Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Teléfonos que han hecho historia: Nokia N97, el iPhone killer que terminó matando a Nokia

5 min

Lo mejor que podía poner en el mercado Nokia no hacía sombra ni a iPhone ni a Android, destacaba por su gran pantalla táctil, la cámara y la presencia de un teclado físico


Llamado a ser el teléfono que acabara con el iPhone, realmente fue una piedra más en el tortuoso camino en el que Nokia se metió en sus últimos años como líder del mercado. El Nokia N97 fue considerado como el teléfono más capaz dentro de la extinta serie S60 de la marca finlandesa, pero no tuvo los ingredientes necesarios para convertirse en una referencia.

Nokia entendió muy tarde que tenía que apostar por teléfonos en los que la pantalla táctil era la principal forma de interacción, también tardó mucho en adaptar a esta capacidad a su sistema operativo, el Symbian S60. El N97 fue el segundo teléfono importante en Nokia en seguir esta tendencia:

Como teléfono, estaba genial, pero como competidor de iPhone, se quedaba corto. Primero, porque no era tan táctil para petarlo y segundo, porque algunas de sus apps, aunque interesantes, se veían un poco viejunas.

Un teléfono híbrido: pantalla táctil y teclado

Nokia tardó en entender que no se puede estar en misa y repicando: o haces un teléfono táctil o haces un teléfono con teclado. En el Nokia había un teclado físico, que aparecía mediante un mecanismo deslizante cuando lo queríamos utilizar.

Por lo contrario, se subieron al carro de otros grandes de la época, como BlackBerry, y fabricaron un ornitorrinco que tenía funciones táctiles y un teclado físico por si las moscas. Su pantalla de 3,5 pulgadas, panorámica, invitaba a ver contenidos multimedia en ella.

Nokia-N97-767

El principal problema de esa pantalla es que era de tipo resistivo, que no ofrecía una experiencia táctil como la que tenemos ahora, basada en pantallas capacitivas. No se podía tocar más de un punto a la vez en ella.

Cámara y multimedia como principales valores

Un apartado donde Nokia era fuerte y mantenía buenas alianzas era el de la cámara. En el Nokia N97 apostaron por un sensor de 5 megapíxeles, que era una cantidad importante para la época. A esto había que sumar que la óptica esa firmada por los especialistas Carl Zeiss Tessar, que introdujeron una lente con apertura f/2,8.

Otros puntos destacados al respecto de la cámara eran el doble flash LED o la posibilidad de grabar vídeo en calidad DVD, a 30 imágenes por segundo. De hecho el teléfono era bastante capaz para reproducir vídeos de calidad, en formato MP4.

Nokia-N97-248

Hay que ser justos y comentar que la cámara era bastante mejor que la que tenía un iPhone 3GS, que era el teléfono referencia del momento. Sobre el contenido multimedia, teníamos una memoria interna de 32GB, que podíamos ampliar en 16GB con una tarjeta microSD.

Vamos, un camarón... pero, como ya sabemos, camarón que se duerme...

Nokia y sus mapas

Nokia contaba con su propio servicio de mapas y el N97 era un teléfono que siempre estaba conectado a Internet, por lo que podríamos decir que era uno de los primeros dispositivos que había sido pensado como alternativa al navegador.

Ayudaba el echo de contar con un sistema A-GPS que proporcionaba la localización en la que nos encontrábamos. Este sistema era la salvación para evitar el tráfico o para saber cuándo salir con el chubasquero puesto.

Se trataba de un teléfono cuatribanda HSDPA con velocidades de transferencia de datos de hasta 7.2 Mbps, también contaba con conectividad WiFi 802.11.b/g.

maps_on_ovi_n96_7a_(custom)

Hardware limitado

Sus principales fallos estuvieron en montar un teléfono con un hardware antiguo, ya que su procesador de un solo núcleo era relativamente rápido, pero su memoria ROM era muy limitada, con solo 128MB, que prácticamente quedaban en la mitad cuando se cargaba el sistema operativo.

Por establecer una comparativa rápida, un iPhone 3GS - es el que salió en ese año contaba con un procesador de 600MHz, 256 de RAM y una unidad gráfica PowerVR que ayudaba a presentar una interfaz con unos gráficos de nueva generación.

Otro escenario donde no fueron competitivos es en el de las aplicaciones, no supieron crear una tienda y una interfaz común para las mismas. En la parte positiva comentar que el sistema operativo Symbian permitía la multitarea real.


Apareció un Nokia N97 mini

91dARy1VtmL._AC_SL1500_

Si algo tenía de negativo el Nokia N97 era sus dimensiones y peso, era un teléfono bastante grande y gordo, y , para más INRI, con teclado físico. Así que para intentar apañar el entuerto hicieron una versión mini que entraba más por el ojo en aquella época en que los móviles eran, cuanto más pequeños, mejor

El Nokia N97 mini era exactamente la misma idea pero reducida en dimensiones, reubicando algunos elementos para hacerlo más compacto. La realidad es que consiguieron hacer un teléfono más atractivo, pero estábamos ante la misma idea “híbrida” que el mercado ya no quería.

La pantalla era algo más pequeña, la cantidad de memoria disponible bajaba a 8GB, y para rematar los errores, desde Nokia vieron muy lógico que a menos trasto, menos batería, así que el N97 mini era menos autónomo, para disgusto de los usuarios. Obviamente era algo más asequible, por lo demás todo igual un año más tarde.


Nokia no pudo con iPhone ni con Android

nokia

Estos teléfonos era lo máximo que podía presentarnos el líder del mercado, la respuesta a lo mucho que lo estaba petando el iPhone, que de paso estaba marcando las referencias de cómo tenía que ser un smartphone.

Mientras Samsung y otras compañías asiáticas se ponían las pilas para crear alternativas al teléfono de Apple con sistema operativo Android, a los chicos de Nokia se les pasaba el tiempo entre dudas. Una situación que acabó cuando llegó la compra por parte de Microsoft con la intención de relanzarla con el sistema operativo Windows Phone.

Pero no fue tan mal como producto, el Nokia N97 tuvo su público, vendió más de dos millones de unidades en sus tres primeros meses de vida. No fue tan buena la experiencia posventa, ya que hubo muchos problemas de calidad de construcción y software. Un cóctel perfecto para que los fans que le quedaban también pegaran la espantada.

En definitiva, no pudieron con el iPhone, pero tampoco con los primeros pasitos del robot de Android, que pronto aprendería a caminar y a correr a lo Usain Bolt dentro del mundo de los smartphones. El lugar ideal para a los seguidores de Nokia que no querían pasar por el aro de comprarse un iPhone" o similar.

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

LO + TOP

RELACIONADOS