Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Por qué mi móvil Android va lento

10 min

¿Tu móvil Android te va muy lento al cargar vídeos e incluso páginas web? Tranquilo, te explicamos las posibles soluciones a tus problemas.


Vivimos en el mundo de la inmediatez en el que queremos disfrutar de las cosas al momento, por eso es tan frustrante cuando tu teléfono Android va lento, agotando la paciencia de cualquiera.

Y es que ya no estamos para tener que esperar a que se cargue un vídeo de YouTube o se corte una partida de Fortnite en el mejor de los casos. En el peor, a nuestro móvil Android le costará cargar una simple página web, o incluso actualizar las conversaciones de Whatsapp.

Razones por las que mi Android va lento

Pero, ¿por qué un móvil Android empieza a ir lento? Estos son las principales razones del desastre que vives día a día, y puede que te esté afectando una sola o varias a la vez. Échales un ojo y encuentra el problema para poder aplicar la solución que más te convenga.

Móvil Android antiguo o poco potente

Esta es la razón más obvia para que nuestro móvil Android vaya lento, pero no por ello hemos de dejar de tenerla en cuenta. Si tu móvil Android es antiguo o poco potente es normal que no pueda soportar con fluidez según qué videojuegos con gráficos muy pesados o complejas aplicaciones, que necesitan un teléfono de gran rendimiento.

Piensa que los componentes del móvil se van deteriorando con el tiempo, por lo que si lo compraste hace ya unos años y antes te iba perfectamente, puede que la razón por la que tu Android vaya lento, sea que simplemente vaya siendo hora de jubilarlo.

Batería en mal estado

Otro de los motivos que pueden afectar al rendimiento de nuestro teléfono haciendo que un móvil Android vaya lento es una batería degradada o en mal estado. Cada vez que cargamos nuestro teléfono por debajo del 70% nuestra batería se va desgastando poco a poco hasta llegar a su límite de ciclos de carga, que actualmente se sitúa entorno a los 300 y 500 ciclos de carga. Por eso, se sabe que aproximadamente a partir del primer año las baterías pierden capacidad.

Cuando alcanzan este límite, la batería seguirá funcionando, pero no nos durará tanto como cuando estaba nueva porque el desgaste ha provocado que tenga menos capacidad de almacenar energía. Es posible que algunos fabricantes, para alargar más la vida de la batería, limiten el rendimiento y la potencia del teléfono.

No reiniciar tu móvil Android de vez en cuando

Se trata de otro motivo que hace que el móvil Android vaya lento y que puede afectarte principalmente si tienes un móvil Android antiguo, ya que las últimas versiones del sistema operativo se limpian automáticamente de archivos innecesarios aunque no lo reiniciemos. Aún así, si tenemos un teléfono actual también puede ser conveniente reiniciarlo cada dos o tres semanas, ya que puede existir un problema de compatibilidad o coordinación entre algunas aplicaciones, o simplemente para limpiar la memoria de forma manual.

Hay que tener en cuenta que el reinicio del dispositivo no solucionará el problema necesariamente, ya que si la lentitud del móvil viene por una app concreta, el problema tarde o temprano volverá a aparecer.

Errores del sistema operativo Android

Otra de las causas que puede haber detrás de un móvil Android que va lento son los posibles errores del sistema operativo. Todo sistema operativo tiene errores o bugs, De hecho, las actualizaciones de Android existen tanto para mejorar aspectos, como para corregir los que dan problemas.

¿De qué tipo de errores estamos hablando? Pues, por ejemplo, que las apps en segundo plano se queden congeladas y no reaccionen o que ciertas tareas se ejecuten más lentamente de lo que deberían. También hay errores más surrealistas, como el emoji del círculo negro que circuló por Whatsapp y que, al clicarlo, bloqueaba nuestro terminal.

En la mayoría de casos, bastará con actualizar el teléfono con la última versión de Android para que este vaya más fluído, ya sea Android Pie o Android Oreo. Y es que los cambios de una versión más antigua a una de estas dos otra puede llegar a ser muy grande en cuanto a rendimiento. En este sentido, hay marcas como Sony o Nokia que suelen ofrecer las nuevas actualizaciones a pocas semanas de su lanzamiento.

Eso sí, también hay que tener en cuenta que si cuentas con un teléfono antiguo, probablemente ya no tendrás acceso a las últimas actualizaciones de Android.

Apps por las que Android va lento

Las apps también puede ser las culpables de que nuestro teléfono Android vaya lento, haciéndonos esperar más de la cuenta en cada acción. Como sucede con el sistema operativo, las aplicaciones también pueden tener bugs que afecten claramente al rendimiento de nuestro terminal. Además, éstas están continuamente activas en segundo plano, por lo que pueden ser las causantes del problema aunque no las estés utilizando.

Otra posibilidad es que la app no tenga errores, sino que simplemente esté desactualizada. Por eso, es conviene tener todas nuestras aplicaciones al día, ya que dichas actualizaciones están enfocadas en gran parte a solucionar dichos problemas. Asimismo, también puede darse el caso de que la app funcione perfectamente, pero sea demasiado potente para usarla con fluidez en el teléfono que tenemos, y esto hará que el móvil Android vaya lento.

Por supuesto, las apps maliciosas también pueden ser las causantes de que nuestro móvil no tire lo suficiente. Este tipo de aplicaciones son especialistas en avasallarnos con publicidad o robar nuestros datos mientras funciona en segundo plano. Obviamente, estas prácticas conllevan un desgaste por parte de nuestro teléfono que siempre acaba afectando a su rendimiento.

La memoria interna llena

Si un móvil Android va demasiado lento, puede que la capacidad de la memoria del terminal esté también relacionada con esta disminución del rendimiento.

No hablamos de la memoria RAM, sino del almacenamiento interno del teléfono. El hecho de llevar nuestro móvil Android con la memoria interna llena hasta los topes también provocará que vaya más lento. Vamos, como nosotros después de una buena comilona.

Cuando tenemos poco espacio interno a veces el móvil tiene que dividir los megas en varios bloques para encajarlos como sea en el espacio que le quede, casi como si estuviera jugando al Tetris, y el resultado es un ralentizamiento general del sistema.

Siempre que sea posible conviene contar con al menos un 20% de espacio libre, ya no solo para que el teléfono vaya fluído, sino también para poder instalar actualizaciones del sistema o cualquier aplicación que necesitemos.

Mala cobertura o mala wifi

Hoy en día, la mayoría de veces que usamos un móvil lo hacemos para conectarnos a Internet, ya sea a través de aplicaciones o a través de un navegador. Y, por supuesto, esto también influye en cómo de rápido vaya nuestro teléfono.

Cuando estamos conectados a la red las apps que estamos usando transmiten y reciben información para poder funcionar correctamente, y la velocidad a la que envían y reciben todos esos datos depende de la conexión de datos o wifi que estemos usando.

Por lo tanto, si nuestra wifi no funciona correctamente porque tenemos pocos megas de velocidad, o porque la señal nos llega muy débil, esto afectará a la velocidad con la que podemos usar el teléfono. Si tienes ADSL, no lo pienses más y soluciona el problema poniéndote la fibra de Yoigo.

Soluciones para un Android que va lento

Una vez identificados los principales motivos por los cuales nuestro teléfono Android va lento, es decir, no funciona a la velocidad que debería, es el momento de probar con distintas acciones para solucionar el problema.

Borra la caché y los archivos innecesarios

Cada vez que utilizamos una aplicación, ésta va acumulando datos para funcionar de forma más ágil en acciones que se repiten de forma habitual, pero cuando la caché está llena esos datos perjudican el rendimiento de nuestro terminal.

Como hemos comentado anteriormente, el propio sistema operativo ya los suele eliminar, pero si el móvil va lento no perdemos nada por hacerlo nosotros mismos.

Para ello hay que ir a “Ajustes”, luego, a “Almacenamiento”, clicamos en “Datos almacenados en caché” y finalmente le damos a “Aceptar” ante la pregunta de si queremos borrar los datos. Este proceso no tiene ningún riesgo de pérdida de información, ya que tan solo habremos borrado archivos temporales y las apps seguirán funcionando perfectamente.

Para evitar que nuestro Android vaya lento, también podemos borrar los datos en caché de una aplicación concreta, tendremos que ir a “Ajustes”, luego a “Aplicaciones” y clicar en “Borrar caché”. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con no equivocarnos de botón y clicar en “Borrar datos”, ya que entonces la app quedará como si la acabáramos de instalar, pudiendo perder información valiosa.

Luego están otras aplicaciones, como Whatsapp, que guardan por defecto todas las fotos, vídeos y audios que te mandan tus contactos, ya sea una tesis doctoral o un vídeo de gatitos, por lo que, como puedes imaginar, eso se come gran parte de nuestro espacio de almacenamiento.

Para desactivar esta opción, tenéis que abrir la app de Whatsapp y, una vez dentro, dirigiros a “Ajustes” y luego a “Datos y almacenamiento”. Dentro veréis un apartado llamado “Descarga automática”, entra en “Conectado a datos móviles” y desmarca las casillas de “Fotos”, “Audio”, “Vídeo” y “Documentos”. Luego, dale a “Aceptar”. Repite el mismo proceso para “Conectado a Wi-Fi” y para “En itinerancia de datos” y ya no se te guardarán más archivos de Whatsapp en el teléfono jamás de los jamases.

Obviamente, también puedes configurarlo según tus necesidades si, por ejemplo, solo quieres que se te descarguen con wifi, o si solo quieres que se te descarguen audios.

Desinstala apps que no usas

¿Todavía tienes la app de la universidad en la que hiciste el máster, o la de la Renfe aunque llevas dos años sin pisar una estación? Échale un ojo a todas tus aplicaciones y piensa seriamente si vas a tener que utilizarlas en un futuro cercano. Si la respuesta es un no rotundo, no dejes que sigan ocupando espacio a costa de la fluidez de tu móvil y acaba con ellas. Además, piensa que siempre estás a tiempo de volver a instalártelas, y así conseguirás que tu móvil Android no vaya tan lento.

En cuanto a aquellas aplicaciones que vienen por defecto y no se pueden borrar, siempre puedes deshabilitarlas. Así, aunque sigan estando presentes en tu móvil Android, ocuparán el mínimo espacio posible y tampoco se actualizarán.

Instala apps en versión Lite

Está claro que habrá apps a las que no puedes renunciar, ni tampoco necesitas hacerlo para que tu móvil Android vaya a una velocidad normal. Pero también es evidente que las aplicaciones pesan cada vez más debido a que muchas, como por ejemplo Facebook, tienen que soportar vídeos en alta calidad.

Ante esta situación y para evitar que tu móvil Android vaya lento, es una buena idea descargarte algunas aplicaciones en versión Lite. Estas son apps que ocupan un menor tamaño y gastan una menor cantidad de datos, habitualmente a costa de reducir alguna prestación como por ejemplo la calidad de los gráficos. Actualmente cuentan con versiones ligeras apps como Skype, Shazam, Google Search o LinkedIn.

Reinicio de fábrica

Si nada de esto te ha servido para que tu móvil Android vaya más fluído, toca reiniciar el teléfono a fondo para dejarlo limpio e inmaculado, como si saliera de fábrica.

Para ello, primero hemos de hacer una copia de seguridad con la que guardaremos todos nuestros archivos (no, tranquilo que no vas a tener que perder las fotos de todos estos años). Entra en “Ajustes”, luego en “Personal” y clica en “Copia de seguridad”. Una vez dentro de este menú, asegúrate de que el apartado “Copiar mis datos” está activo, o actívalo si no lo está.

Cuando ya tengamos nuestras apps, nuestra configuración y nuestros archivos a salvo en nuestra cuenta de Google, es el momento de darle a la esperada pestaña, “Restablecer datos de fábrica”. Dentro, te pedirá hasta dos confirmaciones más para que estemos bien seguros antes de dar un paso que no tiene vuelta atrás.

Plan Renuevo de Yoigo

Si, a pesar de restablecer los ajustes de fábrica, tu teléfono sigue yendo a ritmo caribeño, o volviéndole a instalar cuatro cosas básicas ya estás en las mismas y vuelve a ser lento como una tortuga, no hay mucho más que puedas hacer para que vuelva a ser el de siempre.

La mejor solución en estos casos será divorciarte definitivamente de aquel móvil con el que has pasado tantos años y conocer otras pantallas, otros teclados, otras marcas. Y si el confort de seguir teniendo billetitos en el bolsillo es lo que te frena, no te preocupes por en este caso el dinero no va a poder ser una excusa. Y es que, con Yoigo, tienes una variada gama de teléfonos nuevos a 0 euros. ¡Apúntate a su plan renuevo y estrena móvil a lo grande!

Como has podido comprobar, existen muchas razones por las cuáles tu móvil Android puede ir más lento de lo que debería, pero afortunadamente hay también muchas soluciones para arreglarlo. Síguelas paso a paso para intentar su reanimación, o pasa página y hazte con un nuevo móvil, que bien te lo has ganado.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!