Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

¿Cuál es el mejor kit de robótica para principiantes?

6 min

En esta guía analizamos los kits de robótica más chulos para dar tus primeros en este mundo sin que te estalle la cabeza


Tanto si tienes cierta experiencia y conocimiento, como si a día de hoy piensas que Arduino es el nombre de un señor mayor de tu pueblo, experimentar con robots está al alcance de tu mano.

Te presentamos cuatro de los kits de robótica más interesantes para principiantes y aficionados. Son la mejor forma de iniciarse en el mundo de la robótica, ya que incluyen los elementos e instrucciones necesarios para crear, diseñar y programar tus propios autómatas completos. Pero estos kits también te asegurarán una experiencia de diversión y aprendizaje adaptada a tu nivel, sin necesidad de tener un doctorado en el MIT.

OLLOBOT PLAY 700 de Robotis, sencillo y rápido de construir si eres de aquellos que se dan por vencido a la primera

Vamos a empezar fuerte, Ollobot Play 700 de Robotis es un kit que está recomendado para niños a partir de 8 años. Si ellos pueden, tú también, ¿no? El Ollobot Play de Robotis ofrece todo lo que un primerizo espera de un kit de iniciación y lo presenta de la forma adecuada, para evitar encontrarse con experiencias tortuosas y que la caja acabe en el fondo del armario. Por unos 100€ podrás construir de forma sencillísima 4 diseños diferentes de robots y, a partir de ahí, valerte de una app interactiva y gran cantidad de piezas compatibles para dar rienda suelta a tu creatividad.

Tus invenciones podrán ser totalmente autómatas o estar dirigidas desde tu móvil y, a medida que vayas aprendiendo, podrás ampliar sus funcionalidades a través de un entorno de programación visual basado en Scratch. Si este es tu primer pasito en el mundo de la robótica, no le mires mucho el diente y prueba a regalarte este kit.

Ollobot Play 700 de Robotis

Ollobot Play 700 de Robotis

BQ Zum Box, el orgullo nacional de la robótica

Por algo más de 100 euros puedes apostar por un producto fabricado en España para aprender tecnología con toda la familia, como el Zum Box de BQ.

Con este kit no solo podrás construir robots, sino también inventos y juegos electrónicos. Una vez montados, podrás escribir las funciones que quieres que obedezcan tus criaturitas con una plataforma sencilla y gratuita de programación por bloques de la propia marca, así te aseguras una compatibilidad perfecta. Y, tranquilo, que para empezar a disfrutarlo no necesitas saber más códigos que el pin de tu tarjeta.

Zum Box de BQ

Zum Box de BQ

Además, si tienes una Impresora 3D de BQ también podrás diseñar, personalizar e imprimir divertidas carcasas para tus printbots. ¿A qué estás esperando?

LEGO Mindstorms EV3, flor y nata de la robótica para aficionados

Hablar de kits de robótica sin hacer mención al LEGO Mindstorms podría considerarse una herejía, ya que se trata de uno de los sets más conocidos y completos del mercado. Su precio es algo elevado comparado con otros kits (se puede conseguir por unos 400€) pero, a cambio, ofrece la experiencia única de conectar robótica con los productos LEGO, en una gama que tiene ya casi 20 años de historia. Por si alguien no se ha enterado, Mindstorms se basa en el sistema de construcción LEGO, una fórmula que nunca falla para reconectar con tu niño interior y que aumenta exponencialmente cualquier posibilidad creativa que se te pase por la cabeza. Si jugabas con estas piezas en su día, seguro que todavía te acuerdas del dolor al pisar una de ellas descalzo, así que anda con ojo, ¡que son casi 600!

Mindstorms EV3 de Lego

Mindstorms EV3 de Lego

La parte programable del robot, lo que vendría a ser su cerebro, se llama Brick y viene incluido en el pack junto a los motores, sensores y todas las demás piezas necesarias para crear el autómata que se te ocurra. Podrás controlar tu creación desde una app en tu dispositivo móvil y extender sus funcionalidades programando de una forma fácil, rápida e intuitiva sin necesidad de picar ni una sola línea de código. Si Mindstorms no es el kit definitivo para cualquier niño grande, se acerca mucho.

VEX IQ de HEXBUG: que sea tu imaginación y no tu bolsillo tu único límite.

Dicen las malas lenguas que el VEX IQ es la alternativa al LEGO Mindstorms por un precio más asequible. Por algo menos de 350€, puedes tener este kit que incluye 750 componentes, entre ellos una pantalla LED táctil y 12 puertos inteligentes, que te permitirá construir un robot totalmente personalizado con tantos brazos y ruedas como puedas imaginar. Con una cantidad tan ingente de piezas encontrarás sensores de color, proximidad, led, rotación… y aunque no incluye un sensor que te avise cuando te quedas dormido viendo la tele, te prometemos que ese invento lo podrás construir.

VEX IQ de HEXBUG

VEX IQ de HEXBUG

Para dar vida a tus creaciones con Vex IQ, dispones de una potente capa de programación basada en C. Mientras te secas el sudor frío que ha recorrido tu frente al escuchar “basado en C”, te informo que no tendrás que picar código, existen diferentes soluciones de software, como RobotC o Modkit, con las que podrás generar instrucciones para tus autómatas de una forma totalmente visual y desde tu dispositivo móvil.

Vex cuenta con una comunidad de usuarios muy activa, por lo que podrás encontrar fácilmente soporte e información detallada para tus proyectos. Además, todos tus droides serán compatibles con los populares microbots de pelea HEXBUG Creatures, poniendo el ejército de clones con el que siempre soñaste al alcance de tu mano.

A simple vista puede parecer más sencillo que los anteriores, pero no te dejes engañar por su tamaño, ya que Ozobot, este pequeño robot hace uso de todo el potencial de Google Blocky, el lenguaje de programación visual del gigante de Mountain View, para llevar sus funcionalidades casi hasta el infinito. Cabe en la palma de la mano, lo que permite que puedas llevarlo contigo a todos lados y tener tu minuto de gloria en la oficina presumiendo de un nuevo amigo calvito y brillante.

Puedes encontrar este simpático autómata en una versión básica, Ozobot Bit, por unos 50€ y otra con funcionalidades extendidas, Ozobot Evo, por menos de 85€. Con ambas podrás disfrutar de una de sus principales funcionalidades: hacer que tu robot reaccione y ejecute las órdenes que tú le definas, dibujando bloques de color y trazos sobre cualquier superficie plana. Con un rotulador negro puedes marcarle el camino a seguir, y con diferentes combinaciones de colores harás que gire, se pare, de un pasito adelante, otro pasito atrás, o te baile La Lambada.

El nivel de complejidad que quieras darle al comportamiento de tu Ozobot es programable a través de una aplicación para navegador y, en el caso de la versión Evo, también en tu móvil. Este último incorpora más luces LED y un altavoz, pero ambos son totalmente compatibles con las Evo Skins, unas carcasas exteriores que permiten dotar de más personalidad a tu droide. Si en su día le cogiste cariño al Tamagotchi, el Ozobot viene dispuesto a llenar el vacío que dejó en tu corazón aquel huevo de pantalla pixelada.

En definitiva, si siempre quisiste tener un pequeño robot que te reciba al llegar a casa, ahora puedes hacerlo realidad. Crear tus propios robots es más sencillo de lo que nunca imaginaste.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!