Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

El universo de la programación para niños: las herramientas más populares

7 min

Tu sobrino puede ser el próximo Bill Gates y tu hija la sucesora de Elon Musk... ¿Cómo? Con una aventura que empieza justo aquí...


¿Eres consciente de la popularidad que atesora hoy la programación informática para niños? Se trata de una circunstancia lógica, teniendo en cuenta que hablamos del lenguaje actual más universal. Los conocimientos sobre programación, sea de ordenadores, de videojuegos o de robótica, resultan indispensables. Les permiten a los pequeños diseñar páginas webs o crear sus propios robots.

La estrecha relación de las nuevas generaciones con las tecnologías desde bebés les facilita el aprendizaje. Pero ¿cómo iniciarles en la programación? ¿Cómo saber cuál es la aplicación o instrumento que necesita tu hijo según su edad? Descubre las claves, comenzando por los pros y los contras.

Ventajas y desventajas de aprender a programar en edad infantil

Se podría pensar que "para luego es tarde" y que cuanto antes comiencen a programar tus hijos mejor que mejor pero... ¿Qué hay de cierto en ello? Si bien gigantes como Lego intentan adaptarse a la era digital y Nintendo a las manualidades, la duda sobre cómo compaginar la tecnología y la diversión en los próximos Elon Musk siempre está allí.

Las ventajas de la programación para niños

Las bondades de la programación para niños son numerosas, empezando por la diversión que generan las actividades. Estos lenguajes aleccionan para buscar soluciones a problemas complejos. Asimismo, fomentan la creatividad y favorecen el pensamiento abstracto. Por otro lado, con estas aplicaciones aprenden a pensar de manera ordenada y con lógica.

No olvides que, además, estas lecciones resultan necesarias porque sientan las bases del futuro profesional de las nuevas generaciones. En este sentido, la robótica y la informática incrementan su protagonismo en el mercado laboral. Las grandes empresas seguirán buscando expertos en estas disciplinas, y cada vez con mayor asiduidad. Por eso, tanto la programación robótica para niños como la informática son fundamentales no solo para su presente. También para su futuro.

Las desventajas de la programación para niños

Los inconvenientes tienen más que ver con la mala elección de las herramientas. Por ejemplo, un niño de cinco años no debe iniciarse en este mundo con la plataforma Tynker, que después veremos. ¿La razón? A esa edad es cuando se empiezan a formar las capacidades lectoescritoras. El mencionado sistema está indicado para niños en torno a los ocho años, con esa cualidad ya desarrollada. Esta selección errónea puede provocar frustración en los pequeños, al sufrir por su incapacidad para entender las tareas. El equilibrio sería dejar que los niños sean, ante todo, niños, y que sus juegos y su imaginación se sirvan de la tecnología sin canibalizar la creatividad y el desarrollo de sus habilidades naturales.

Otra de las desventajas del aprendizaje de la programación en niños, tiene que ver con el enganche que producen estas aplicaciones. Dedicar demasiadas horas a la programación de videojuegos para niños puede ser contraproducente. Esa exposición prolongada aleja a los pequeños del contacto físico con sus iguales. Y, como sabes, fomentar las relaciones interpersonales resulta primordial en edades tempranas.

¿Hay una edad ideal para aprender a programar?

¿No quieres que tu hijo se quede rezagado? Lo aconsejable, según algunos especialistas, es introducir a los pequeños en este apasionante mundo a los tres años, eso sí, sin que dejen de ser niños. Esto quiere decir que la intención nunca debe ser la de exponer a un niño de tres años a dispositivos electrónicos o intentar que creen un código. Se trata, en todo caso, de entrenarles en el razonamiento lógico en el que años más tarde basarán su criterio como programadores. Este entrenamiento puede consistir en juegos con bloques, como los Lego de toda la vida, por ejemplo. Es decir, no estaríamos hablando de programación propiamente dicha, sino de algo parecido al pensamiento computacional.

Es a partir de los siete años cuando se opta por herramientas más potentes, eso sí, siempre desde la lógica de que el niño siga siendo niño, sin que la programación represente una obligación o canibalice el tiempo de socialización y juego. Existen aplicaciones y lenguajes de programación indicados para cada etapa. El fin es el desarrollo de las habilidades más características de cada edad. Te las mostramos a continuación.

Qué necesitas tener en casa para que tu hijo aprenda a programar

Antes de dejarte un pastizal en herramientas de programación para niños, conviene probar con pequeños acercamientos al mundo de los dispositivos programables e Internet. Por eso, tus básicos para que los niños de casa empiecen a aprender a programar son clave.

Ordenador para uso personal del niño

El mayor enemigo del aprendizaje es el miedo. Si tu hijo quiere probar cosas y está utilizando el único ordenador de casa o tu ordenador del trabajo, es posible que tenga miedo de estropear algo o que incluso tú, si tienes un mal día, le riñas por descolocar algunos elementos del dispositivo.

Por eso es importante para que un niño aprenda a programar que disponga de su propio ordenador, uno que no tenga miedo de estropear. No tiene por qué ser un modelo puntero comprado específicamente para tal finalidad. Puede ser o ese viejo ordenador que has jubilado después de mucho tiempo de uso o uno de bajo coste adquirido en tiendas de segunda mano. Lo importante es que tenga un formateo adecuado para que el niño no encuentre elementos que le distraigan o que no sean apropiados para su edad.

Acceso a Internet con control parental

Como norma general, el autoaprendizaje conlleva muchas horas de investigación y, por supuesto, Internet es el mayor proveedor de información del mundo. Por ello, el ordenador que tu hijo utilice para aprender a programar debería tener acceso a Internet.

Eso sí, no todo vale. Por un lado, debes garantizar que en casa tengáis una tarifa de Internet barato y con buen ancho de banda para que no se resientan ni la factura ni la actividad online del resto de los miembros de la familia. Por otro lado, la configuración de control parental en el ordenador del niño es muy importante: tengamos en cuenta que estará buscando información en fuentes muy diversas y no será raro que llegue a sitios web con contenido poco adaptado a su edad.

Guía de herramientas para iniciar a los niños en la programación

La programación no es un campo restringido a los adultos. ¿Sabías que en países como Reino Unido o Alemania se enseña en las aulas desde los cinco años? En el sistema educativo español no existe una asignatura como tal. Quizá por eso proliferan las academias que ofrecen cursos de robótica o programación para menores.

1. Code.org

Este lenguaje potencia la habilidad lingüística y la lógica matemática y la espacial. Sus tutoriales, pensados para usuarios de unos siete años, permiten un inicio exitoso en este campo. Algunos de ellos son temáticos y se basan en películas como Star Wars o Frozen.

2. Scratch

Es la más destacada de las plataformas de programación educativa. Contiene ejercicios dirigidos a diversas edades a partir de los ocho años (aunque existe la versión Scratch Júnior, para etapas anteriores). ¡En su web se han compartido más de 14 millones de proyectos! Precisamente, el que todos los usuarios contemplen los avances es uno de los beneficios de este lenguaje visual. En la programación para niños con Scratch sobresalen los robots LEGO WeDo 2.0 y LEGO Mindstorm EV3.

3. Blockly

Esta alternativa a Scratch está orientada también a esas edades. Hablamos de una herramienta gráfica de codificación desarrollada por Google. Este sistema visual potencia la intuición y está constituido por simples comandos. Se combinan como piezas de un rompecabezas. Los resultados son exportables a lenguajes como JavaScript, Dart o XML.

4. Tynker

Son los pequeños de ocho años los que exprimen al máximo esta alternativa basada en HTLM5 y JavaScript. Con este recurso educativo es posible crear juegos sin utilizar un código fuente. Esta aplicación brinda diferentes niveles (principiante, medio y avanzado).

5. Kids Ruby

Software recomendado para usuarios de entre diez y doce años. Se basa en el lenguaje de programación Ruby, para crear webs. Los menores comienzan a ser pequeños informáticos gracias a ejercicios interactivos que conducen a la reflexión.

6. Code Monkey

Es hora de generar las primeras líneas de código ¡a los mandos de un mono que recoge plátanos! Este sistema, para participantes de entre 10 y 12 años, concede importancia al texto por encima de los bloques. Para continuar con el juego, hay que introducir el lenguaje textual indicado.

7. Code Combat

Si el menor ya cumplió 13 años, debe apostar por esta divertida plataforma. La función del personaje de este juego de rol es conseguir armas. Para lograrlo, necesitas resolver los retos de programación. ¡Los interesados fabricarán sus propias funciones en el nivel avanzado!

8. AppInventor

Con esta aplicación, los adolescentes de entre 13 y 16 años pueden crear apps y juegos arrastrando bloques. Es decir, no es necesario escribir líneas de código.

9. Arduino

Es la plataforma idónea para aprender programación, pero también electrónica. Los usuarios de 15 años lidiarán así con hardware y software a la vez. Podrán construir pequeños motores con sensores.

10. Stencyl​

Para dar forma a videojuegos avanzados resulta indispensable la experiencia previa con algunas otras apps para aprender a programar. Esta herramienta permite materializar videojuegos con gráficos 2D.

Las lecciones de robótica, de diseño de videojuegos y la programación informática son el inglés del siglo XXI. Con estos 'idiomas' los menores dejan de ser consumidores pasivos. ¿Existe algo mejor que aprender jugando?

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!