Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Cómo buscar imágenes en Google de forma fácil y precisa

10 min

Buscar imágenes por Google parece lo más fácil del mundo y lo es, pero puedes sacarle mucho más partido si sabes cómo hacerlo para que aparezcan con las características concretas que necesitas


Seguro que no necesitas preguntarte cómo buscar imágenes por Google de forma fácil, pero es posible que sí te venga bien conocer algún truco para encontrar imágenes precisas.

Sea porque quieres dar con una que has visto en otra parte o porque quieres encontrar alguna que se apegue a determinados criterios de tamaño, color, formato o derechos de uso, optimizar tu búsqueda de Google te será muy útil.

Herramientas del buscador de imágenes de Google que puedes exprimir

A la hora de buscar imágenes en Google, hay diversas herramientas que nos permiten filtrar las imágenes para dar fácilmente con la que estamos buscando, seleccionando por colores, tamaños, calidades o incluso indicando que muestre solo imágenes que tengan el fondo transparente, algo muy empleado en edición para no perder media vida editando manualmente.

Por otro lado, también te enseñaremos a detectar si una imagen es falsa, de manera que puedas controlar con más seguridad tus contactos en las redes sociales, manteniendo lejos los que suplantan a otra persona o incluso alguna cara creada con apps que simulan ser personas pero en realidad no existen.

BermudaIsBae

Incluso iremos más allá y te hablaremos de la búsqueda inversa. Es decir, en vez de introducir un texto para que te salgan imágenes, introducirás imágenes para que te salga una lista de webs en las que aparece esa fotografía.

Optimiza tu método de buscar en Google

En este apartado, nos centraremos en dos aspectos. Por un lado, explicaremos la búsqueda específica introduciendo texto (es decir, buscando con palabras); después, te enseñaremos a aplicar filtros para hacer una especie de "criba" de fotografías.

Búsqueda avanzada de imágenes en Google

En primer lugar, dirígete a la página web de la Búsqueda avanzada de imágenes de Google. Una vez ahí, verás una especie de formulario en el que introducirás los datos de la fotografía que quieres ver. El primer campo sirve para introducir todas las palabras relacionadas con la imagen que buscamos.

También puedes ir al segundo espacio, donde tendrás que entrecomillar palabras exactas para acotar todavía más la criba. Si quieres ser aún más preciso, debes incluir el signo + al principio, de manera que se ciña estrictamente a las imágenes que tengan esa palabra o frase de título.

Un tercer espacio nos permite indicar al buscador que seleccione imágenes que se titulen como cualquiera de las palabras que escribamos. Aquí, debemos introducirlas separándolas por "OR" (sin comillas) o por "AND" si son dos palabras que deben ir juntas. Por ejemplo: wifi OR red OR internet OR teléfono AND móvil.

Si queremos descartar alguna palabra en concreto, accederemos al cuarto renglón. Para ello, pondremos el signo - delante de la palabra que no queremos que aparezca. Como ejemplo: -tecnología

Filtros de búsqueda en Google Imágenes

Si estás pensando en realizar algún tipo de edición o montaje, esta herramienta te será de gran ayuda. No es tan efectiva como para hacer los montajes por ti y que no tengas que hacer nada (ojalá, ¿no?) pero te puede facilitar bastante. Además, está opción te permite encontrar imágenes en Google desde el móvil siguiendo los mismos pasos.

En primer lugar, te preguntará por el tamaño de la imagen. Si no tienes claro las dimensiones de la imagen que necesitas o no sabes cuánto mide la fotografía que buscas, siempre puedes obviarlo. No es obligatorio rellenar todos los campos, no estamos haciendo la Declaración de la Renta y Google no es Hacienda.

En el campo de tamaños, podremos escoger entre resultados tamaño icono, pequeño, mediano, grande, o bien seleccionar la dimensión exacta que pueda tener, ya sea en medidas convencionales o en megapíxeles.

Justo en el siguiente campo veremos que nos pregunta acerca de las proporciones. Aquí se distingue entre alta, cuadrada, ancha o panorámica. Esto te será útil si no quieres estar recortando una imagen.

Como puedes ver, la sección "colores de la imagen" te da la posibilidad de elegir entre imágenes en cualquier color, a todo color y en blanco y negro. Además, se nos ofrecen dos opciones más: transparente, para imágenes sin fondo (podrás reconocerlas porque el fondo está relleno con cuadrados blancos y grises), o que tengan un solo color en específico.

Más abajo, encontramos una opción desplegable para seleccionar el tipo de imagen que queramos. En este sentido, escogeremos entre fotografías, imágenes de cara, prediseñadas, en dibujo lineal o animadas. Estas últimas tienen la particularidad de estar en movimiento y suelen ser formato *.GIF.

Los dos campos siguientes nos indican la región (país generalmente) a la que pertenece la imagen, así como el dominio web en el que se encuentra. Te aconsejamos usar estos dos renglones solo si estás seguro, puesto que si es incorrecto puede que hayas descartado la imagen que estabas buscando.

A continuación, podrás elegir si deseas hacer una búsqueda segura, eliminando contenido que pueda resultar ofensivo o que sea sexualmente explícito. Después, tendrás distintos tipos de archivo (formato) para elegir. En este sentido, los más utilizados para fotografías son JPG y PNG.

Por último, revisa el apartado "Derechos de uso", en el que podrás escoger si la imagen tiene licencia específica o si se puede utilizar, compartir y modificar libremente, además de con fines comerciales o sin ellos. Te recomendamos que prestes atención a esa sección, ya que usar una imagen sin permiso del creador supone infringir sus derechos de copyright.

Cómo saber si una imagen es original

Cuando recibimos una imagen puede que nos surjan dudas acerca de su autenticidad. Esto sucede especialmente cuando conocemos a alguien por internet, ya que no sabemos si la fotografía que nos ha enviado es verdaderamente de él o ella. Por este motivo, es fundamental saber cómo detectar las imágenes "fake". No te ayudaremos a ligar más, pero al menos lo harás de forma más segura.

Búsqueda inversa

Tal y como mencionábamos antes, la búsqueda inversa es uno de los métodos menos conocidos de Google por el público en general. Consiste en introducir una imagen para obtener, como resultado, una lista de páginas web en las que se encuentra. De igual modo, podemos consultar fotografías relacionadas.

La forma de realizar esta búsqueda dependerá de si utilizas un ordenador o un teléfono móvil. Para ordenadores, el procedimiento es muy fácil, solo tienes que hacer clic con el botón derecho encima de la imagen y seleccionar "Buscar imagen en Google". Acto seguido verás todas las páginas web que han publicado esa misma foto.

Si no usas Google como buscador, no te preocupes. También puedes instalar una extensión que sirva para otros buscadores como pueden ser Bing, Yahoo o Baidu, entre otros.

En teléfonos tampoco es muy complicado, aunque sí menos automático. Para ello, tienes que ir a una página web que realice búsquedas inversas (solo tienes que escribir "Búsqueda por imagen" en tu navegador y encontrarás gran número de sitios online dedicados a ese fin. Después, sube la imagen que deseas buscar y encontrarás resultados al igual que por ordenador.

Respecto a los resultados, hay que destacar una cosa: puede darse la posibilidad de que, si la imagen que te han pasado es la fotografía de esa persona, salga el perfil de Instagram entre los resultados de la búsqueda inversa. En ese caso, solo tienes que comprobar que es el perfil de la persona que te la ha enviado.

Por otro lado, si las páginas web que muestra la búsqueda inversa no muestran que la fotografía esté publicada ahí, estaríamos hablando de una imagen original. Está claro que nos ahorraríamos todos estos pasos si un chico que supuestamente es de Ceuta nos envía una foto de Johnny Depp y nos dice que es él, ¿no?

Analiza la imagen

Como hemos comentado, el paso anterior sirve para comprobar que una imagen que te hayan enviado sea original y no se haya tomado de internet. Sin embargo, puede ser que no se trate de la fotografía de una persona, sino que necesites comprobar si una imagen ha sido editada digitalmente o permanece tal y como se tomó.

El primer paso sería ponerse en contacto con el CNI y que ellos dirijan la investigación. Bueno, puede ser que no te hagan caso, así que mejor sigue esta fácil guía.

Hay distintos programas que se encargan de analizar por completo una fotografía, buscando defectos de diseño y cambios de tono que delaten una imagen adulterada. Para ello, solo tienes que confiar en algunos como Forensically o Fotoforensics, abrir la imagen que desees comprobar y dejar que el programa haga su labor.

Si, por el contrario, deseas estudiar la imagen tú mismo, debes prestar especial atención a distintos elementos que te harán de pista: por ejemplo, cambios de tonalidad bruscos en forma de raya (especialmente si se ha editado texto), partes borrosas sospechosas o letras que presentan una fuente ligeramente distinta a las demás.

Detecta también los montajes de Photoshop

Este paso no es una alternativa, sino que más bien consiste en un complemento a las técnicas anteriores. Si has buscado la imagen en Google, puede ser que no te haya salido como publicada anteriormente ya que quien te la envió hizo unos retoques con Photohop u otro programa de edición (no hemos visto un nivel de picaresca tan grande en alguien desde el Profesor de La casa de papel).

Para evitar que te engañen de esa forma, prueba a usar TinEye. Es otro tipo de búsqueda inversa pero, a diferencia de Google, no se ciñe a las fotografías que sean exactamente iguales, sino que también detecta montajes y te muestra otras ediciones que han realizado de esa misma imagen.

En este apartado conviene hacer un punto y aparte, ya que uno de los lugares donde más circulan las fotos fake y, obvio, fake news, es en Twitter. Cuando hay un suceso de gran importancia, imágenes supuestamente hechas en ese momento circulan como Ferraris de Fórmula 1. Sin embargo, muchas de ellas han sido editadas o han sido tomadas mucho antes.

Revisa los metadatos

Los metadatos (más allá de los datos) indican todo acerca de la imagen, desde cuándo ha sido tomada hasta dónde y qué dispositivo se ha empleado. Lo que muchos no saben es que, al enviar una fotografía, no solo estás enviando la imagen en sí, sino que también se incluye un archivo .exif (formato intercambiable de archivos de imagen) con los metadatos.

Para consultar ese archivo y tener acceso a toda su información, solo necesitamos la imagen y una aplicación. Nosotros te recomendamos EXIF Data Viewer, Get - Metadata o Metapicz. De todos modos, si no quieres descargar ningún programa, siempre puedes ir a exifdata.com, el procedimiento será igual de sencillo.

Una vez ahí (ya sea en la página web o en la app), elige la imagen que quieres investigar. Acto seguido, verás un listado con una lista de datos más larga que El señor de los anillos. De todos esos datos, nos quedaremos con los más importantes. En este sentido, veremos si la fotografía ha sido hecha por el móvil que te la envió o si fue copiada.

También habrá que prestar atención a la hora en la que se tomó, así como al lugar. Aquí pasaría como con el ejemplo del chico de antes. En este caso, que una chica de Sabadell te envíe una foto de su supuesta cara y en los metadatos te diga que la imagen se tomó en Vladivostok, Rusia, sería un poco sospechoso, ¿verdad?

No pienses mal: a lo mejor es que ese día, justo, no estaba en Sabadell.

Ahora que has aprendido cómo saber si una imagen es fake de forma sencilla, te recordamos igualmente que estos métodos no son 100% infalibles. Aunque es cierto que sirven para detectar la gran mayoría de fotos falsas, siempre quedará una pequeña duda. La gente es muy ingeniosa.

En conclusión, la búsqueda de imágenes tiene grandes posibilidades. Conocer cómo buscar imágenes en Google con todos sus atajos y trucos es fundamental para dar siempre con la fotografía que necesitamos y a la vez evitar que nos tomen el pelo con una imagen falsa.

Te animamos a seguir descubriendo funciones desconocidas de Google, así como de tu ordenador. La tecnología puede llegar a ser apasionante (bueno, y frustrante también, sobre todo si te habías creído la foto aquella de Johnny Deep).

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!