Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Once tecnologías importantes que murieron en la última década: del reproductor MP3 al Messenger pasando por el DVD

6 min

Once tecnologías importantes que murieron en la última década: del reproductor MP3 al Messenger pasando por el DVD


No queremos entrar en el lío de cuando empieza o termina una década, lo que sí tenemos claro es que si echamos la vista diez años atrás, comprobamos que hemos dejado en el camino montones de tecnologías y compañías que prácticamente se habían convertido en cotidianas y necesarias.

La vida es así, han desaparecido delante de nuestras narices casi sin darnos cuenta, y es que han sido unos años de transformación masiva en la industria tecnológica, con una alta proliferación de todo lo que tiene que ver con móviles y redes sociales, cambiando la forma en la que nos relacionamos y consumimos.

En memoria de estas tecnologías vamos a hacer un recopilatorio en este artículo, que bien podríamos extender y crear un auténtico cementerio tecnológico, pero hemos decidido quedarnos con los 11 casos más sonados. Hay un poco de nostalgia en recordar cosas que usamos, pero también es interesante tener presente que nada es para siempre y debemos ser flexibles ante los cambios.


Los reproductores MP3

mp3

Compañeros musicales que siempre estaban con nosotros, y de buenas a primeras, desaparecen de nuestras vidas. La llegada del formato MP3 y la posibilidad de reproducirlo en dispositivos mínimos con una buena calidad y autonomía, hizo que es tipo de gadgets se convirtieran en un básico, transformando la manera en que consumíamos música: del ordenador al reproductor, listas de reproducción, miles de canciones en el bolsillo.

Había miles de marcas y modelos, de todo tipo de calidades, incluso podemos decir que Apple ayudó en gran manera a popularizar este tipo de dispositivos con sus iPods (con su propio sistema). Paradójicamente la llegada del iPhone y los smartphones en general hizo que poco a poco este tipo de reproductores fueran muriendo en favor de los teléfonos.

El formato MP3 fue declarado muerto en 2017, cuando la instituto que originalmente lo creó decidió cesar su programa de licencias. Hoy en día con las plataformas de streaming es complicado ponernos a pensar en descargar archivos de música.

Los televisores de plasma

plasma

Llegaron las teles planas para arreglarnos uno de los problemas de espacio más evidentes en el salón. Esos monstruos llamados teles de tubo fueron sustituidos por televisores con dos tecnologías bien diferentes: LCD y Plasma.

Con ambas se mejoraba la calidad de imagen en muchos sentidos, se consumía menos energía, y se conseguían hacer pantallas más grandes. Plasma era la opción calidad, también más cara, pero consiguió entrar en muchos salones, con clientes satisfechos. El problema lo tuvo cuando LCD consiguió evolucionar a mayor velocidad, en todos los niveles, siempre con un precio inferior.

Plasma prácticamente murió en 2014 pero poca gente tiene un mal recuerdo de este tipo de televisores. De hecho su orgánica forma de presentar la imagen no ha sido mejorada hasta la llegada de OLED.

Windows en tu teléfono

windows phone

El gigante de los sistemas operativos siempre lo intentó en el mundo móvil, comenzando muy fuerte en teléfonos inteligentes, pero no supo tener una propuesta que pudiera con Apple y Android. Lo más serio comenzó en 2010 con Windows Phone, con una interfaz pensada realmente para pantallas táctiles, escalable a dispositivos de todos los precios.

Para darle un empujón a su sistema realizó grandes asociaciones e incluso compró Nokia, el que era el líder histórico del negocio hasta hace muy pocos años. Crearon teléfonos muy atractivos con grandes cámaras, pero la cosa no funcionó.

Los reproductores de DVD, el alquiler

dvd

El DVD claramente supo sustituir a las cintas VHS, a pesar de ser un dispositivo más de ver que de grabar contenidos. Nos acostumbramos a ver las películas en este soporte, con sus particularidades como la delicadeza o los contenidos extra que se podían introducir. Su historia terminó sin una alternativa física: el Blu-ray es su sucesor natural, pero no se ha expandido de la misma forma.

De la misma forma que el DVD se apagó, lo hicieron los videoclubs donde inicialmente se alojaban las películas en cinta para luego pasar a ser discos. Internet nos propuso la forma de encontrar las películas tanto ilegalmente como por servicios de pago.

Los productos y esfuerzos sociales de Google

google glass

Google se ha pegado una década intentando hacer redes sociales que funcionen, atrapar a Facebook. Esos esfuerzos rara vez han surtido efecto, de Google Buzz a Google Plus, todo eran grandes servicios en opciones y originalidad, incluso crecieron inicialmente con fuerza, pero no pudieron aguantar en el tiempo.

Hemos empezado por las redes de Google pero bien podríamos haber escogido otros productos importantes de Google, que arrancan con fuerza y cuando la compañía del buscador se aburre los elimina sin compasión. Algunos realmente útiles e innovadores, nos vienen a la cabeza nombres como el lector de noticias Google Reader, las gafas Google Glass, el teléfono modular Project Ara, o el reproductor Nexus Player.

Adobe Flash

flash

El reproductor Flash se ha pegado toda una vida con nosotros, ahí dentro del navegador web, posibilitando que ejecutemos juegos online, que reproduzcamos música en streaming, incluso era el motor principal de YouTube.

Tras 20 años de vida, Adobe le ha puesto fecha de defunción: 31 de diciembre de este año, pero en la práctica podemos decir que murió hace ya bastantes meses. De cara a creadores de navegadores y desarrolladores de servicios y páginas webs, ya no es interesante.

Vine

Vine fue un éxito instantáneo cuando fue lanzado allá por 2012, proponía compartir vídeos de solo seis segundos de duración en los que sus creadores tenían que ser extraordinariamente creativos.

A Twitter le encantó la idea y lo compró, pero falló en su integración. De ahí salieron muchas estrellas de Internet que ahora viven en otros lugares como YouTube o las historias de Instagram. Vine fue cerrado en 2016.

Las aplicaciones de mensajería instantánea

messenger

Si viviste los noventa y comienzos de la siguiente década con un ordenador personal, conocerás que la principal forma de comunicación eran las aplicaciones de mensajería, donde pasábamos horas charlando: MSN Messenger posiblemente fue la principal a nivel global, pero empresas como Yahoo! o AOL también tenían las suyas.

Gradualmente fueron desapareciendo en favor de servicios como Skype o Facebook en el ordenador, y nuestra forma de comunicación fue virando completamente hacia el dispositivo móvil.


Microsoft Kinect

kinect

Irrumpió en el mercado de los videojuegos en 2010 como un elemento realmente innovador, un antes y un después en la forma en la que se interactúa con el juego, pero su recorrido fue tan meteórico como corto. Se lanzó con la consola Xbox y era una cámara infrarroja con micrófono y sensores que nos reconocían en el espacio, también nuestra voz.


Estaba demasiado enfocado a los juegos familiares y requería de un espacio amplio para funcionar, tampoco supieron sacarle un partido más atractivo, así que en 2014 Microsoft dejó de ofertarlo junto a su consola. En 2017 falleció, a pesar de que en la escena paralela se crearon muchas cosas interesantes.


Palm, precursores del smartphone

palm


Con menos presencia en nuestro país que en otros mercados, los dispositivos (asistentes PDA y teléfonos) de Palm fueron unos adelantados a su época, marcando muchas de las pautas que siguen hoy en día los smartphones.

Terminó con sus actividades entre 2010 y 2011. Pero su propiedad intelectual y nombre lo querían muchas empresas, por lo que HP la adquirió por 1.200 millones de dólares sin sacarle beneficio, luego sería LG la que compró su sistema operativo webOS, y en 2014 los chinos de TCL (Alcatel) la compraron para aprovechar la marca.


Los relojes Pebble


Pebble fue la primera empresa que lanzó un producto con una gran campaña de crowdfunding, más concretamente a través de Kickstarter. Recolectaron tanto dinero que pudieron crear un reloj inteligente y atractivo que se vendió bien: 2 millones de unidades.

Lo que los hacía especiales es que contaban con una pantalla de tinta electrónica siempre activa y de muy bajo consumo, también se conectaba vía bluetooth a un teléfono inteligente para mostrar notificaciones.

La competencia en este campo fue atroz, especialmente desde que el Apple Watch apareció en el mercado. Fitbit compró la marca y la cerró en 2016, al parecer no tiene interés en crear más productos.

Imágenes | Phil Hearing | Oleg Sergeichik

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!