Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Internet

Influencers virtuales: los robots que lo petan en las redes sociales

2 min

La próxima generación de influencers ya está aquí y se amolda perfectamente a lo que les pidan las marcas.


Los influencers del futuro nacerán en Instagram, y no es una forma de hablar. Nos referimos a personajes creados por ordenador exclusivamente para petarlo en las redes, donde aparecen posando con ropa de marca y mostrando su estilo de vida. Dulceida y compañía, cuidado, que os ha salido competencia.

Qué no es una influencer virtual

Aunque no hay una definición oficial que los represente, cuando hablamos de influencer virtual nos referimos a personajes no humanos diseñados por ordenador que se comportan como nosotros (vamos, que no los verás comiéndose un zapato) y cuyo objetivo es triunfar como celebrities en las redes sociales.

En esta categoría no entrarían juguetes con perfiles marketinianos en Instagram o Facebook, como serían los de la Barbie (por mucho que todos hayamos querido una mansión en Malibú por su culpa). Tampoco cuentan como influencers virtuales perfiles de animales en redes sociales ya que no son humanos, pero sí existen en la realidad (aunque probablemente su vida no sea tan excitante como nos la cuentan).

Queréis ejemplos, ¿verdad? Pues aquí van unos cuantos.

@lilmiquela: La más exitosa

Miquela Sousa es considerada como la primera influencer virtual. Esta hispanobrasileña de 19 años vive en Los Ángeles (creemos que bastante cerca de la nube) y tiene casi millón y medio de seguidores en Instagram. Así, sin tener huesos ni nada.

LilMiquela

Su día a día consiste en vestir para marcas como Prada o Chanel y asistir a eventos exclusivos sin sufrir las resacas del día siguiente. Es lo que tiene estar hecha de ceros y unos. Incluso se ha atrevido a lanzar un single en Spotify llamado Hate me.

@bermudaisbae: la celosa

Bermuda es una simpatizante de Trump que nació básicamente para rivalizar con Miquela, pues en sus inicios no paraba de criticarla y llegó incluso a hackear su cuenta.

BermudaIsBae

Así, a lo tonto, Bermuda ya está cerca de los 100k. Y es que dos robots picándose en Instagram por ver quién es más famoso enganchan a cualquiera. Finalmente, todo se calmó y ambas han acabado siendo grandes amigas. ¿Triunfará este nuevo género de culebrón cibernético?

@shudu.gram: la supermodelo

Shudu nació en 2017 a manos del fotógrafo de moda Cameron-James Wilson y enseguida se presentó en las redes como modelo profesional (así, saltándose el colegio y todo). ¿Su especialidad? El modelaje 3D.

Shudu

Shudu se describe como la primera supermodelo digital del mundo y, como Miquela, al principio generó dudas sobre si se trataba de una persona real o no. Empezó llamando la atención de Fenty Beatuy, la marca de belleza de Rihanna, y a partir de allí ha despegado una carrera prometedora con 139k en Instagram.

@blawko22: el malote

Blawko, un modelo de moda urbana con aspecto de trapero que podría ser perfectamente un personaje del Grand Theft Auto, aporta el toque masculino de la ciberpandilla.

Blawko

Casi siempre sale tapándose alguna parte del rostro, no se sabe muy bien por qué, pero lo que está claro es que algo debe estar haciendo muy bien para haber seducido a las marcas y contar con 135k seguidores en Instagram.

Y, para rematar la historia, el gran giro del culebrón cibernético. Resulta que Miquela, Bermuda y el propio Blawko son…. ¡hermanos! Sí, sí, como lo oyes. Ni Pasión de Gavilanes tenía tanta trama. El responsable de los tres personajes es Brud, una agencia transmedia que se dedica a crear influencers robóticos, maniquíes a medida para las exigencias de las marcas. Estamos seguros de que la familia no va a dejar de crecer en el futuro.

DigitalInfluencers

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!