Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > ¡A lo Yoigo!

Diccionario Yoigo vol. 3: a buen entendedor, pocas techiepalabras bastan

3 min

Volvemos a abrirte los ojos y la mente con otra dosis de conocimiento tecnológico.


Como ya es tradición en este blog, te traemos una nueva edición de nuestro diccionario favorito para aclararte todos esos conceptos de los que te hablan en tiendas informáticas sin darse cuenta de que, quizás, no los acabas de entender del todo.

Memoria RAM

En la RAM no están ni tus fotos de pequeño vestido de marinerito, ni tus desafortunados cortes de pelo, todo eso se guarda en la memoria interna del móvil de tu amigo más cruel.

Al contrario de lo que pasa en Las Vegas, lo que se guarda en la RAM (Random Access Memory) no se queda en la RAM. Ahí se guardan archivos temporales necesarios para que funcione el sistema operativo y se abran todas las apps que necesitas al mismo tiempo sin esperas. O sea, no es que Dory no supiera ni en qué mar vivía, es que tenía poca memoria RAM

Si tienes una RAM potente, puedes responder whatsapps, leer noticias online, jugar al Fornite, publicar en Wallapop y trastear cualquier otra app al instante. Eso sí, cuidado con no liarte con tanta app y acabar escribiendo en tu perfil de Tinder “nuevo a estrenar. Precio negociable.”

Internet de las cosas

¿Cómo? ¿Las cosas también tienen Internet? Vale, esa camisa olvidada en el armario puede tener fibra (sintética, que no simétrica), pero el concepto se refiere más bien a que las cosas estén conectadas a través de Internet.

Con el Internet de las cosas cualquier objeto que tengamos alrededor podrá aportar datos sobre cómo los usamos, o hacernos las tareas más sencillas, a través de un simple chip. Esto nos permite, por ejemplo, tener unas deportivas que registren la velocidad media de running, una impresora que haga el pedido cuando se quede sin tinta o una nevera que avise al dietista si coges una pizza.

Almacenamiento en la nube

Mucho se ha hablado de la nube, y con razón, ya que nos ha liberado de la pesadilla de tener que llevar pendrives y discos duros a cualquier parte. Pero, ¿qué entendemos por nube? ¿Dónde está? ¿A qué huele?

La nube es un lugar virtual donde podemos subir nuestros archivos y tenerlos a mano, estemos en China o en Cuenca, para consultarlos, editarlos o descargarlos. La información se guarda en los servidores de una empresa y lo único que necesitamos para acceder a ella es un ordenador o móvil, e Internet.

Existen varios tipos: la nube privada de una empresa que guarda nuestras historias a cambio de un precio, la nube pública y gratuita, como la de Google Drive y la nube Kinto, que es la amarilla de Goku.

Honeypot

Podría ser el diminutivo cariñoso que usa una pareja de Minnesota, pero no. Honeypot, o tarro de miel en español, es una herramienta de seguridad informática que funciona a modo de trampa para pillar a un hacker con la IP en la masa, como cuando lanzabas un cebo para atrapar un Pokémon.

Dicho así parece algo propio de una peli de espionaje ruso, pero si de pequeño tus padres te castigaron sin salir de la habitación y en algún momento dejaron la puerta abierta, que sepas que te estaban haciendo un Honeypot analógico en toda regla.

Experiencia de Usuario

La experiencia de usuario es un concepto que se suele usar en el diseño de páginas web para valorar qué sensación nos produce entrar en un site: si es agradable y atractiva como las casas que salen en Divinity, o si tienes la misma sensación que en un casa embrujada, que te da mal rollo y quieres salir de ahí lo antes posible.

Los especialistas en experiencia de usuario se preocupan de que en una web te sientas como en casa. ¿Quiere decir que suben imágenes de calcetines tirados sobre el sofá y de restos de comida china? Bueno, que te sientas como en casa cuando vienen invitados, es decir, con todo bien limpio y organizadito.

Y hasta aquí las definiciones de hoy. Ahora ya se te puede poner delante el mismísimo Bill Gates, que ya sabrás exactamente de qué te está hablando si te suelta alguna de estas palabrejas.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!