Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Cómo convertir tu teléfono en toda una consola portátil

7 min

En forma de accesorio es posible añadir un mando de control excelente a tu teléfono, también puedes optar por usar uno convencional de forma inalámbrica


¿Convertir tu teléfono en una consola portátil? Es más una cuestión de que la industria se ponga de acuerdo que de tecnología, ya que el hardware interno que tiene un teléfono móvil actual es muy poderoso para desarrollar videojuegos, incluso en las gamas más bajas, y en lo que respecta a la pantalla, encontramos los mejores paneles en esos terminales que siempre llevamos encima.

Los ingredientes para crear una gran consola portátil están ahí. Por no hablar de la conectividad que ofrece un dispositivo siempre conectado, o la autonomía tan importante que están consiguiendo los fabricantes en un gadget tan pequeño. Entonces, ¿dónde encontramos los principales inconvenientes? Principalmente en el control.

La gran diferencia entre jugar a algo y jugarlo muy bien la tenemos en el sistema de control. Vale, la pantalla táctil es muy interesante para juegos casuales, pero implica colocar los dedos sobre la pantalla y no podemos replicar los botones físicos o pads direccionales de un buen mando de consola. ¿Solución? Añadirle uno.

1

En este artículo os vamos a hablar sobre sistemas de control que se adhieren a tu teléfono para hacerlo más capaz en el mundo de los videojuegos, también de mandos independientes que son compatibles, incluso vamos a conocer teléfonos que han sido diseñados especialmente para jugar:

Integrando el mando

Si quieres que tu teléfono tome forma de Nintendo Switch, o algo parecido, existen una serie de mandos que se acoplan a los laterales del teléfono en formato apaisado, os vamos a enseñar algunos conocidos para que os hagáis una idea de lo que proponemos, pero hay muchas marcas trabajando esta idea:

GameVice controller

2 (1)

Disponible tanto para Android como para iPhone - incluso hay versión iPad - este mando ofrece dos sticks analógicos, un pad direccional y todos los botones que vas a necesitar para cualquier tipo de juego.

Atento a las versiones, cuando vas a su web comprobarás que hay un modelo por cada teléfono importante. Va conectado a los dispositivos mediante el puerto correspondiente, por lo que toma la energía de ellos.

ipega PG-9083S

3

Otra opción similar pero que se conecta a los dispositivos de forma inalámbrica - Bluetooth - es este mando de ipega, por lo tanto lo podemos usar cualquier terminal. Su diseño retráctil permite introducir teléfonos y tablets de 5 a 10 pulgadas.

No faltan los dos sticks analógicos y toda la botonería necesaria, el mando cuenta además con una batería de 380mAh que nos da muchas horas de juego.

Razer Junglecat

4

Es el último en llegar y es el que mejor pinta tiene debido a que está creado por el especialista Razer. En la parte negativa comentar que es compatible con los teléfonos Razer y con algunos Android de Huawei y Samsung, a través de una carcasa que viene incluida.

Entre las virtudes de Razer Junglecat, pues 100 horas de batería, conexión a través de Bluetooth LE y un diseño muy cuidado con los mejores materiales. También podemos decir que está muy inspirado en Nintendo Switch.

Conectando un mando inalámbrico

La siguiente opción interesante es la de conectar un mando inalámbrico, pero un mando de toda la vida, con su estructura sólida y ninguna de sus partes separadas. Obviamente esto es una posibilidad que muchos ya tenemos a mano, y no convierte a la solución en algo tan portátil o cómodo, pero hay que tenerla en cuenta:

GameSir G5

Otra compañía bastante especializada en estas lides y para presentar uno de sus productos hemos decidido elegir el más moderno, el GameSir G5. Utiliza un sistema de sujeción para el dispositivo móvil que le vayamos a colocar y la comunicación es inalámbrica.

Lo que lo hace especial es el trackpad háptico en la zona de botones principales, un sistema orientado a usarse en juegos FPS y MOBA, pero mantiene los botones físicos a su alrededor. También llama la atención por los gatillos mecánicos.

Steel Series Stratus Duo

El Steel Series Stratus Duo es un mando ideado para dispositivos Android. Sus baterías le permiten 20 horas de juego y es posible cargar mientras se está usando. Ojo, para sujetar el teléfono - de 4 a 6,5 pulgadas - hay que comprar un grip que se vende aparte.

Lo interesante de este mando, además de su calidad, es que lo podemos usar con equipos que cuenten con conexión inalámbrica de 2,4GHz (en ordenadores con Windows y Steam) o bien con un simple toque de botón pasar al modo Bluetooth para dispositivos móviles.

Razer Raiju

5

Estamos ante un mando del máximo nivel, que podremos usar en cualquier dispositivo con garantías, pero si lo hacemos con teléfonos tendrá que ser con Android. Destaca el diseño del soporte acolchado para teléfonos con capacidad para girar 60 grados sobre el mando.

Entre sus virtudes nos encontramos con cuatro botones adicionales y configurables a través de una aplicación móvil, en ella también podremos ajustar cosas como la sensibilidad de los sticks o establecer atajos. La autonomía es de 23 horas.

8BitDo Zero


Como última opción os presentamos a Zero, un mando de control minúsculo, diseñado en el límite para ser cómodo pero también que podamos llevarlo siempre encima sin que sea una molestia. Está firmado por los especialistas 8Bitdo.

6

De nuevo es solo compatible con Android en lo que respecta a dispositivos móviles. Su autonomía es de 18 horas de vida. Eso sí, es mucho más sencillo que sus competidores, con un pad direccional y ocho botones.

Siempre puedes usar los mandos de Xbox y PlayStation

7

Tanto con el Dualshock como con el mando de Xbox es posible jugar, así que puede que la solución ya la tengas en casa, y es que las últimas versiones de iOS y Android facilitan mucho la conexión de estos mandos con los teléfonos y tablets.

Os recordamos que esos estupendos mandos funcionan a través de Bluetooth. Comentar que para rizar el rizo solo nos hace falta hacernos con un clip o soporte que lo anche a la parte superior del mando. Nyko tiene un soporte para esos dos mandos.

También existen los ‘teléfonos Gaming’

Hemos visto que hay accesorios bastante interesantes para mejorar el nivel gaming de nuestros teléfonos, pero es que hay teléfonos que están directamente diseñados para jugar. Ya sea por especificaciones, diseño, o por los accesorios incluidos:

Asus Rog Phone 2

El teléfono de ASUS fue el primero en usar el Snapdragon 855 en su versión Plus, un chipset potenciado en velocidad tanto de CPU como de GPU. No solo eso, le colocan 12GB de RAM, hasta 512GB en almacenamiento UFS 3.0, que es el más rápido.

A sabiendas de que esto es para jugar, ni más ni menos que 6.000mAh de batería. La pantalla OLED también acompaña ya que es de las únicas que cuenta con un refresco de 120Hz. Un portento hecho para jugar y que hace honor al nombre de la familia Rog.

Este ASUS Rog Phone 2 también es interesante por sus accesorios, donde encontramos desde mandos de control a cada lado, al estilo Switch, como una pantalla adicional o una carcasa con refrigeración basada en ventiladores.

Nubia Red Magic 3S

8

Como el modelo anterior, el Nubia Red Magic 3S apuesta todo por la potencia. Repasando especificaciones importantes vemos que aquí también hay un Snapdragon 855 Plus, la memoria RAM puede ser de 12GB y la batería llega hasta los 5.000mAh, algo ideal para muchas horas de juego.

La pantalla en esta ocasión es de 90Hz. Si echamos un vistazo al terminal, vemos que su diseño juega a llamar la atención de los clientes que apuestan por ordenadores y periféricos gaming muy llamativos.

Como sus compañeros de artículo, este teléfono ha sido rodeado de todo tipo de accesorios que mejoran la experiencia de juego. No falta el mando de control integrado, ni los soportes.

Xiaomi Black Shark 2 Pro

Xiaomi no iba a ser menos y también tiene teléfonos gaming, que saca de su línea tradicional y bautiza como Black Shark. Son dispositivos muy llamativos en colores y diseño, con todo tipo de accesorios, como era de esperar: carcasas, soportes o mandos inalámbricos integrados.

Su valor frente al resto está en ofrecer mucho por menos, y es que el Black Shark 2 es todo un portento en especificaciones, destacando el Snapdragon 855 Plus con 12GB de RAM, aunque aquí la pantalla se queda en 60Hz y la batería en 4.000mAh.


Antes de terminar no podemos olvidarnos de que el teléfono móvil puede convertirse en una de las plataformas más interesantes para el juego en la nube, ya que propuestas como Google Stadia solo nos piden que tengamos una buena pantalla y una buena conexión. Tener un buen mando de control se va a volver una prioridad en próximos años.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!