Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

La renovación del acelerador de hadrones y otras novedades del CERN para este año

5 min

Tecnologías que hasta hace poco nos hubiesen parecido sacadas del cine de ciencia ficción, cada vez parecen más cerca de involucrarse con nuestro día a día.


Sirvió para descubrir el bosón de Higgs y se insinuó que su funcionamiento provocaría un agujero negro que te engulliría. ¿Por qué el fin del mundo se relaciona con el mayor destructor de átomos del mundo? ¿Cómo funciona el acelerador de partículas más laureado del planeta? ¿A qué se debe su importancia? Descubre qué es el gran colisionador de hadrones y las últimas noticias del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). Aquí tienes todas las respuestas.

¿Qué es y cómo funciona el acelerador de hadrones?

El gran colisionador de hadrones es un acelerador de partículas. Están impulsadas desde dos puntos y alcanzan una velocidad prácticamente igual a la de la luz gracias a esa aceleración. En esta especie de microscopio gigantesco, los científicos detectan nuevos fenómenos físicos cuando impactan las partículas. Estas chocan entre sí más de 600 millones de veces por segundo. Además, generan cada año más de diez millones de gigabytes en datos. Estas colisiones se producen gracias a los anillos que se cruzan en la estructura.

La gigantesca obra de ingeniería diseñada para experimentar con partículas subatómicas está ubicada a cien metros bajo tierra. Concretamente, en un túnel de 27 kilómetros emplazado en la frontera de Francia y Suiza. Allí, más de 1200 imanes dirigen las partículas de protones.

¿Por qué es tan importante?

Para comprobar su relevancia, tan solo debes recordar los descubrimientos que han sido posibles con su construcción. Este complejo de anillos permitió resolver el gran enigma de la física: la existencia de la partícula elemental. Es decir, la que explica el origen de la masa en el universo. Y es que, los experimentos efectuados en el colisionador condujeron al descubrimiento del bosón de Higgs, partícula esquiva hasta hace poco más de un lustro. Como sabrás, esta hazaña mereció el Premio Nobel.

En este particular túnel se ha probado también la existencia de la exótica pentaquark (compuesta por cinco quarks). Asimismo, gracias a él hemos conocido la Xicc++, que mantiene unida a la materia.

¿Por qué se relaciona con el fin del mundo?

Hace una década surgieron ciertas teorías catastrofistas en torno a la reactivación del gran colisionador de partículas. Diversos medios llegaron a publicar que, con su puesta en marcha, el laboratorio tendría un 75% de probabilidades de extinguir el planeta.

Estas conjeturas estarían basadas no en la lógica, sino en el miedo. Se llegó a decir que una materia extraña transformaría el planeta en una estrella de neutrones. También, que un inmenso agujero negro nos tragaría. Lo que sí es cierto es que los científicos manifestaron que se crearían miniagujeros negros, pero que se desintegrarían en una fracción de segundo. Los agoreros alimentaron este dato para crear estas ideas negativas.

¿En qué punto se encuentra?

Debes saber que actualmente el acelerador de hadrones vive su segundo apagón (desde principios de diciembre de 2018). El primero tuvo lugar entre 2013 y 2015 con el fin de realizar mejoras en la estructura. Aunque es cierto que la actividad también se paró en 2016. ¿Sabías que se produjo un cortocircuito causado por una comadreja que saltó la valla?

Esta vez, el acelerador estará desconectado hasta la primavera de 2021 para acometer su mayor renovación en esta década de existencia. Entre otras cosas, se modificarán los inyectores. Esto permitirá la circulación de haces de partículas mucho más potentes. Los aceleradores lineales se reemplazarán, así como uno de los detectores de cálculo. Asimismo, otros sectores de esta especie de pista electromagnética serán sometidos a actualizaciones.

Con esta transformación se prolongará la vida útil del acelerador y se incrementará la luminosidad (entre cinco y siete veces). Se espera que doce años después de estas obras, el colisionador registre diez veces más de datos que en ese tiempo.

Quizá con estos arreglos las nuevas partículas que aparezcan puedan dar respuesta a otros de tus interrogantes. ¿Por qué el universo no está formado por antimateria? ¿Qué ocurre en el centro de un agujero negro?

Más allá del gran colisionador de hadrones

Y mientras el acelerador de partículas o hadrones permanece desconectado, los físicos del CERN siguen trabajando. 2019 servirá para cocinar futuros proyectos y para materializar otros. Diseccionamos a continuación algunas de sus novedades:

1. Primera radiografía en 3D y en color

El CERN ha colaborado con la corporación neozelandesa MARS Bioimaging en producir la primera radiografía en 3D y en color. Esta tecnología, para la que se han necesitado dos décadas de investigación, vio sus frutos en los primeros días de 2019. El sistema, basado en el chip Medipix 3, facilita los análisis médicos y permite realizar diagnósticos más precisos.

2. Investigación sobre el problema cosmológico del litio

Los modelos sobre el Big Bang indican un dato revelador. En ese instante se produjo una abundancia de litio-7 tres o cuatro veces superior a la determinada mediante observaciones astronómicas. Los expertos del laboratorio europeo no han resuelto el misterio sobre dónde fue a parar. Eso sí, en este 2019, profesionales de los grupos n_TOF e ISOLDE se centran en descartar posibilidades. ¿Cómo? Estudiando las maneras con las que podría eliminarse el berilio, un elemento precursor del litio.

3. Simposio europeo en Granada

2019 sirvió también para sentar las bases de las próximas pretensiones del CERN. Granada fue en mayo la sede del simposio que se celebra cada siete años. En este encuentro de los investigadores europeos de partículas más reputados se diseñan las futuras líneas de actuación. Se han presentado 20 propuestas. Entre ellas figuran las que tienen que ver con la búsqueda de la materia oscura o con la cromodinámica cuántica. También se ha planteado estudiar el desequilibrio entre materia y antimateria.

Como ves, 2019 será un año importante para el laboratorio de investigación nuclear ubicado en Ginebra. El acelerador de hadrones se toma un descanso, pero los físicos del laboratorio de partículas continúan a la carga. De hecho, tienen por delante el análisis de numerosos datos recogidos entre 2015 y 2018. ¿Sabías que los contenidos del archivo equivalen a mil años de transmisiones ininterrumpidas de vídeo? Mientras los investigadores diseccionan la información, la denominada 'máquina de Dios' se toma un respiro... hasta la primavera de 2021.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!