Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

El mundo de la garantía de aparatos eléctricos al descubierto

5 min

La garantía de aparatos electrónicos suele ser un tema controvertido. Te explicamos cómo funciona esta garantía en la Unión Europea para que puedas hacerla valer.


La garantía de aparatos eléctricos en la Unión Europea puede considerarse un mundo por durar dos años o muy restrictiva si se tienen en cuenta los criterios para su aplicación: así que te la contamos con todos sus entresijos al descubierto para que puedas hacer valer tus derechos como consumidor.

Comprar tecnología puede suponer una gran odisea. Todo empieza con un estudio previo en la red para conocer cuál es la mejor opción: la mejor báscula, la mejor aspiradora, el mejor robot de cocina y así, suma y sigue. Tras una larga búsqueda y debate con nuestro círculo llega el gran momento y realizas la compra. Aquí aparece el segundo problema, cómo funciona la ley de garantía de aparatos eléctricos.

Guardar la factura como oro en paño

Ante la falsa creencia de que la mejor opción es que no surja ningún tipo de problema y no te veas en la necesidad de ejercer tus derechos, viene una verdad como un piano: guardar la factura es imprescindible para que no te pongan pegas si te toca ejercer la garatía y, además, es algo que sí que está de tu mano. Hay grandes -grandísimas- cadenas de tiendas que en pleno 2020 todavía se niegan a emitir duplicados de las facturas, por increíble que parezca, así que guarda tus comprobantes de compra como oro en paño hasta que deje de estar vigente la garantía.

La garantía legal de aparatos eléctricos en España

España cuenta con una ley de garantía que además cuenta con el apoyo de una ley a nivel europeo. Contiene unos aspectos básicos que todo fabricante en territorio nacional debe cumplir. Estos son los puntos básicos imprescindibles a los que tienes derecho como consumidor:

  • Duración: el periodo de garantía es de dos años en producto nuevo. Nadie puede negarte ese derecho, existen ciertas marcas que juegan con una política cuanto menos difusa pero no pueden saltarse la ley.
  • Razón: durante los seis meses desde el momento de la entrega, el usuario tiene la razón por defecto, a partir de ese momento el vendedor puede solicitar un peritaje que descarte el mal uso.

Derechos de la garantía de aparatos eléctricos en España

Si tienes que acogerte a la ley de garantía de reparaciones tienes que saber que tú eres el que decide lo que deseas hacer con tu producto. La ley te permite escoger entre diversas opciones en función de la que te resulte más conveniente. Tienes cuatro opciones:

  • Reparar el producto.
  • Reemplazar el producto (quedan fuera de esta opción los bienes que se consumen con el tiempo).
  • Solicitar una reducción del precio inicial.
  • Resolver el contrato, es decir, solicitar la devolución del dinero.

Tienes que tener en cuenta que cualquiera de las opciones te dan una serie de derechos que también resultan irrenunciables. Ten en cuenta, además, que muchas veces las opciones las marca el vendedor y esto suele ser válido siempre que haya sido previamente explicitado en el contrato de compraventa:

  • La reparación y el cambio no deben suponerte ningún tipo de coste.
  • La garantía se suspende durante dicho periodo.
  • Tras la reparación la garantía es mínimo de seis meses con independencia del tiempo que quedase.
  • Sustitución por producto nuevo, es una opción que no solo implica retirarte la unidad defectuosa y darte otra a estrenar, sino que vuelves a contar con dos años de garantía.

Garantía de productos eléctricos en España: irrenunciable

Estos aspectos se encuentran recogidos en la ley para la garantía de productos en España y son irrenunciables por parte del consumidor, el vendedor debe aceptarlos y actuar en consecuencia. Es importante destacar un pequeño detalle, en caso de productos de segunda mano esta se reduce a la mitad.

La garantía de fabricante o vendedor

Se trata de una de las dudas más habituales, si debo acudir a la garantía del fabricante o a la del vendedor. La respuesta es sencilla, en primer término, debe hacerse cargo el vendedor, en caso de que no exista la posibilidad de acudir a él, el fabricante debe hacerse responsable de la misma. Esto implica que el consumidor siempre tiene a quien acudir.

consolas retro

Como detalle extra es importante que sepas que en nuestro país la publicidad es vinculante. Marketinianamente en muchos países se puede exagerar un producto pero, en España, el producto debe soportar todo aquello a lo que se le somete en los anuncios como característica propia.

Cuándo no puedes hacer uso de la garantía de productos en España

Adivina cuál es el principal motivo por el que no puedes hacer uso de la garantía... Sí, aberse superado los plazos de la misma, pero seguro que eso ya lo tenías claro. No obstante, el motivo más habitual es otro: mal uso, e impide poder ejercer tus derechos. Un ejemplo rápido, la garantía no cubre que una pantalla del móvil se rompa por un golpe.

Es importante saber que, en caso de realizar la compra a través de la red en un portal extranjero, puede que no estés cubierto por las mismas garantías, aunque el fabricante venda en nuestro país. Esto se debe a que se puede amparar en la ley del país de la compra.

Conociendo la garantía ampliada

Actualmente es una práctica habitual aumentar la garantía de los electrodomésticos en España. Esto puede realizarse de manera gratuita por parte del vendedor o pagando una póliza o seguro extra.

Lo primero que tienes que saber es que no se trata del mismo concepto, aunque cubra lo mismo. Los años que se amplía la garantía no responden a la garantía legal por lo que debes conocer los derechos que te concede la póliza. Prácticamente todos los establecimientos este tipo de ampliaciones se dedican a cubrir los problemas técnicos que sufra el aparato sin que exista un mal uso.

Contar con este extra no está de más, ya que suelen tener un coste muy bajo y cubrir entre uno y tres años más que la garantía legal. Súper importante es que, si optas por este servicio, solicites el condicionante de la misma.

Optar por un seguro es otra opción

También existe la opción de apostar por un seguro, se trata de algo habitual en los smartphones o tablets. Gracias a ellos puedes contar con coberturas adicionales a la garantía, existen diferentes empresas que se dedican a ellos.

Entre las coberturas habituales que ofrecen se encuentra la sustitución de pantalla por rotura o la indemnización por robo. Importante: leer bien el condicionado que te presenta la compañía de seguros para tener claro las coberturas que te ofrece este servicio.

Que no te engañen con la garantía

La garantía legal de los productos es un derecho irrenunciable por parte del consumidor, esto supone para fabricantes y vendedores la obligación de aceptar esta normativa. Gracias a ella, puedes hacer valer tus derechos como consumidor.

Suponiendo que tengas algún problema, podrás acudir a consumo o a la vía judicial. Para la reclamación de productos con valor inferior a 2.000 euros no existe ningún tipo de tasa y no se necesita abogado. Esperamos que no te encuentres en esa situación.

Ahora que ya lo sabes todo acerca de la garantía de aparatos eléctricos es el momento de que ejerzas tus derechos si has tenido algún problema.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!