Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

¡A lo Yoigo!

Diez recomendaciones para calentar la casa en plena ola de frio sin disparar el consumo

5 min

Plantarle cara al frío consumiendo menos energía es posible, conoce EnergyGO y utiliza nuestras claves para entrar en el “modo ahorro”


Es inevitable, en invierno consumimos más energía por el frío y el mayor tiempo que pasamos en casa, situación que se agrava este comienzo de 2021 por la borrasca Filomena, que nos está dejando unas estampas muy bonitas, pero tiritando y sin respiro.

Necesitamos más energía, pero la queremos sin descuidar nuestro bolsillo, al mismo tiempo que pensamos en cuidar el planeta. Si apuestas por esta sostenibilidad y eficiencia, tienes que conocer EnergyGO: la luz distinta de Yoigo, con energía 100% verde de origen nacional.

energia

Viendo que el consumo de energía ha llegado al precio puntual diario más alto de su historia, no nos queda otra que ser eficientes y en la medida de lo posible entrar en “modo ahorro”. Tenemos que conocer que la calefacción puede llegar a ser el 70% de nuestro consumo de energía.

La lógica nos dice que el precio se irá moderando conforme avance enero, pero nosotros vamos a proteger nuestro calor y economía con las principales claves para el ahorro, atento a las recomendaciones:

1. Coloca la temperatura adecuada

Es lógico, cuanto más alto pongamos la calefacción, mayor va a ser el gasto: puedes ahorrar entre un 7% y un 11% de energía por cada grado que bajes. Además, no te hace falta utilizar la máxima temperatura, lo ideal es mantener la estancia entre 20 y 21 grados.

De noche la situación es diferente, lo normal es que estemos bastante más abrigados y parados, por lo que conservamos el calor con mayor facilidad. Podríamos apagar la calefacción, menos en casos de frío extremo en los que apostamos por bajarla a 16 grados.

2. Termostato digital, programa tu calor

termostatodigital0-e1568671132384-scaled

La mejor manera de conseguir una temperatura estable es con un termostato que la regule por nosotros. Si además es programable, pues mucho mejor. Nos permitirá dejarlo apagado las horas que no estemos en casa o conectarlo antes de que lleguemos.

Los más modernos permiten que el control se pueda realizar desde una aplicación móvil, de forma remota, incluso aprenden de tus rutinas para optimizar el gasto energético.

3. Aislamiento térmico

Tan importante es no dejar entrar el frío como conservar el calor que hemos conseguido en el interior, para eso necesitamos aislar lo mejor posible la vivienda. Entre el 25% y el 30% de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas.

Es muy importante sellar bien esas puertas y ventanas, además de apostar por cristales de vidrio dobles. Pero hay muchos elementos más que nos pueden ayudar a evitar pérdidas de calor, como las cortinas, persianas, alfombras, suelo de parqué o muebles. Todos actúan como barreras de protección.

4. No calientes una habitación vacía

photo-1481277542470-605612bd2d61

Parece una trivialidad, pero hay estancias en las casas que no vamos a usar, así que no malgastes energía en calentarlas. Divide y vencerás: las dejaremos cerradas y evitaremos estar entrando y saliendo de ellas.

Existen válvulas inteligentes para radiadores que nos permiten programar diferentes temperaturas para diferentes habitaciones.

5. Ventila, pero no te pases

Aunque haga frío es bastante saludable airear la casa, pero ventila con cabeza: con diez minutos bastará y no lo hagas en los momentos más fríos del día, con la calefacción funcionando a tope y la casa ya calentita.

Por la mañana, tras despertarnos, suele ser la mejor opción.

6. Estamos en invierno, usa la ropa adecuada

photo-1433162653888-a571db5ccccf

Pues eso, aunque nos guste estar cómodos en casa, no estamos en verano. Si nos abrigamos de forma moderada no tendremos que demandar al calefactor una temperatura más alta y nos sentiremos mejor.

El punto crítico de nuestro cuerpo cuando pasamos frío es la cabeza, es por donde más calor se pierde y el cuerpo tiende a calentarlo primero. si nos ponemos un gorro, nos ayudará a que el resto del cuerpo - especialmente las extremidades - se sienta calentito.

7. Los vampiros eléctricos: si no lo estás usando, desenchúfalo

En casa tenemos multitud de dispositivos que están conectados sin que lo necesitemos, por ejemplo, el televisor.

Pero no hablamos solo de apagarlos, también de desenchufarlos de la red, ya que en modo “stand-by” también están consumiendo algo de energía, muy poco en un día, pero es una suma curiosa a lo largo del año: menos euros en la factura, ahorro de emisiones al planeta.

8. No tapes los radiadores

photo-1575199529471-12f5d98b24d3

El funcionamiento de un radiador es sencillo: irradia calor para calentar el aire, y es lo que calienta la casa. Si lo cubrimos el proceso costará mucho más y el precio de tu factura subirá de forma importante.

No solo hablamos de dejar la típica ropa húmeda encima, también debemos evitar colocar muebles demasiado cerca.

9. Mejor con luces LED

Siempre estás a tiempo de hacer un cambio hacia bombillas de tipo LED, una tecnología completamente extendida que gasta mucho menos, ilumina mejor y dura mucho más.

Dale un repaso a tu casa y mira si todavía te queda alguna bombilla incandescente, halógena o fluorescente, actualízala. Puedes ahorrar hasta un 80% en el consumo de esa estancia.

10. No descuides el mantenimiento

Revisar los radiadores no es una de las tareas que el usuario medio tenga entre sus prioridades, pero es importante mantenerlos al día, para que funcionen en condiciones y gasten menos energía.

Un buen mantenimiento te evitará, además, problemas más importantes en el futuro. Si en el proceso descubres que es mejor hacer una actualización de los equipos, apuesta por modelos de bajo consumo.


En EnergyGO te ayudamos a reducir gastos

Nuestra intención es que consumas solo lo que necesitas, la cuota nos sirve para comprar la energía y ofrecerte las mejores herramientas para que tu casa y tu vida sean más eficientes. Al ser una cuota de servicio fija, nosotros no ganamos más porque tú consumas más.

  • Nuestras tarifas tienen un precio pensado para que puedas usar lo que necesites y vivir de manera más sostenible al garantizarte que es 100% renovable.
  • Tienes a tu disposición una aplicación para controlar tu consumo al detalle, con información real hora a hora.
  • Compararemos cuánto estarías gastando con las otras tarifas que ofrecemos y te avisamos si creemos que puedes ahorrar más con un cambio.
  • Recibirás consejos de ahorro y eficiencia en casa.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS