Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Estudiar en la universidad a distancia: ¿sí o no?

5 min

Estudiar en la universidad a distancia es una buena manera de subir de nivel profesionalmente o mantener tus conocimientos actualizados. Pero así como tiene pros, también tiene contras y te los contamos.


Estudiar en la universidad a distancia es cada vez más frecuente. Vivimos en un mundo cada vez más competitivo, y por ello estudiar y formarse es cada vez más necesario. Solo así consigues ofrecer algo distinto a lo que tienen otras personas de tu sector, y es de esta manera como logras hacerte competitivo. Sin embargo, es cierto que no siempre es fácil estudiar. En muchos casos uno necesita trabajar, y por lo tanto no tiene manera de compaginar sus horarios con la oferta formativa presencial.

Por suerte, vivimos en la era digital. Esto implica que hay opciones de estudio online, como la universidad a distancia. Existe un debate respecto a si esta opción es recomendable o no. ¿Estás pensando sobre ello? En ese caso sigue leyendo este artículo, porque vamos a desglosar algunos puntos relevantes referentes a este tema.

Estudiar a distancia: ¿sí o no?

Tanto si hablamos de universidad online como si prefieres optar por un grado superior a distancia, lo cierto es que hay algunos pros y contras que deberías valorar. Vamos a verlos.

Pros de la formación profesional a distancia

- Tienes la libertad de estudiar cuando quieras y desde donde quieras. Suena bien, ¿verdad? La verdad es que tiene también su parte negativa, pero sí que es verdad que a priori es un punto a favor.

- Puedes compaginar el estudio con otras actividades. Sobre todo para la gente que tiene que trabajar para pagar los cursos, esta es una gran ventaja.

- Hay profesores muy buenos pero con la agenda muy apretada, de modo que hacer cursos presenciales es para ellos inviable. Al estudiar a distancia tienes la posibilidad de disfrutar de sus clases. Serás un privilegiado, ¿no crees?

- Los precios de los cursos a distancia suelen ser más bajos que los de los cursos presenciales, y ya sabes que el económico es un aspecto que hay que tener en cuenta.

- Si optas por cursos de calidad, podrás solicitar la atención de tus profesores si lo necesitas.

Contras de estudiar a distancia

- Aquí viene la parte negativa de la apreciada libertad: has de ser constante y tener fuerza de voluntad. Si no te organizas correctamente, es muy difícil que consigas sacar adelante los estudios.

- No va a haber fiestas universitarias los jueves ni cafés con tus compañeros. Lo que queremos decir es que si te decides por estudiar a distancia vas a estar en tu casa contigo mismo, por lo que no establecerás los lazos que sí que tendrías si fueras presencialmente a la universidad o centro de estudios.

- Si estudias a distancia porque tienes que compaginarlo con otras actividades, la consecuencia inevitable es que tienes menos tiempo para ti. Antes de decidirte por esta opción, has de estar seguro de que quieres sacrificar parte de tu tiempo libre.

- Para hacer una carrera o grado superior a distancia necesitas un ordenador de calidad y los programas que necesites para tus estudios, además de Internet barato y suficiente. No usarás la infraestructura de la propia universidad.

Consejos para estudiar en la universidad a distancia

Cuando vas a la universidad o haces una formación profesional, normalmente los profesores te dicen qué tienes que hacer y para cuándo. Tienes una guía de la que no dispones si decides acudir a la universidad online. En este caso, la organización depende de ti y solo de ti, lo que es un reto. Sigue estos consejos para llegar a un buen resultado.

Para elegir tu centro

- Elige una universidad que tenga una buena oferta formativa en aquello que te interesa, y que además emita títulos homologados.

- Ten en cuenta su ubicación. Es cierto que vas a estudiar a distancia, pero siempre puedes tener que acudir para hacer un examen o incluso gestiones. No querrás recorrer 200 km cada vez que esto pase, ¿no?

Para ser eficiente

- Ponte metas realistas. Si sabes que tienes poco tiempo, no te matricules a más asignaturas de las que puedes asumir porque solo te frustrarás y perderás tu dinero. Ve poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Además, ve marcándote pequeños objetivos para ir cumpliendo. A veces es más fácil lograr algo de esta forma que fijándote una única y gran meta.

- Organiza tu tiempo. Tienes que marcarte unos horarios, comprometerte a dedicar unas determinadas horas cada día. Si no irás repitiendo la frase más pronunciada por los estudiantes: «Lo haré mañana». Y ya sabes que el resultado suelen ser largas noches sin dormir.

- Acondiciona un espacio de trabajo: nada de estudiar en pijama y metido en la cama o en el sofá. Date una ducha, vístete y ponte a estudiar en tu mesa como lo harías si fueras a clase.

- Aprovecha las tecnologías que tienes a tu alcance. Ya que no vas a ir a clase presencialmente, aprovecha las herramientas de las que dispones para contactar con profesores y compañeros si es necesario.

- Busca grupos de estudio. Así conseguirás esa interacción que no tienes al estudiar a distancia y además te obligarás a trabajar.

¿Qué herramientas deberías utilizar?

Vamos a terminar hablando de algunas herramientas para estudiar y que igual no habías considerado. Ya sabes, en cuanto termines de leer este artículo puedes ponerte a investigarlas.

- Foros: te sirven para plantear dudas y para conversar con personas con los mismos intereses que tú. Es más, es muy probable que haya algún foro interno de tu clase en el que puedas debatir con tus compañeros.

- Google Calendar: exámenes, trabajos... apúntalo todo. Es más, incluso podrías hacer recordatorios de tus sesiones de estudio. Así te costará más ir dejándolo para más tarde.

- Trello: es un administrador de proyectos en el que incluso puedes invitar a tus compañeros a participar. Te será muy útil para hacer tus trabajos, sobre todo si son en grupo.

- Feedly: es un lector de RSS que te ayuda organizando los contenidos. Es muy útil para documentarte sobre un determinado tema.

- Herramientas como Dropbox y Google Drive: las necesitas si tienes que compartir documentos con compañeros o profesores. Sobre todo si se trata de ficheros grandes, no es práctico enviarlos por email.

Esta es alguna información que debes tener en cuenta a la hora de decidir si quieres estudiar a distancia. Ya ves que se trata de una opción que tiene tanto puntos positivos como algunos negativos, así que has de ser tú quien tome la decisión. ¿Qué vas a hacer?

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!