Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Entretenimiento

Girlpower: el papel de las mujeres en el sector del videojuego

7 min

La figura femenina cada vez cobra mayor fuerza en la industria del gaming, tanto en departamentos artísticos como de desarrollo


La industria del videojuego es una de las más potentes de nuestro país. Los datos no mienten: en 2018 creció un 12,6% y generó 1.530 millones de euros. Casi nada. De hecho, su importancia es tal que mueve el doble de dinero que la música y el cine. ¿Cómo te quedas?

Y es que cada vez que hablamos de gaming hablamos de un sector súper potente que tiene un gran peso dentro de la industria cultural. Y como tal, necesita de talento para funcionar. Ahora bien, ¿es verdad que el sector de los videojuegos está dominado por los hombres?

Aunque tradicionalmente sí, por suerte las cosas están cambiando. Cada vez más mujere muestran interés por introducirse en un mercado donde tradicionalmente han sido minoría. Si quieres saber cuál es el papel de las mujeres en la industria del videojuego, tanto como productoras como consumidoras, dale scroll al móvil o a tu tablet y no te pierdas ni un detalle de lo que te contamos a continuación.

Los videojuegos no son solo para chicos

La realidad es la que es: el mundo de los videojuegos está masculinizado. Y no lo decimos nosotros, no, sino el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017 promovido por DEV (Asociación de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos). Lo cierto es que aún faltan muchos datos sobre la presencia de la mujer en el sector del videojuego, pero las cifras que se manejan por ahora ya nos dan idea de por dónde van los tiros.

El porcentaje de mujeres que tiene empleos directos relacionados con esta industria es de un 17%. Pero lo importante que hay que destacar ante esta realidad, que no solo ocurre en España sino también en otros países líderes en producción de videojuegos como Francia o Suecia, es que no se trata de una cuestión de género sino de la sociedad en la que vivimos.

“Cuesta borrar del imaginario colectivo a Mario rescatando a la princesa del castillo”, apunta Emanuele Carisio, secretario técnico de DEV. “Pero la culpa no es del videojuego en sí. No hay que olvidar que éste es un medio más para explicar historias, de la misma manera que lo es una película, un libro o una canción. Para solucionar la falta de presencia de mujeres en este ámbito hace falta que cambie la sociedad, algo que ya está ocurriendo”, añade.

Por suerte, cada vez se están rompiendo más las barreras que frenan la introducción de las mujeres en este mundo que, tradicionalmente, ha sido para chicos. Y es que las féminas tienen mucho que decir (y hacer) en el desarrollo de videojuegos.

Las chicas al poder… pero poco a poco

¿Dónde las encontramos? ¿Qué hacen y cómo trabajan las mujeres dentro de esta industria? Para empezar, hemos de decir que la mayoría de mujeres ejecutan sus trabajos en departamentos artísticos. Un 23% de ellas se dedica a la producción, mientras que un 16% están trabajando en tareas artísticas y de animación. ¿Por qué tan pocas?

“Los roles sociales influyen en las mujeres a la hora de querer dedicarse al mundo del videojuego. Si cuando son niñas la experiencia que tienen es de exclusión, creerán que eso no es para ellas. Entonces es normal que desarrollen una animadversión hacia este tipo de juegos y que acaben por no quererse dedicar al desarrollo de videojuegos”, señala Carisio.

Otro de los departamentos donde hay mayor presencia femenina es el de Administración y Legal, con lo que su relación con la creación de videojuegos no es directa. De esta manera, todo lo que atañe testeo y proceso de calidad, diseño, desarrollo de audio y programación está fuertemente dominado por los hombres, que ocupan una media del 90% de estos puestos de trabajo.

“Sí que es cierto que las chicas llegan al mundo del videojuego a través de la rama artística, pero en realidad no hay limitaciones. Hay mujeres programadoras que sí, están en un entorno mayoritariamente de hombres, pero hacen su trabajo igual de bien. Para esto no hay roles”, aclara el secretario técnico de DEV.

¿Por qué cuesta tanto ver a mujeres en el sector?

Que la presencia femenina en la industria del videojuego sea tan escasa tiene su razón de ser. Los motivos son diversos. Por una parte, el condicionamiento sociocultural donde los roles y estereotipos por género consideran que todo lo que atañe a tecnologías es propio de hombres. Y esto tiene que cambiar.

Y es que estas creencias incluyen en la educación de los estudiantes, que por el entorno sociocultural que les rodea, tienden a elegir unos estudios u otros. Es cierto que más de un 45,5% de las mujeres se matriculan en Ciencias y Tecnologías, pero en lo que se refiere a ingenierías, tan solo hay un 25% de presencia femenina. ¿Tiene esto algo que ver con una cuestión de interés? Para nada.

Del total de jugadores en España, un 44% son mujeres. Ahora bien, hay elementos que hacen que las chicas acaben alejándose de esta forma de ocio, sobre todo cuando llegan a la adolescencia. ¿Por qué? Por dos razones básicas. La primera de ellas tiene que ver con la representación que se da de las mujeres en los propios juegos, y la segunda, con el entorno hostil al que muchas veces se enfrentan.

¿Cómo olvidar a la mítica Lara Croft, protagonista de Tomb Raider? Este personaje para muchos es un icono de empoderamiento, pero para otros es un claro ejemplo de sexualización y cosificación de la mujer en el mundo del videojuego. “Esto está cambiando, sobre todo por parte de los pequeños estudios independientes que tienen más libertad creativa. Por citar un ejemplo, tenemos Gris, un juego desarrollado por Nomada Studio, cuya protagonista es una mujer que a lo largo del juego va mostrando su evolución psicológica”, explica Emanuele Carisio.

“Otro ejemplo donde la mujer es protagonista sin ser sexualizada es Summer in Mara. La historia gira entorno a una niña que tiene una isla a su disposición y total libertad para tomar acciones”, añade.

Machismo en los videojuegos: que te insulten por ser chica

Por desgracia, las situaciones de machismo en el mundo de los videojuegos son algo real, sobre todo a nivel de consumidor. Muchas gamers han denunciado públicamente insultos por parte de otros jugadores, una realidad que ha sido objeto de estudio en trabajos como Una semana jugando online siendo mujer elaborado por Laura Gómez.

Otro de los trabajos donde se puede observar las diferencias de género que ocurren en este sector es el documental Mujeres + Videojuegos, dirigido por Marina Amores, y disponible en Youtube.

https://www.youtube.com/watch?v=bGOvepwEsEI

Valeria Castro, primera presidenta de la Asociación de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos

El nombre de Valeria Castro no ha dejado de aparecer en medios desde que hace unos meses asumió la presidencia de la DEV. Empresaria y emprendedora, Valeria es la líder de uno de los estudios de videojuegos más importantes de España, Platonic Games.Su figura no solo sirve de referente para futuras mujeres que quieran dedicarse a este sector sino para demostrar las desigualdades que se producen dentro de dicha industria.

“Una de mis intenciones era reflejar que el machismo va más allá del acoso y la violencia. Que un hombre me ignore cuando hablo, o se centre en mi compañero aunque sea yo la que debe responder, o que piensen que porque soy mujer y joven soy una marioneta que solo pone la cara en DEV es machista y hostil. Afecta a mi trabajo y hay que explicarlo porque si no, mucha gente no lo ve”, explicaba hace unas semanas en una entrevista a Verne de El País.

Observando un poco el panorama que se nos presenta, podemos afirmar que sí, es cierto: hay pocas mujeres en la industria del videojuego. La buena noticia, no obstante, es que las que están trabajan para que las reglas del juego cambien. “Cada vez hay más alumnas interesadas en este sector y eso es gracias al trabajo que se hace desde diferentes organizaciones para establecer referentes femeninos que las niñas puedan imitar y de los que puedan aprender”, concluye Carisio.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!