, las piezas han de estar dirigidas a este propósito. Así, son claves componentes como la tarjeta gráfica y el procesador. En función del presupuesto con el que cuentes, puedes optar a unos accesorios más completos. Lo importante, en todo caso, es poder jugar a los títulos más conocidos en la actualidad o los que te gusten ahora, pero también a los que saldrán posteriormente.

Es importante que sepas con qué presupuesto puedes contar. Entre 300 y 500 euros, puedes optar a una gama baja o media-baja decentes para tus juegos. Con entre 600 y 800 euros ya nos metemos en una gama media, y con más de 900 euros ya tenemos un equipo bastante bueno para disfrutar durante el juego. A partir de allí, todo lo que te quieras gastar será bienvenido para tener un equipo más potente, más puntero, más estético o con piezas de marcas más reconocidas.

También hay que pensar en otros componentes como el ventilador, el disco duro, el tipo de RAM y su cantidad, la fuente de alimentación, la placa base. Más allá del precio, es necesario saber si cumplen los requerimientos mínimos para jugar.

Procesador óptimo para un ordenador gaming

AMD Ryzen 3 2200G es un procesador económico que puede hacerte prescindir de una tarjeta gráfica si no tienes demasiado presupuesto para ella. Cuenta con un ventilador para su mejor refrigeración. Tiene gráfica Vega 8. Su precio puede rondar los 99 euros. Se te quedará corto si tu aspiración es ser el campeón mundial de Fortnite. Pero será suficiente para un uso más bien doméstico.

También podemos recurrir a un procesador Pentium G4560, ya que por poco más de 60 euros te ofrecerá lo que necesitas para el juego sin que tengas que gastar mucho. Como alternativa, puedes optar por un Intel Pentium G4600 o un Intel Core i3-7100.

Tarjeta gráfica para jugar en el ordenador

Nvidia GeForce GTX 1050 puede ser la tarjeta gráfica a la que recurrir si quieres una y tienes suficiente presupuesto. La puedes encontrar por 142 euros o menos según dónde la encuentres.

La tarjeta gráfica también puede ser AMD Radeon RX 560, una tarjeta con las especificaciones medias que se requieren para los principales juegos de eSports. Por 134 euros aproximadamente, o menos, puedes hacerte con ella.

Placa base de un PC para jugar

La placa base más económica que te puede valer para esto es la Asrock A320M, aunque no puedas hacer overclocking​, ya que la puedes encontrar por un precio de 50 euros, aproximadamente.

ASRock B250M Pro4 es otra alternativa posible de placa base para tu nuevo ordenador, por su bajo presupuesto y múltiples posibilidades.

Memoria RAM perfecta para un PC gaming

La memoria RAM debe ser buena, con un módulo de 8 GB que se pueda ampliar o 4 GB en dual, según necesites. Puedes recurrir a una memoria RAM Crucial DDR4 a 2400 MHz que cuesta poco más de 74 euros.

Una memoria de 82 euros es la Ballistix Sport LT 8 GB Kit (4 GB x 2) DDR4-2400, por cumplir con lo que necesitas de forma fiable y a buen precio.

Caja, fuente y almacenamiento de un ordenador de juego

Para la caja, almacenamiento y fuente de alimentación puedes recurrir a una HDD a 7200 rpm de 1 TB y marca WD por un precio de 44 euros, con una fuente Thermaltake de 350 W de 40 euros, y completar esto con una NOX para micro ATX con ventilador instalado que cuesta solo 25 euros.

No necesitamos almacenamiento SSD, más caro que el HDD, pero en caso de quererlo podemos optar por SP-128GB SSD / WD Blue 1 TB, por ser el más rápido con un buen precio y capacidad. Se puede encontrar por 50 euros.

Cómo armar un PC para el día a día

Si quieres un PC para el día a día, debe cumplir con los requerimientos que necesites, según el uso que le vayas a dar. No es lo mismo que te dediques a jugar con él a que consultes en internet, hagas documentos, presentaciones o tenga cualquier otra utilidad.

Es importante, entonces, contar con un PC que se adapte a ti y a tus necesidades básicas, y en ello debes contar cuando te plantees comprar los componentes. Puedes valorar los que ya hemos mencionado para gaming u optar a otras posibilidades en función de lo que estés buscando.

El procesador es muy conveniente que sea Intel o AMD, con mejor rendimiento generalmente en Intel, aunque los AMD tienen la ventaja de ser más baratos. Debes ver si la placa base está diseñada para Intel o AMD, además de la RAM que puede soportar como máximo, aunque la mayoría pueden llegar a los 16 o 32 GB de RAM, además de si tiene el wifi integrado, los slots de RAM y otros aspectos clave.

La RAM es fundamental, por lo que si la quieres para juegos es mejor que optes a una entre 8 y 16 GB, mientras que si no, es suficiente con 8 GB. Puedes optar a 4 de 2 GB para tener 8 en total, o 4 de 4 GB. Hoy se suelen usar DDR3, aunque ya las hay con DDR4.

La gráfica es el alma del ordenador, especialmente si se usa para gaming, además de para el día a día, así que mucho mejor AMD o Nvidia, aunque hay otras marcas que las fabrican. Si no le vas a dar un uso intensivo para jugar, tu nuevo ordenador puede tener una tarjeta gráfica un poco más "humilde".

El disco duro puede ser de 3,5 pulgadas o de 2,5 pulgadas. Lo mejor es contar con la mayor cantidad de almacenamiento posible, pero siempre que te llegue puedes ahorrar costes y no irte al más caro. Puedes recurrir a un disco duro tradicional o a un SSD. El primero es más económico, pero el segundo es más veloz y eficiente.

Ten en cuenta que para que el disco duro pueda funcionar al máximo, el resto de los componentes deben ir a la par. De nada te sirve gastar dinero en el mejor disco duro si no tienes un buen procesador. Y así pasa con todos los componentes: debes procurar que sus capacidades sean afines para evitar estresar mucho a algunos y subutilizar a otros.

El disipador externo es mucho mejor que los que vienen integrados, por eso debes comprar uno, aunque sea básico.

La fuente de alimentación es un componente clave, así que no dudes en recurrir a una buena que te ofrezca las prestaciones que necesitas. Piensa en los vatios que precisas, según la máquina que compres, teniendo en cuenta su uso y el resto de los componentes. Hay fuentes modulares, por lo que puedes valorar recurrir a ellas.

Hacia el PC polivalente

Una configuración básica podría estar compuesta, tanto para el trote diario como para jugar a la mayoría de los juegos que te pueden interesar si eres un gamer ocasional, por los siguientes elementos:

  • Procesador, el AMD Athlon X4 760K 3.8GHz Quad-Core Processor
  • Placa, la ASRock FM2A88X-ITX+ Mini ITX FM2+ Motherboard
  • RAM, la A-Data XPG V1.0 8GB (1 x 8 GB) DDR3-1600 Memory
  • Disco duro, el Hitachi Ultrastar 1TB 3.5” 7200RPM Internal Hard Drive
  • Gráfica, la Asus GeForce GTX 960 2GB Video Card
  • Fuente de alimentación, la Silverstone Strider Gold 450W 80+ Gold Certified Fully-Modular SFX Power Supply

También puedes optar, con un presupuesto total de más de 400 euros según la compra de componentes:

  • Procesador Pentium G4560.
  • Una Placa base MSI H110M PRO-D.
  • Una memoria RAM Crucial DDR4 2133 de 8GB.
  • Disco duro HDD WD BLUE de 1 TB.
  • La tarjeta gráfica modelo Gigabyte GTX 1050 2 GB.
  • La caja Tacens ANIMA.
  • Una fuente AEROCOOL PLUS BRONZE 500 W.

Otra configuración para tener en casa:

  • La caja Nox Coolbay MX2 por 25 euros.
  • El procesador AMD Athlon 200GE por 57 euros o el Intel Pentium G4560 de 68 euros.
  • La memoria RAM Crucial Ballistix 2x4GB DDR4 de 78 euros.
  • La placa base ASUS A320M-K por 68 euros.
  • Un disco duro Seagate Barracuda 1TB SATA3 por 39 euros o SSD WD Green 120GB SATA 3 por 26 euros.
  • Fuente de alimentación Corsair VS450 80 Plus por 42 euros.

Puedes crear la combinación de componentes que más interesante te parezca priorizando tus necesidades, cogiendo uno de cada lado hasta dar exactamente con la máquina que más se adapta a ti. Esta es la principal ventaja que tiene crear un PC a tu medida con las piezas que puedas comprar en Amazon o donde desees. Los precios antes mencionados se pueden encontrar allí aunque a veces hay ofertas muy interesantes.

Cómo armar ordenadores portátiles baratos

Para elegir ordenadores portátiles baratos, tanto si los quieres comprar ya montados como si quieres armarlos tú, lo primero que tienes que pensar es en el sistema operativo. Linux es gratis, Windows es posiblemente uno de los más extendidos y MacOS, aunque puede ser más caro, proporciona muy buena durabilidad y seguridad, a decir de sus apóstoles.

Las pulgadas son básicas porque de ello también dependerá la máxima visibilidad según el uso que le des al ordenador, pero un tamaño más pequeño como 11 o 14 pulgadas también ofrece un menor peso del ordenador.

La memoria RAM debe ser mínimo de 8GB para que vaya como la seda. Aunque los 16 GB es lo deseable, el precio es muy superior, así que puede serte suficiente por ahora con menos.

El disco duro va a depender de la capacidad que necesites, puede que seas una persona que no necesita guardar muchas cosas o por el contrario prefieras cuanto más mejor. El disco SSD es muy útil por la velocidad de carga, así que podrías planteártelo.

El procesador, aunque lo mínimo es un i3, recomendamos mejor recurrir a un i5 o un i7 porque se nota bastante la diferencia. Aunque dependa del uso que le vas a dar, ya que si solo es casual puede llegarte con un 3 o un AMD básico.
La gráfica que lleve también es importante, mejor una con Nvidia o ATI antes que gráficas integradas.

La batería es un elemento muy importante para tener en cuenta, por ello hay que pensar en las celdas que tenga, que son las que darán su duración.

Mejor pantallas led porque ofrecen una mejor calidad en tasa de refresco, coloración y más aspectos, además de tener un grosor más fino. También puedes optar a las LCD.

Lo importante es buscar componentes que se puedan ampliar y cambiar en el futuro para adaptarse a las próximas necesidades que pueden surgir.

Consejos para montar tu propio PC para gaming, andar por casa o portátil

Es importante que conozcas exactamente cuál es el presupuesto con el que cuentas para montar tu propio ordenador, ya que solo así podrás hacer una mejor selección de los componentes intentando encontrar una buena relación calidad-precio.

Si te das cuenta, los componentes más completos pueden costar poco más que unos más básicos, sin embargo con presupuesto limitado a veces es mejor establecer prioridades y no optar a lo mejor en todo o a una cosa regulera compuesta por muchas piezas reguleras, sino saber qué es lo que realmente necesitas y necesitarás en el futuro.

Opta por marcas y productos de confianza antes que otros que son más económicos y digan contar con las mismas prestaciones, porque en ocasiones no es así.

No compres un ordenador solo pensando en tus necesidades actuales, sino también en las futuras y en cómo cambiará la actividad que vas a realizar. Si solo consultas internet sin más y miras las redes sociales, quizá no necesites grandes requisitos, pero si juegas o trabajas con el ordenador, entonces sí que tienes que plantearte si vas a necesitar más en el futuro. Y por ello, antes que comprar piezas que pronto vas a necesitar cambiar, has de hacer la adquisición pensando en el futuro.

Conoce cuáles son los componentes a los que debes dar más prioridad en cada caso y elige las piezas de ordenador. Debes saber que puedes ahorrar en tu compra haciéndola por internet y con la correcta selección de modelos, por eso te recomendamos que dediques tiempo a esta decisión.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!