Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Entretenimiento

Crímenes ilustrados: el pasatiempo perfecto para los fans de CSI en Twitter

5 min

Los amantes del misterio tienen un nuevo pasatiempo en las redes sociales: escenas de crímenes con pistas y enigmas esperando a ser resueltas


Una habitación con un cuerpo inerte. La escena del crimen impregnada de huellas, pistas y rastros que solo la Policía científica o un buen detective podrían analizar minuciosamente hasta dar con el culpable de tan terrible delito. O no.

Sherlock, The Sinner, Castle, CSI: Crime Scene Investigation, True Detective, Mindhunter… Son algunas de las series televisivas que han matado el gusanillo de todos aquellos fans que un día soñaron con trabajar en el campo de la investigación policial y poder analizar cada una de las pruebas de un crimen.

Un vaso manchado de pintalabios, una colilla de tabaco mordida, una nota de despido poco creíble, un mayordomo demasiado preocupado por el asesinato de su jefe, un email sin enviar, una conversación de Whatsapp abierta, un mensaje en el contestador de un testigo de lo ocurrido… Cualquier indicio que apunte hacia una dirección es un buen hilo (en este caso de Twitter) del que tirar para encontrar al asesino.

Modesto García (@modesto_garcia en Twitter), twittero con más de 95 mil seguidores, escritor y creador de contenido, ha descubierto la fórmula perfecta para tener a todo Twitter e Instagram enganchado: Crímenes Ilustrados.

“Esta idea surgió durante el confinamiento y creí que era una buena oportunidad como creador para hacer algo que entretuviese a la gente. Es una idea que me venía rondando por la cabeza desde hace tiempo, pero no tenía forma. Y, cuando me puse a pensar cosas qué hacer para el confinamiento, me pareció ideal. Además, como los recursos eran ilimitados por no poder salir a la calle para hacer fotos, ni vídeos, ni nada, solo necesitaba a un ilustrador y crear las cuentas de para etiquetar en las ilustraciones”, cuenta a Bloygo el creador de este pasatiempo viral Modesto García.

Junto con el ilustrador Javier de Castro (@javi_decastro en Twitter), han ilustrado escenas de crímenes ficticias que, mediante etiquetas de cuentas en Twitter e Instagram, puedes ir descubriendo qué le ocurrió a la victima, por qué murió, quién se esconde detrás del crimen… ¡Ser observador y no moverte del sofá será el crimen que cometerán los amantes de los misterios policiacos!

El pasado 25 de marzo, en mitad del confinamiento por el Covid-19, Modesto García lanzó el primer Crimen Ilustrado en sus cuentas de Twitter e Instagram. Más de 63.000 personas han reaccionado a este suceso, creando teorías sobre si fue asesinado o fue un suicidio. “El tuit del primer Crimen Ilustrado tiene 7 millones de impresiones. ¡Es muchísimo! Fue el primero y más exitoso”, se asombra el propio Modesto.

“Crímenes Ilustrados son una serie de acertijos, enigmas y juegos de ingenio que publiqué en redes sociales y que tenían como dinámica la posibilidad de resolver un enigma criminal mediante la observación de la escena del crimen”, describe el creador.

En la propia ilustración, un pequeño texto te plantea el enigma de la investigación que debes resolver. Después, la imagen te muestra la escena del crimen con todo lujo de detalles para un ojo experto en resolver asesinatos y encontrar culpables.

Cartas encriptadas, códigos, contraseñas, pequeñas trampas como personajes que mienten, pero no lo parecen… Son algunos de los elementos con los que puedes encontrarte en la escena del crimen.

“La novedad que propuse para encontrar las respuestas a estos crímenes son las etiquetas mediante las que se puede navegar para acceder a detalles del caso. Es decir, puedes abrir armarios, ver la última conversación del móvil de la víctima… Y, así, poco a poco ir reconstruyendo la historia y resolviendo el misterio del crimen”, describe Modesto García.

Las ilustraciones presentan varias cuentas etiquetadas que permiten al detective profundizar en la investigación: @AbreElArmario , @Coge_elTelefono , @miraescritorio … En estas cuentas de Twitter, se encuentran las pistas con una perspectiva más cercana a la que nos permite tener la ilustración general.

Al cabo de unos días, Modesto García esclarece el crimen hilando cada una de las pistas que nos dejaban en el Crimen Ilustrado.

“Los misterios han ido desde, en el primer Crimen Ilustrado, si la víctima se había suicidado o había sido un asesinato y por qué. En el segundo, qué miembro de la familia era el asesino…”, dice el creador.

App de Crímenes Ilustrados

“La app es básicamente lo mismo, pero en formato aplicación. En las redes sociales es muy difícil seguir creando cuentas para meter pistas, por ejemplo. Por eso, en la app es mucho más cómodo porque tendrás las etiquetas a solo un clic”, desvela el creador del misterio.

La aplicación de Crímenes Ilustrados estará disponible para iOS y para Android tan pronto como sea aceptada la aplicación por ambos sistemas y se publique en los Store.

La descarga de la aplicación será gratuita, junto con los tres primeros crímenes. Pero los nuevos crímenes tendrán un coste de un euro para cubrir los costes de desarrollo.

El éxito de las apps de escape rooms y de Crímenes Ilustrados durante la cuarentena nos hace plantearnos si entretenernos mientras descubrimos misterios o enigmas es uno de los efectos colaterales de estar en casa. Paliar el aburrimiento con juegos que ponen aprueba nuestras habilidades lógicas y deductivas en un escenario ficticio, en el que cualquier pista o movimiento es clave para desvelar el caso, es un buen método para mantenernos activos mentalmente.

A la gente le gusta jugar a ser detectives y averiguar los crímenes. Mi primer hilo en Twitter, mucho antes de la cuarentena, fue muy parecido a Crímenes Ilustrados pero con fotografías y vídeos, y tuvo mucho éxito. Es decir, el confinamiento ha ayudado, pero es un formato que funcionaría igual en otra época”, analiza Modesto García.

¿Te atreves a jugar a ser detective y descubrir un caso de asesinato a través de Twitter? “Elemental, mi querido Watson”.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!