Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

¿Cómo funciona un radar? Todo lo que necesitas saber

10 min

Cómo funcionan los radares de la DGT, qué cambios suelen experimentar o cómo saber si te llegará una multa de tráfico. Te lo contamos todo para tu operación salida.


Los radares de la DGT tienen una función reguladora de velocidad que favorece la circulación en carretera y, sobre todo, la seguridad vial. En los últimos años la velocidad en las carreteras ha ido creando diferentes debates. Los límites cambian cada año por diferentes razones: de seguridad, de fluidez en la vía o medioambientales, entre otras. Uno de los cambios más sonados en los últimos tiempos fue la reducción a 110 km/hora de las autopistas, una medida que duró muy poco. ¿Quieres saber un poco más? ¿Te mueres de curiosidad por saber cómo funciona un radar? No te preocupes, nos gusta que no tengas toda la información necesaria, por eso, a continuación te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre los radares.

Los radares ¿cómo funcionan?

Seguro que muchas veces te has hecho esta pregunta: cómo funcionan los radares. Son unos objetos que están totalmente implantados en nuestras vidas pero saber cómo funcionan tampoco está de más, vamos a contártelo.

Los radares son cinemómetros, esto quiere decir que son objetos que funcionan para medir la velocidad. La mayoría de los radares de tráfico usan el efecto Doppler en su funcionamiento. Te estarás preguntando qué es el efecto Doppler y porque te hablamos con palabras tan raras, sigue leyendo.

El efecto Doppler es el culpable de que podamos oír el sonido de las ambulancias mucho más alto a medida que se van a acercando a nosotros. Los radares envían ciertas ondas electromagnéticas que van hacía los objetos de los que se quiere saber la velocidad y rebotan para volver y dar datos a la antena.

Como ya te estarás imaginando el efecto Doppler se usa en los radares para medir la velocidad de los coches que detectan. El radar se dispara hacia el coche a medida que se acerca para saber la velocidad exacta a la que pasa por su zona de seguimiento, aunque todos sabemos que tienen un pequeño margen de error.

Ahora ya sabes cómo funciona un radar. ¿A qué no es tan difícil como parece?

Tipos de radares

Ahora vamos a contarte los tipos de radares que existen, que son muchos más de los que todos pensamos. Seguro que te vas a quedar asombrado.

Radares móviles

Se trata de los radares que se encuentran en coches oficiales o camuflados. Este tipo de radares móviles pueden funcionar si el vehículo se encuentra en movimiento o también si se encuentra parado.

Radares fijos

Este tipo se suele encontrar en un lado de la carretera situados en cabinas, aunque por supuesto también pueden estar ubicados en postes. En este caso, estos radares fijos siempre tienen que estar señalizados ya que es obligatorio por ley, es decir, siempre saber cuándo te vas a encontrar un radar fijo.

Radares de tramo

En este caso, vamos a hablar de la fiabilidad de los radares de tramo, ya que se dice que son más fiables que los radares fijos. Esto es debido a que pueden calcular la velocidad que un coche lleva desde un punto hasta el otro. Esto viene a decir que no sirve parar cuando se ve el radar para evitar la multa. Estos sin duda son los nuevos radares de la DGT en el 2019 que se van a potenciar para este año.

Radares foto-rojo

Los radares foto-rojo no miden la velocidad, pero vamos a hablarte de ellos. Los foto-rojo, son los que se activan cuando un conductor se salta un semáforo en rojo.

Radares helicóptero

Es otro tipo de método para controlar la seguridad vial de nuestro país. Se trata de un tipo de radar mucho más selectivo que permite ver los comportamientos de los conductores, pudiendo así identificar conductas que pongan en peligro a los demás usuarios de las carreteras. Está equipado con dos cámaras y puede actuar desde nada más y nada menos que los 300 metros de altura.

Los detectores de radares

Hay diferentes tipos de detectores de radares de los que vamos a hablarte; existen el avisador de radar, el detector de radar y los inhibidores de radar. A continuación te contamos las diferencias.

Avisadores de radar

En este caso, los avisadores de radar son objetos con GPS que poseen una gran base de datos con la localización de los radares. Funcionan de la siguiente manera: cuando te estás acercando a un radar fijo o de tramo te avisan mediante luces o sonidos. Estos aparatos te van a permitir actualizar su base de datos con tu ordenador. Antes la mayoría de estas bases eran gratuitas, hoy en día hay muy pocas, por lo que si quieres contar estos avisadores y tener datos correctos y actualizados tendrás que plantearte pagar.

¿Son legales? La respuesta es afirmativa. No podrán sancionarte por llevar estos aparatos.

Detectores de radar

En este caso, los detectores de radares son aparatos que pueden detectar las ondas que emiten los diferentes radares. Con ellos, se tiene un detector de radares móviles, fijos y de tramo. Detectan estas ondas reflejadas en los diferentes vehículos o señales. El conductor se suele enterar unos 900 metros antes de la existencia del radar con estos objetos. Hay dos tipos de detectores: portátiles y fijos.

¿Son legales? Desde el 9 de mayo de 2014 su uso es totalmente ilegal. La sanción puede llegar a los 200 € y también conlleva a la retirada de tres puntos de carnet de conducir.

Inhibidores de radar

Este tipo de aparatos pueden llegar a dificultar la labor de las pistolas láser que usan los agentes. Este tipo de pistolas son las que lanzan una señal contra un coche para calcular la velocidad a la que va. Estos inhibidores lanzan señales infrarrojas que no permiten la buena recepción del haz láser.

¿Son legales? Como puedes suponer, estos aparatos son totalmente ilegales y su uso está penalizado con una multa de 6 000 € y la retirada de seis puntos del carnet de conducir. Además, en este caso podrían quedarse con el coche que lo tiene instalado.

Aplicaciones detectoras de radar

Hoy en día, en el teléfono móvil existe de todo y como no, existen las aplicaciones que pueden detectar los radares. Hay algunas que son legales, ya que ante todo, tenemos que tener en cuenta que los radares existen por algo, y que la velocidad puede conllevar a una serie de peligros que todos queremos evitar.

Vamos a hablarte de dos aplicaciones legales de radar para poder saber dónde vas a encontrarte un radar la próxima vez que decidas coger tu coche. Por cierto, para sacar partido a estas aplicaciones detectoras de radar, debes contar con una buena conexión a Internet que permita que tu móvil emita el aviso en el momento correcto.

Radares fijos y móviles

Es una de las aplicaciones más famosas y a la misma vez más interesantes si estamos hablando de este tema. Uno de sus grandes fallos es que al descargarla te darás cuenta que en su funcionamiento la publicidad juega un papel muy importante, pero tampoco es algo tan pesado como para desechar la aplicación por eso.

Cuando quieras actualizar las localizaciones de los diferentes radares en el mapa lo único que vas a tener que hacer es ver un vídeo publicitario ¿a qué tampoco es para tanto? Después de esto, tu móvil actualizará toda la información.

Una de sus funciones es el avisador por voz, que puedes configurar a tu gusto. Esta aplicación es una comunidad así que, cada vez que pases por un radar te va a preguntar si la información está bien. Es una buena manera de tener totalmente actualizado el mapa de radares.

No queremos que te olvides que utilizar el móvil mientras conduces puede ser una distracción peligrosa en la carretera (hemos sonado un poco a madre, pero sabes que tenemos razón). La mejor opción, sin duda, es que tu copiloto te ayude a aprovechar estas apps y también las de música para viajar que tengas instaladas.

Radardroid

Es una pena, pero esta aplicación solo pueden utilizarla los usuarios de Android. Tiene un precio de menos de 6 €. El avisador de voz que tiene te dirá que estás muy cerca de un radar y la velocidad máxima que puedes alcanzar en esa zona. Nos parece una aplicación buena, ya que si vas por encima de esa velocidad tendrás un Pepito Grillo que te dirá que estás incumpliendo la ley y que puedes ser multado. Tu Pepito Grillo se llama Radardroid.

¿Cuánto te cuesta sobrepasar el límite de velocidad?

Lo más importante a la hora de conducir respetando la velocidad que marca la vía es tu seguridad. Menos importantes son las sanciones económicas y legales aunque es uno de los aspectos que más preocupa a los conductores en cuanto a los límites de velocidad.

Vamos a hablarte de las dos, pero debemos recordarte (otra vez nos sale la madre que llevamos dentro) que no solo el dinero y los puntos son importantes, si no la seguridad de todos los usuarios de las diferentes carreteras.

Por cierto, que uno de los puntos a destacar por los defensores del coche autónomo, es que su respeto programado por la velocidad que marca la vía les convertirá en medios de transporte más seguros que el coche actual.

La sanción económica y la sanción por puntos

Las sanciones por exceso de velocidad son pura matemática, de hecho existe un cuadro de la DGT en el que puedes ver cuánto te va a costar pasarte. Vamos a ponerte dos ejemplos:

- Si el límite de velocidad máxima de la vía es de 30 km/hora, en los primeros 20 kilómetros/hora que superes, la multa será de 100 € sin sanción de puntos. Pero a partir de los 20 kilómetros/hora por encima cada 10 kilómetros/hora la multa se irá incrementando 100 € y 2 puntos.

- Si el límite de velocidad máxima de la vía es de 120 km/hora (como el de la autopista) en los primeros 30 kilómetros/hora que se superen la multa será de 100 € sin sanción de puntos. A partir de los 150 km/hora la multa será de 300 € y la retirada de 2 puntos, aumentando progresivamente 100 € y 2 puntos casa 20 kilómetros/hora.

Si ya te has pasado y te ponen una multa hay maneras de que te salga un poco más barato. Si la pagas en los primeros 20 días solo vas a abonar un 50% del importe. Menos es nada, ¿no?

La seguridad vial y la velocidad

La seguridad vial y la velocidad son dos palabras que están directamente unidas y vamos a contarte la razón. Hay diferentes factores que aumentan el riesgo en las carreteras, entre ellos:

- A una gran velocidad las probabilidades de recuperar el coche ante un obstáculo o algún otro inconveniente son muy bajas.

- Si vas a una gran velocidad, las curvas será potencialmente más inseguras.

- Cuando un vehículo va más rápido las maniobras de urgencia evasivas son menos probables en un cruce.

- Por supuesto, no podemos olvidarnos que en el caso de que se produzca un accidente, si la velocidad es muy alta el impacto contra otro vehículo o contra un obstáculo fijo es mucho mayor. Lo que significa que las probabilidades de sufrir daño permanente o algo peor son mucho más altas. Aprovechamos para decirte que el uso de cinturón es tan importante como respetar las normas de velocidad de las carreteras.

Como puedes ver la velocidad afecta en gran parte a la seguridad de la vía, y si no queremos poner a otras personas en riesgo lo que hay que hacer es respetar las normas de circulación impuestas por la DGT.

¿Contaminamos con la velocidad?

Aún no existe una regulación nacional para los límites de la velocidad en relación a la contaminación, pero si hay algunas comunidades que ya han tomado medidas en base a esto. La razón por la que tener en cuenta la velocidad si hablamos de contaminación es que el motor a mayor velocidad, se calienta más y combustiona más. Al quemar bien emite menos CO2, pero al calentarse el nitrógeno que se encuentra en el aire se oxida más produciendo más emisiones.

Por esta razón hay muchas organizaciones ecologistas que están luchando para que las velocidades de las vías se reduzcan y así, contaminar menos y cuidar más el planeta.

¿La seguridad? ¡Es cosa de todos!

Como puedes ver, los radares sirven para saber la velocidad a la que circulan los vehículos y así, poder evitar accidentes. Lo que tenemos que tener cuenta es que la seguridad de las carreteras por las que circulamos es cosa de todos. Respetando los límites de velocidad podemos ayudar a que esta seguridad sea más alta.

No hay que ir a los límites marcados solo cuando sepamos que hay un radar cerca, hay que respetarlos siempre para no ponernos en peligro ni poner en peligro a los demás.

Ahora ya tienes toda la información que necesitas sobre los radares y la velocidad en las carreteras, ¡ya eres todo un experto!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!