Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Para qué sirve el Puerto Ethernet y cómo tener conexión rápida

9 min

Seguro has oído hablar de "Internet por cable" para que vaya más rápido pero, ¿qué es realmente el puerto Ethernet y cómo puedes sacarle partido? Te lo contamos.


El puerto Ethernet y tu conexión a Internet están obviamente relacionados con factores como que tu conexión sea rápida pero hay que tener en cuenta el concepto más amplio de Ethernet y para qué sirve.

En todo momento debes asegurarte de que usas la conexión más óptima para poder navegar por Internet de forma rápida y segura. Contar con una conexión WiFi de calidad te permitirá poder usar múltiples dispositivos y que estén conectados al mismo tiempo sin la necesidad de tener complementos externos.

A continuación, queremos destacar para qué sirve la conexión Ethernet y las ventajas que ofrece sobre el WiFi. Conocer su funcionamiento y sus usos te será de gran utilidad para sacarle el máximo partido a tus ratitos de ocio y de trabajo.

En el caso de que uses conexiones cableadas, debes saber que estás limitado por el número de puertos que puedes conectar a tu router. Otra opción que tienes a tu alcance es la de instalar un switch en la red. También es importante que diferencies los equipos que usas de forma más frecuente y los que usas en movilidad. ​​​​​​

Queremos ayudarte a comprender la funcionalidad del puerto y el cable Ethernet, así como a elegir el más adecuado en longitud y funcionamiento. Te proponemos una guía en la que te explicaremos paso a paso lo que deberías hacer y también cómo puedes instalarlo en tu casa para que funcione a pleno rendimiento.

El uso de Ethernet en redes

Para empezar, debes saber que el uso de una red Ethernet tiene la capacidad de conectar diferentes dispositivos a velocidades de hasta unos 400 Gbit/s. Sin embargo, Ethernet no solo te permite conectar tus dispositivos a Internet, ya que también ofrece la posibilidad de poder conectar dispositivos entre sí. Esto te abre un gran abanico de posibilidades de uso. Vamos a hablar de ello.

Para usar de forma correcta una red Ethernet, los aparatos que escojas para conectar requieren de tarjetas o adaptadores instalados. Seguidamente, debes conectarlos entre sí utilizando cables de categoría 5 ó 6. Es de vital importancia que no olvides ningún punto y que tomes nota para que no se te pase ningún aspecto relevante que haga que tu conexión sea más débil.

Por un lado, cabe añadir que Ethernet funciona enviando paquetes de datos la red, los cuales incluyen información y direcciones etiquetadas. Intentando que el funcionamento sea óptimo puedes usar un switch para solventar los problemas que estén asociados a las redes en uso.

Por otro lado, hay que comentar que Ethernet contiene dos canales. ¿Por qué esto es relevante? Porque permite que la ruta sea mucho más eficiente y que puedas conectarte mayor facilidad y comodidad a través de la red. Te incumbe y mucho.

Principales ventajas e inconvenientes de la conexión Ethernet

Vamos a lo que realmente te interesa saber. La principal ventaja de usar la conexión Ethernet es que permite un aprovechamiento mayor del ancho de banda. Sin duda, la velocidad de conexión va a ser muy potente y te va a permitir ser mucho más productivo en tus tareas, sean las que sean.

Puedes optar por hacer una prueba para así conseguir una conexión estándar para ti.

Internet por cable: antídoto a algunas interferencias

El WiFi, si no tienes una buena conexión en una zona con buena cobertura, sufre las interferencias de otros canales y también pierde eficiencia a medida que te alejas del router.

Internet en segunda residencia

Por lo tanto, debes evitar perder velocidad de conexión y optimizar tus recursos. Tienes que ser productivo en todos los aspectos y minimizar los riesgos. Nos referimos a las conexiones y a la vida en general.

Ethernet: mayor seguridad nata

Por otro lado, se dice que la conexión a Ethernet es naturalmente más segura para intercambiar información y datos de valor.

No obstante, en el caso de que uses WiFi, podrás cifrar la información y configurarla según tus necesidades. Lo mejor es que establezcas un cifrado fuente. Te evitará más de un susto y alejarás a los espías y malos espíritus de tu información.

WiFi: ideal para espacios amplios

A modo de inconveniente -porque siempre los hay-, cabe mencionar que la red cableada alcanza como máximo 100 metros. En cambio, una red WiFi puede usarse a unos 300 metros de distancia, aunque pierda señal de forma progresiva.

Pasos para usar de forma adecuada el puerto Ethernet

Para poder tener una conexión eficiente con el puerto Ethernet, necesitas una interfaz y un cable de red en el cual puedas conectarte. Sobre todo, asegúrate de que tu tarjeta NIC es compatible con la red con la que quieres establecer una conexión.

Presta atención a los siguientes pasos para disponer de una conexión de lujo:

  1. Haz clic en «Dispositivos».
  2. Haz clic en el botón «Añadir», el cual está situado en la barra de herramientas.
  3. Selecciona la sección de conexión Ethernet que encontrarás en la lista de «Seleccionar el tipo de dispositivo» y, a continuación, haz clic en «Siguiente».
  4. Añade el dispositivo de red a la lista de hardware y acto seguido selecciona «Dispositivo». En este paso deberás configurar los dispositivos a tu gusto, si no lo has hecho antes.
  5. En el caso de que hayas seleccionado «Otros dispositivos de red», te aparecerá la pantalla «Seleccionar adaptador de Ethernet». Entonces, debes escoger el «fabricante y el modelo del dispositivo Ethernet».
  6. Selecciona el nombre del dispositivo.
  7. Haz clic en «Siguiente» para poder continuar.
  8. Debes dirigirte a la pantalla «Configuración de parámetros de red y elegir entre DHCP y la dirección estática IP». Haz clic en «Siguiente».
  9. Haz clic en «Aplicar» en la página que verás que pone «Crear dispositivo Ethernet».
  10. Asegúrate de seleccionar el «Archivo» y de «Guardar» todos los cambios que hayas realizado. En este paso muchas personas pierden los cambios que han hecho, no seas una de ellas.
  11. Una vez hayas añadido el dispositivo Ethernet, podrás modificar la configuración seleccionando los dispositivos que quieras cambiar. También puedes configurarlo por defecto en el momento del arranque y modificar este parámetro cuando lo creas oportuno. Se trata de que vayas cambiando el valor «Activar el dispositivo cuando se inicia el ordenador» y de que guardes los cambios cada vez.
  12. Cuando realices un cambio, no se guardará de forma inmediata. Para poder activarlo, debes seleccionar tu lista de dispositivos y luego hacer clic en el botón «Activar». En el caso de que escojas la opción de arrancar por defecto, ya no deberás volver a ejecutar este paso. Te recomendamos que hagas las cosas fáciles y que lo automatices todo el máximo posible.

También puedes asociar más de un dispositivo con tu tarjeta Ethernet. Ahora, un poquito de conocimientos técnicos. Ten en cuenta que los dispositivos subsecuentes serán denominados alias de dispositivos, los cuales te permitirán configurar múltiples dispositivos virtuales a otros de físicos.

Cómo lograr que tu conexión funcione a pleno rendimiento

Para conseguirlo, lo que debes hacer es asegurarte de que tu tarjeta soporta la conexión a 1 GB/s. Suele ser lo más común en los equipos actuales, pero si tienes dispositivos menos recientes, deberás sustituir o añadir otra tarjeta. Tampoco te supondrá muchos inconvenientes.

Para ello, sigue estas indicaciones:

  1. Debes ir al «Panel de control». Puedes hacerlo desde el menú de inicio en Windows 7 o pulsando sobre el botón de inicio en Windows 10. Y un truco mágico y efectivo, si no te aparece la opción, cambia la vista de tu panel para que te aparezcan los Iconos pequeños. ¡Sorpresa!.
  2. Accede a «Centro de Redes».
  3. Con el botón derecho sobre el adaptador de red Ethernet, pulsa en propiedades. A continuación, te aparecerá una ventana en la que verás el nombre del adaptador y podrás configurarlo.
  4. Dirígete a la pestaña de «Avanzadas» y selecciona la entrada «Velocidad y dúplex del enlace».

En tu red deberías tener la opción de dúplex completo a 1,0 GB/s. Y en el caso de que tengas la opción de 100 Mbps, deberás sustituir la tarjeta desde tu dispositivo electrónico. Además, si te ves capaz, puedes probar a actualizar los drivers de tu ordenador. Puede ayudarte a mejorar algo la velocidad con la que trabajes. Serás todo un crack de la informática.

También debes considerar la opción de «Ajustar los valores del protocolo TCP/IP». Lo puedes hacer desde tu equipo de forma sencilla. Solo tienes que abrir una línea de comandos con privilegio de administrador. Entones debes escribir en la caja de búsqueda y elegir la opción de «Ejecutar como administrador».

Una vez hecho esto, podrás ajustar el tamaño de los valores del paquete de información y adaptarlo a lo que necesitas. En este caso, se modificarán los datos que llegan por defecto, que son de 64 kB.

Se trata de un proceso muy rápido, ya que se envían los paquetes entre ordenadores. Solo debes encargarte de confirmar que se ha generado un paquete nuevo y que se ha mandado correctamente. No te generará grandes problemas. Y en el caso de que no tengas confirmación, simplemente vuelve a mandar el paquete.

Y dependiendo de si estás mandando archivos pequeños o grandes, deberás ampliar o no la «Ventana TCP/IP».

Recuerda seguir bien los pasos para que no haya errores y se produzca el efecto contrario de lo que buscas. Debes evitar a toda costa que los paquetes lleguen mal y que haya una lentitud en las descargas. Obviamente, si sucede una vez no pasará nada, pero mejor que no sea un error frecuente. No tropieces dos veces con la misma piedra, tu conexión te lo agradecerá.

Y para terminar, una vez tengas configurados tus propios parámetros de tarjeta y dispositivos de red, ya podrás empezar a disfrutar de un cableado que esté en un estado óptimo. Por lo tanto, la transmisión de datos será perfecta y no tendrás que sufrir por si hay interrupciones de conexión o por temas de seguridad. Ya dispondrás de una red local adaptada a tus prioridades. Ni tan mal.

Investiga sobre Ethernet y redes informáticas

Ahora viene la mejor parte. Ser una persona proactiva e informarte acerca de las novedades te ayudará a estar siempre a la última y a disponer de las actualizaciones más potentes del sector. Es una forma de disponer de una red de conexión ágil, eficiente y moderna.

Y tal y como has podido comprobar, Ethernet te ofrece muchas posibilidades. Es cuestión de que te familiarices con ellas y las adaptes a tus prioridades.

Ahora ya sabes para qué sirve el puerto Ethernet, cómo puedes usarlo en beneficio propio, cuánto debe medir el cable Ethernet, el uso de Internet vía Ethernet... Solo debes sacarle el máximo partido, indagar un poco y seguir los pasos que te hemos recomendado. Y sobre todo, dedica tiempo a pensar cómo elegir el mejor cable Ethernet para ti.

Si vas a usar Ethernet ten en cuenta para qué sirve el cable Ethernet y también valora el tipo de conexión principal.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!