Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Samsung Galaxy Z Flip, análisis del teléfono que se pliega para caber en tu bolsillo

6 min

Un diseño que está hecho para romper las reglas y no tiene nada que envidiar a cualquier teléfono de gama alta


El Samsung Galaxy Z Flip es un teléfono demasiado diferente como para analizarlo de forma normal, es un producto especial que abre un nuevo camino en un mercado en el que todo se parece demasiado. Podemos decir sin dudarlo que es un chorro de aire fresco tanto en diseño como en su forma de uso.

Partimos de la idea de que es un teléfono distinto, pero con ello no estamos diciendo que no sea importante conocer cómo es su cámara o qué tal es la autonomía en un uso normal. Lo trataremos, pero para comenzar es mucho más interesante entender qué es lo que lo hace marcar diferencias y cuáles son las ventajas:

El teléfono que se dobla, con éxito

doblado

Aunque la historia de las pantallas flexibles es muy corta, hemos conocido algunos productos con esta virtud en los últimos dos años. La realidad es que se sentían más como experimentos que como productos finales que realmente aprovechan la capacidad de doblar la pantalla.

Samsung Galaxy Z Flip es el primero que nos convence por diseño, pero especialmente lo hace en lo que respecta a usabilidad, descubriéndonos nuevas formas de utilizar un producto que va a pasar la mayoría del tiempo con nosotros.

En términos de diseño es sorprendente, nos transporta hacia un futuro que hace parecer antiguos a todos los demás teléfonos que tenemos en el mercado, pero al mismo tiempo nos trae mucha de las cosas positivas que teníamos con los teléfonos abatibles de hace un par de décadas.

Una vez abierto tenemos todas las ventajas de un teléfono convencional, pero lo podemos cerrar y conseguir que sea la mitad de alto. Al quedar la pantalla en el interior, siempre estará protegida. Para conseguir esto hay dos puntos críticos que nadie había resuelto también como lo ha hecho Samsung:

bisagra
  • El diseño de la bisagra, que es una obra muy complicada de ingeniería, ya que permite mantener la apertura en diferentes ángulos. Al mismo tiempo cuenta con un sistema de protección ante el polvo y golpes que aparece o desaparece al cerrar o abrir el teléfono.
  • La pantalla en sí es el otro milagro tecnológico del teléfono, ya que permite que se consiga la flexibilidad del conjunto, sin por ello tener que perder calidad o resistencia. Para que se vea también como cualquier teléfono AMOLED de última generación se emplea un tipo de cristal ultradelgado que consigue la flexibilidad de un plástico.

¿Cuáles son los beneficios? Entra en escena Flex Mode

flex

Claramente el principal beneficio de un teléfono así es que cuando se pliega su forma cambia hacia un tamaño más fácil de guardar, pero también deja protegida la pantalla principal en el interior. No vamos a encontrar una pantalla de 6,7 pulgadas que ocupe menos espacio, ni tampoco una sensación de protección tan alta.

El punto a favor más importante viene de la mano de una simbiosis entre hardware y software, se llama Flex Mode. El sistema de bisagra permite que la pantalla quede en diferentes ángulos de apertura, con ello podemos conseguir modos de uso imposibles en un teléfono “plano”.

Samsung ha sabido sacarle partido a esta posibilidad, creando una interfaz y funcionalidades que lo aprovechen. Una buena prueba de ello la tenemos a la hora de tomarnos selfies o hacer una videollamada, pudiendo dejar el teléfono apoyado en una de sus mitades, con la pantalla plenamente operativa:

Galaxy Z Flip, un teléfono de gama alta

Es muy fácil dejarnos llevar por la particular flexibilidad del teléfono y olvidarnos de que realmente estamos ante un producto de gama alta. Con él se puede hacer cualquier cosa que se hace con un Galaxy S20, con potencia y cámaras de un nivel realmente alto.

En este sentido podemos estar muy tranquilos, a pesar de sus formas tan especiales, dentro hay un teléfono tan potente como un Galaxy S10: un poderoso chipset Snapdragon 855+, 8GB de RAM, 256GB de almacenamiento en formato UFS 3.0. No creo que nadie tenga objeción al respecto, hay teléfono para varias temporadas.

galaxy-z-flip_box_img_clear_ta9

¿Qué pasa con la autonomía? Obviamente no es un teléfono con tanto espacio como un S10 o S20, sus particulares formas le condicionan a contar con una batería de 3.300mAh, que para el tamaño del producto está bastante bien.

El hardware y software consiguen sacarle buen rendimiento, tenemos para hacer un uso extensivo durante una jornada completa. Otro punto interesante es que el Flip cuenta con soporte para carga inalámbrica y carga inversa de otros dispositivos.

Tenemos una pantalla frontal

pantallafrontal

¿Si la pantalla queda en el interior cómo vemos las notificaciones? Samsung ha tenido una buena idea sin romper demasiado el limpio diseño del teléfono cuando queda cerrado: una pequeña pantalla en el frontal.

Junto a la doble cámara principal tenemos la citada pantalla, con una pulgada de tamaño. En ella tendremos información como la hora, el porcentaje de la batería, incluso notificaciones. Es táctil, por lo que podremos realizar algunas opciones desde ella, como saltar canciones o leer un mensaje.

¿Cómo son las cámaras?

Otro apartado que para nada ha sido descuidado por tratarse de un teléfono diferente, todo lo contrario. No es el máximo nivel que podemos encontrar en el Galaxy S20, pero vamos a quedar más que satisfechos.

En primer lugar tenemos que saber que contamos con una configuración de cámaras dual, ambas de 12 megapíxeles. La principal con una visión estándar, la segunda con un gran angular de 123 grados.

Cuenta con un modo de funcionamiento nocturno, que incluso se puede utilizar en hyperlase, podéis verlo en funcionamiento en el siguiente vídeo. También podemos guardar las imágenes en formato RAW.

Entre las opciones de Flex Mode también podemos introducir a las cámaras, ya que el teléfono se puede quedar de pie como un trípode y cambiar el ángulo con la flexibilidad del cuerpo.

En el frontal, mejor dicho, cuando abrimos el teléfono, tenemos una cámara de 10 megapíxeles para los selfies y videollamadas.

No tengas dudas con la resistencia

Es posiblemente el punto que más incertidumbre deja en este nuevo tipo de dispositivos flexibles. ¿Son menos resistentes?¿Cuántas veces se puede doblar una pantalla? Samsung nos proporciona cifras de pruebas de durabilidad y la lógica dice que no vamos a llegar a esos números en el ciclo de vida del teléfono.

200.000 veces es lo que vamos a poder doblar la pantalla antes de que algún problema pueda surgir. Podemos poner el foco en ese número, pero de la misma forma tendríamos que ser exigentes con la vida real de una batería en un teléfono móvil, que claramente va deteriorándose con el tiempo.

Samsung Galaxy Z Flip, ahorra hasta 145 euros con Yoigo

yoigo2

El Galaxy Z Flip es el mejor dispositivo flexible que hay ahora mismo en un mercado muy reducido y que será difícil que lleguen opciones que lo superen, ya que la tecnología para conseguir algo así la pueden trabajar muy pocas empresas en el mercado.

El teléfono nos propone un diseño totalmente diferente a lo que existe, al mismo tiempo es divertido de utilizar y práctico en el día a día. Con respecto a un teléfono de gama alta tipo, no vamos a echar en falta nada: ni potencia, ni cámaras, ni siquiera la batería es un apartado mal resuelto.

¿Quieres un Samsung Galaxy Z Flip? Está disponible con Yoigo con un descuento de hasta 145 euros al asociarlo a las diferentes tarifas:

1
22
¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!