Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

OLED es la tecnología de pantalla que todos quieren en el móvil: 2019, el año del sorpaso al LCD

5 min

Los nuevos teléfonos chinos y los nuevos iPhones están consiguiendo que la tecnología OLED sobrepase en producción y ventas al las pantallas LCD


En el mundo de las pantallas llevamos viviendo una rivalidad extrema entre dos tecnologías que se han apoderado de todo el mercado, hablamos de LCD y OLED. Los teléfonos móviles no son una excepción y esa misma batalla ha estado ocurriendo en nuestros bolsillos, con LCD como principal dominador al haber aparecido mucho antes a la venta.

Lo interesante de esta confrontación, al margen de decidir qué tipo de tecnología es mejor y que pantalla te gusta más, es que este año se debería producir el sorpaso de OLED a LCD. Tal y como suena, tras muchos años estando en un segundo plano parece ser que la tecnología que popularizó Samsung va a darle la vuelta a la situación, o está muy cerca de conseguirlo.

¿De qué estamos hablando? Pues hablamos de que se produzcan y vendan más teléfonos con pantallas OLED que con pantallas LCD. De hecho hay estudios como el de IHS Market que ya aseguran que esto ocurrió el año pasado. Otros como Newzoo afirman que todavía queda un poco para empatar. Sea un poco antes o un poco después, el cambio se está materializando.

Es complicado encontrar cifras muy actuales de mercado, pero un dato que nos puede servir para darle valor al cambio es que a julio de 2018 ya había en funcionamiento más de mil millones de teléfonos con pantallas OLED. Podéis ver el crecimiento en la siguiente gráfica:

Captura de pantalla 2019-05-09 a las 13.27.02

OLED es una tecnología superior

Siendo objetivos tenemos que afirmar que OLED es una tecnología más moderna, con unas capacidades superiores para representar la información. ¿Por qué? La forma en la que se dibujan los píxeles, con iluminación propia por cada uno de ellos, nos ofrece más calidad que el sistema de retroiluminación por zonas de un panel LCD. Está demostrado que son más eficientes energéticamente, ligeras y delgadas, valores muy importantes en un dispositivo móvil.

Pero la realidad de mercado es otra muy distinta, los fabricantes de pantallas LCD han estado evolucionando tanto sus diseños que hasta hace relativamente poco las cosas estaban muy igualadas. La prueba más importante de esto es que Apple aguantó bastante tiempo sin pasarse a pantallas OLED, consiguiendo excelentes resultados con paneles LCD de máxima calidad en sus iPhones.


Como el resto del mercado de gama alta, la firma de la manzana ya tiene pocas dudas de que hay que optar por OLED. Lo interesante que se empezó a producir el año pasado y este 2019 se confirma es que los fabricantes han conseguido hacer rentable la tecnología en productos más asequibles, por eso no es difícil encontrar un teléfono de gama media - incluso de acceso - con un buen panel OLED.

lcd-vs-oled

Samsung como catalizador

Si tenemos que dar crédito a este cambio de tendencia sin duda tendríamos que mirar hacia los coreanos de Samsung, principal valedor de la tecnología desde que los teléfonos Galaxy S aparecieron - allá por 2009 - en el mercado. En la casa asiática prefieren darle personalidad al asunto y bautizan a sus pantallas como AMOLED, pero no nos liemos, OLED y AMOLED son la misma cosa.

Samsung no solo se contenta con poner OLED en sus teléfonos, también es el principal fabricante de este tipo de pantallas a nivel mundial, a pesar de que ya hay bastantes competidores en China que quieren hacerle sombra. Teléfonos de Apple, Meizu, Lenovo o ZTE utilizan pantallas OLED desarrolladas por Samsung.

Veamos como le comen terreno: en julio de 2018 los teléfonos Samsung suponían el 70,5% de los teléfonos con pantalla OLED en el planeta. Suena potente, pero la cifra no para de caer: 80,6% en julio de 2017 y 87% en el mismo mes de 2016. El mercado se va repartiendo, todos quieren OLED.

samsnug

Apple se cambió al OLED

Le costó hacer el cambio, pero Apple adoptó por primera vez la tecnología OLED con el iPhone X, en septiembre de 2017. Como era de esperar esto supuso un empujón muy grande al OLED, que se incrementó en los siguientes años al aparecer los iPhone XS y XS Max utilizando la misma tecnología.

El futuro de Apple parece ligado a OLED, pero todavía existe un modelo en el mercado que cuenta con pantalla LCD, que es el más “asequible” iPhone XR. Todos los rumores apuntan a que este año seguirá siendo así, pero en 2020 cambiará a OLED como el resto de sus hermanos de catálogo.

Teléfonos más antiguos pero que todavía siguen en el mercado con buenas cifras de ventas, como el iPhone 8 y 7, cuentan con paneles LCD, pero son modelos que tienden a desaparecer.

photo-1547479118-c0420fcba93a

El poder de China

Las marcas chinas OPPO y Vivo son, después de Samsung, las principales fabricantes de teléfonos que utilizan pantallas OLED. Las dos forman parte del mismo grupo y a mediados del año pasado ya representaban la quinta parte de los teléfonos OLED que se vendieron al mercado.

¿Quién las fabrica? Pues además de Samsung hay un gran producto en China que se llama BOE Technology, que sirve sus pantallas al gigante Huawei, más concretamente a los modelos Mate 20 Pro.

Desde Corea del Sur también tenemos a un competidor fuerte para Samsung, se trata de LG, que decidió enfocar su producción a grandes tamaños, es decir, televisores. Actualmente su producción para móviles es baja pero tiene los medios para convertirse en pocos meses en un gran productor.

photo-1458546450666-ebb1e605853f

Todavía hay vida para el LCD

Vale, OLED está creciendo en popularidad y ventas, pero LCD sigue siendo una tecnología más asequible, más barata de producir. En definitiva, vamos a seguir viendo convivir las dos tecnologías durante bastante tiempo.

El año pasado y parte de este LCD se presenta todavía como una solución ideal para teléfonos de gamas inferiores, especialmente ideados para mercados gigantes y emergentes como India.

Las pantallas flexibles quieren OLED

THT-banner-@2X

Al margen de críticas y problemas que van apareciendo sobre los nuevos productos, es una realidad que este 2019 es el primer año en el que se podrá comprar un teléfono con pantalla flexible. Principalmente lo van a ofertar Samsung y Huawei, a un precio muy alto, pero ahí está para el que pueda y quiera jugar con la posibilidad.

La única forma de conseguir construir un teléfono que se pueda plegar es usando paneles OLED, así que además de otra ventaja sobre LCD, también es un camino nuevo que se abre que una de las dos tecnologías no va a poder continuar.

Imágenes | Tim Gouw | Daniel Korpai

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!